10 buenas razones para no olvidar que eres ante todo mujer además de madre

Quien soy
Philippe Gloaguen
@philippegloaguen
Autor y referencias

10 FOTOS

10 buenas razones para no olvidar que eres ante todo mujer además de madre

ir a la galeria

Desde que te convertiste en madre, ¿sientes que te estás anulando un poco como mujer? Para recuperar el equilibrio y la serenidad, encuentra el contacto con tu verdadera naturaleza, siguiendo los consejos de...





Que levante la mano si no ha pensado al menos una vez: “Desde que soy madre me anulo como mujer”. Renuncias, unos momentos para uno mismo, ese ponerse siempre en un segundo plano, la perenne falta de tiempo que se desliza como nada en el riesgo de ser desatendido. Y en ese momento el estado de ánimo se desploma. Para recuperar la serenidad y el equilibrio, puedes intentar encontrar el contacto con tu verdadera naturaleza, siguiendo los consejos de Francesco Catona, psicólogo y psicoterapeuta, quien recientemente publicó el libro "Ansiedad y depresión - La cura está dentro de ti" (Ediciones Riza).



1 No solo mamá

Redescubrir otras caras de tu universo femenino más allá de ese rol en el que te identificas todos los días, a saber, el de madre. Esto te permite sentirte como una mujer completa. Además de madre, probablemente también sea compañera, trabajadora, amante, mujer transgresora, etc.: sacar a la superficie estas formas de ser aumenta la autoestima. Haz la prueba: ¿Qué diosa prevalece en ti?



2 Cuídate

Cuidarse a sí misma: Una mamá que se cuida a sí misma es una mujer más feliz, pero también una mejor madre. Al volverse más serena, también transmite energía positiva a sus hijos, quienes, al percibir una situación de bienestar, crecen mejor.

3 Cultiva un espacio secreto

Forjar espacios privados y secretos: el secreto es la chispa que enciende el amor. Identificar los momentos del día en que haces cosas agradables y satisfactorias sin el conocimiento de todos, preserva tus elecciones de condicionamientos y juicios y otorga un encanto inmenso, ligado al misterio de lo que hacemos en privado.

4 El otro lado del amor

Juzgarse menos: una madre, ante el amor infinito que siente por sus hijos, puede experimentar a veces sentimientos de frialdad y desapego. Es absolutamente normal, es la otra cara de la moneda de amar apasionadamente. Nunca debes sentirte culpable por esto y por todas las veces que sucede que ya no puedes tener hijos. En esos momentos lo mejor es encomendárselos a tu marido, abuela o niñera y desconectar.

5 Autonomía para niños

Dar autonomía a los niños: es muy importante, en las distintas etapas de crecimiento de los niños, enseñarles a experimentar la autonomía, incluso en las cosas pequeñas (jugar solos o cuando sean mayores, hacer los deberes solos). La simbiosis continua con la madre es, en cambio, muy peligrosa y socava su capacidad para afrontar la vida.

6 No me llames mamá

Proteger la intimidad de la pareja: mantener siempre diferenciado el papel de madre y de pareja es fundamental. ¿Un ejemplo concreto? Nunca dejes que tu pareja te llame "mamá", él debe seguir viéndote (y por lo tanto llamándote) como antes. Y debes continuar intrigandolo, todos los días. Es necesario mantener vivo a eros, juntos, en dos. Está en juego la armonía de la pareja y, en consecuencia, de la familia.

7 No dejes tu trabajo por los niños

No dejes de trabajar: una mujer puede seguir dedicando al menos una parte del día al trabajo que le gusta hacer. De esa manera se sentirá realizada e independiente. Muchos dejan sus trabajos por sus hijos, pero es un error muy peligroso. Lea Dejar de trabajar para los niños, 5 preguntas para determinar si es la elección correcta

8 Cuida tus sueños

Custodiar tus sueños sin importar tu rol como madre: ya sea un pasatiempo en particular, viajes o libros, piensa en ese sueño todos los días, nutre su imagen, aunque por el momento no puedas dedicarte a ese proyecto, te ayuda a mejorar. . Haz la prueba: ¿Qué princesa eres?

9 Cuida tu feminidad

Cuida su feminidad: una mujer que se mantiene atractiva y sexy se mantiene joven por más tiempo, no solo físicamente sino también mentalmente. Es una mujer que se queja menos y no se deja llevar. Incluso con el espíritu. Cómo reavivar la pasión en la pareja

10 Mantén a raya los kilos de más... incluso con eros

Menos kilos, más salud: una mujer que no olvida la importancia del eros engorda menos. ¿Porque? Sencillo: no descarga sus frustraciones en la comida, que muchas veces se convierte en un sustituto del placer sexual. Cuando se pierde el interés por el sexo, la comida puede convertirse en una droga, y los kilos de más se convierten también en un problema para la salud física. 13 trucos para adelgazar

También podría estar interesado en:

Madres, 10 consejos para no entrar en crisis tras el nacimiento del bebé

Ser mamá en siete pasos

42 cosas que cambian en la vida después del nacimiento de un niño

20 palabras que cambian de significado cuando eres padre

Actualizado el 03.07.2022

TAG:
  • mamá
  • mujer de belleza
Audio vídeo 10 buenas razones para no olvidar que eres ante todo mujer además de madre
Añade un comentario de 10 buenas razones para no olvidar que eres ante todo mujer además de madre
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.