Alergias y asma en el embarazo: 10 cosas que debes saber

Quien soy
Philippe Gloaguen
@philippegloaguen
Autor y referencias

Fuente: Shutterstock

Alergias y asma en el embarazo

Estornudos, nariz tapada o mocosa, picor nasal, conjuntivitis: con la llegada de la primavera, muchas personas experimentan también síntomas de unaalergia estacional. Y síntomas similares se pueden tener durante todo el año, en caso de alergias respiratorias a los ácaros del polvo, mohos o mascotas.





Pero, ¿y si una mujer embarazada se ve afectada? ¿Qué puede hacer la futura madre por aliviar los síntomas y vivir serenamente la espera?

No se preocupe: si estas enfermedades se mantienen bajo control, y existen medicamentos seguros para hacerlo, no hay problemas para la mamá y el bebé.

Aquí está todo lo que necesita saber sobre alergias en el embarazo, con el asesoramiento de Mona-Rita Yacoub, alergólogo del Hospital IRCCS San Raffaele de nuestra ciudad.

13 FOTOS

Alergia al polen: 11 consejos para proteger a los niños

ir a la galeria

Los expertos del Niño Jesús han elaborado un vademécum antipolen para proteger a los niños alérgicos. Aquí están todas las reglas para evitar estas sustancias naturales, que a partir de marzo y ...



Lea también: ¿Alergias al polen? Es mejor prevenir

En este articulo

  • ¿Qué es una alergia?
  • ¿Qué es la rinitis alérgica?
  • ¿Qué sucede durante el embarazo? ¿Las alergias mejoran o empeoran?
  • ¿Es cierto que el embarazo es un período sensible para la aparición de nuevas alergias?
  • ¿Qué hacer si tienes alergia y estás esperando un bebé?
  • ¿Se puede hacer una "vacuna" contra las alergias?
  • ¿Cómo controlar las alergias y el asma en el embarazo?
  • ¿Qué medicamentos para la rinitis alérgica se pueden usar durante el embarazo?
  • ¿Qué pasa con el asma? ¿Cuáles son los medicamentos seguros?
  • ¿Pueden ser útiles los descongestionantes nasales?

1. ¿Qué es una alergia?

Es una enfermedad caracterizada por una respuesta inmunitaria excesiva a sustancias que son inofensivas para la mayoría de las personas, como el polen, componentes de ciertos alimentos, medicamentos, metales como el níquel. En personas predispuestas desde el punto de vista genético, estas sustancias desencadenan reacciones inflamatorias que pueden afectar diversas partes del cuerpo, desde el sistema respiratorio hasta el gastrointestinal, pasando por la piel.



2. ¿Qué es la rinitis alérgica?

La rinitis alérgica es una de las formas alérgicas más comunes. Afecta a la mucosa nasal y puede ser desencadenada por diversos agentes (llamados alérgenos) presentes en el ambiente: polen emitidas en determinadas épocas del año, ácaros del polvo, mohos, epitelios de mascotas como perro, gato, pero también caballo o conejillo de Indias. Hay cuatro síntomas principales: obstrucción nasal, secreción nasal, picazón nasal y estornudos, a la que se suele añadir también la conjuntivitis: hablamos entonces de rinoconjuntivitis.

La rinitis representa un importante factor de riesgo para el desarrollo de asma, una inflamación crónica de las vías respiratorias inferiores (bronquios) que se manifiesta con sibilancias, dificultad para respirar, opresión en el pecho y tos.

La rinitis alérgica afecta aproximadamente al 25 % de la población (una de cada cuatro personas), mientras que el asma afecta aproximadamente al 6-10 % de la población.

3. ¿Qué sucede durante el embarazo? ¿Las alergias mejoran o empeoran?


Depende mucho de persona a persona y de embarazo a embarazo: en un tercio de los casos las condiciones mejoran, en un tercio se mantienen estables, en un tercio empeoran.

4. ¿Es cierto que el embarazo es un período sensible para la aparición de nuevas alergias?


“Algunas mujeres están predispuestas a desarrollar ciertas formas de urticaria hormonosensible durante el embarazo, pero estos son casos raros”, explica Mona-Rita Yacoub, alergóloga del Centro de Alergia del Hospital San Raffaele de nuestra ciudad, quien también se especializa en el manejo de mujeres embarazadas. "Con respecto a la aparición de rinitis alérgica en una mujer que nunca ha sido alérgica, el embarazo no representa un momento particular de riesgo".

Lea también: Asma de origen alérgico

5. ¿Qué hacer si tengo alergia y estoy esperando un bebé?

Lo primero que debes hacer es moverse en el tiempo, para conseguir el embarazo en las mejores condiciones posibles. Por eso, si padeces algún síntoma que te haga sospechar una alergia, es bueno que consultes a un médico alergólogo para tener todas las indicaciones específicas del caso.

En caso de enfermedad, se puede decidir iniciar terapia desensibilizante (inmunoterapia, la llamada vacuna) antes de intentar quedar embarazada. “Esto se debe a que sería mejor evitar, durante la gestación, tanto las pruebas de alergia como las etapas iniciales de la inmunoterapia, que podrían desencadenar síntomas”, apunta Yacoub.

Una vez iniciado el embarazo, la indicación básica es mantener la alergia bajo control y, más aún, el asma. Como se explica en el portal dedicado al embarazo de la Agencia Del Paesena para la droga, de hecho, el asma no controlada podría ser problemática para el feto, porque puede comprometer la oxigenación. Por lo tanto, existe un mayor riesgo de parto prematuro y bajo peso al nacer.

6. ¿Se puede hacer una "vacuna" contra la alergia?

Sí, en muchos casos una inmunoterapia específica -comúnmente llamada "vacuna"- puede ser útil desensibilizar alérgicos. En la práctica, se trata de administrarle periódicamente dosis controladas de una forma modificada del alérgeno que desencadena la enfermedad, con el fin de "acostumbrar" su cuerpo a enfrentarla, manteniendo a raya los síntomas y reduciendo la necesidad de medicamentos.

Son tratamientos a seguir para 3 5 años con patrones variables dependiendo del alérgeno. “Es una terapia muy eficaz desde el primer año de tratamiento, siempre que se tome de forma constante y siguiendo las indicaciones del especialista”, afirma Yacoub.

En el embarazo es posible continuar una inmunoterapia ya iniciada, pero es mejor evita empezar desde cero, porque la administración, aunque sea controlada, del alérgeno podría desencadenar crisis alérgicas.

7. ¿Cómo puedo controlar las alergias y el asma en el embarazo?

La primera regla es intentar evitar el contacto con alérgenos. Por ejemplo: en caso de alergia al polen, evitar los viajes al campo cuando se liberan, dormir con las ventanillas cerradas, viajar en coche con las ventanillas cerradas, usar el aire acondicionado con filtros de polen.

Si el problema son los ácaros, nada de alfombras, tapizados o peluches y, para la limpieza, nada de escobas y edredones: eso sí, con paños húmedos y aspiradores con filtros adecuados, siempre con guantes y mascarilla.

En caso de rinitis alérgica el primer paso puede ser la lavado nasal con soluciones salinas, que puede beneficiar y aliviar los síntomas. Si eso no es suficiente, pasamos a las terapias con medicamentos.

8. ¿Qué fármacos contra la rinitis alérgica se pueden utilizar durante el embarazo?

de acuerdo con la lineamientos del Proyecto Aria, un proyecto de la Organización Mundial de la Salud sobre el manejo de la rinitis alérgica, la forma leve e intermitente se puede tratar con antihistamínicos debe tomarse al inicio de los síntomas, mientras que la forma persistente y grave-moderada debe tratarse con aerosoles nasales de corticosteroides, a los que se pueden añadir antihistamínicos según sea necesario. Normalmente, los ciclos de unos veinte días se realizan con corticoides.

Para cada una de estas categorías, hay medicamentos considerados seguros en el embarazo: entre los antihistamínicos el cetirizina y loratadina y entre los corticoides el budesonida.

Además, las llamadas cromonas, como la cromoglicato de sodio. "Son aerosoles nasales que se usaban mucho hace 10 o 20 años y, aunque hoy en día se usan menos que los corticosteroides, definitivamente son seguros durante el embarazo", dice Yacoub. "Vale la pena usarlos antes de los corticosteroides si los antihistamínicos no resuelven el problema".

¿Qué pasaría si estos medicamentos "especiales" para el embarazo no fueran efectivos? Al fin y al cabo, las directrices de Aria dicen que se puede seguir usando incluso las que se usaban antes, porque si es cierto que los datos disponibles son pocos, sobre todo para las moléculas más recientes, igualmente es cierto que no hay evidencias de las cuales. puede ser perjudicial para el feto. Y una alergia descontrolada se considera más peligrosa.

9. ¿Qué pasa con el asma? ¿Cuáles son los medicamentos seguros?

Aquí para indicar qué hacer son los Directrices del Proyecto Mundial del Asma, que generalmente sugieren un camino a pasos sucesivos.

El primer paso es yo corticosteroides inhalados (aerosol nasal). Si esto no es suficiente, se agregan gradualmente otras drogas: broncodilatadores de larga duracion, antagonistas antiinflamatorios de los leucotrienos, hasta - en los casos más graves - hasta el terapia biológica con fármacos inmunomoduladores.

En el embarazo, entre los medicamentos considerados seguros encontramos por ejemplo budenósido entre los corticosteroides y el cromoglicato sódico. Si los corticoides en spray no son suficientes, también se pueden utilizar corticoides orales, especialmente prednisona, quizás evitando el primer trimestre. Sin embargo, el manejo de la terapia del asma en el embarazo varía de un caso a otro y debe confiarse al especialista en alergias.

10. ¿Pueden ser útiles los descongestionantes nasales?

Los aerosoles descongestionantes clásicos que se venden como medicamentos de venta libre son no recomendado en general, porque alteran las mucosas nasales y más en el embarazo, porque tienen un efecto vasoconstrictor que puede alterar la circulación en el útero y la placenta, con posibles consecuencias negativas para el niño.

Preguntas y respuestas

¿Cómo reconocer los síntomas de la alergia estacional? 

Los síntomas más comunes de la alergia son: estornudos, congestión nasal, enrojecimiento, picazón en ojos y nariz, debilidad y fatiga.

Alergia al polen: ¿dónde ir de vacaciones?

El lugar de vacaciones preferido para los alérgicos al polen es el mar. Aquí la producción de polen es menor, ya que al reducirse el medio terrestre, también se reduce la presencia de plantas. Además, la brisa marina aleja el polen del continente y limpia el aire.

Otras fuentes para este artículo: Página sobre enfermedades alérgicas y asma en el embarazo en el sitio web de la Organización Mundial de Alergia; Página sobre embarazo y alergias en el sitio web del American College of Allergy, Ashtma and Immunology http://acaai.org/allergies/who-has-allergies/pregnancy-allergies.

Lea también: Alergias primaverales

TAG:
  • alergias niños
  • asma
  • alergias en el embarazo
Añade un comentario de Alergias y asma en el embarazo: 10 cosas que debes saber
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.