Andador para bebés: pros y contras

Andador para bebés: pros y contras

Muy apreciado por los niños, que disfrutan de la libertad de poder moverse por la casa, menos por los especialistas, que destacan que, si el andador puede ser de ayuda para los niños algo perezosos o gorditos que tardan en dar sus primeros pasos, su su uso continuado podría dificultar el correcto desarrollo psicomotor.



Los límites del caminante

Para cuando tienen entre 10 y 12 meses, la mayoría de los bebés comienzan a ponerse de pie y dan sus primeros pasos. Pero no es una regla general para todos, porque los tiempos de desarrollo son individuales y así, si hay niños más precoces que empiezan incluso a los 8-9 meses, otros esperan cómodamente año y medio.



 

¿Puede el andador dar una 'pequeña ayuda'? "En general no, al contrario, es potencialmente dañino, porque hace que marques mal el ritmo, y además no permite que el niño entrene la musculatura y el sentido del equilibrio.”Observa Alberto Villani, jefe de la Unidad Operativa de Pediatría General y Enfermedades Infecciosas del Hospital Pediátrico Bambino Gesù de la ciudad. “Además, a diferencia de lo que generalmente se cree, no favorece la posibilidad de caminar antes sino que, por el contrario, puede ser un obstáculo para el correcto desarrollo psicomotor”, añade Leo Venturelli, pediatra de familia, autor de numerosas publicaciones sobre pediatría ambulatoria.

 

“También puede ser de impidiendo el desarrollo de la capacidad de 'caer bien' que, cuando el niño aprende a caminar, es muy importante no lastimarse, además puede impedir que adquiera la percepción de sus propios límites motores.

 

Finalmente, se ha observado que el niño acostumbrado al andador tiende a andar de puntillas con mayor frecuencia, en detrimento de la capacidad de mantener el equilibrio en posición erguida”.

 

El andador es útil para los niños perezosos.

Si no se recomienda el uso continuado, el andador podría ser útil durante un cierto período para niños un poco gorditos, que tienen mayor hipotonía muscular (no ligada a enfermedad) y por tanto son más "vagos" que sus compañeros.



“El andador en ese caso ofrece una apoyo que hace que el bebé sea más seguro y estable y permite una buena ejercitación de sus músculos, para que adquieran el tono necesario para sostenerlo en posición erguida ”, dice Gaetano Pagnotta, Jefe de Alta Especialización en Ortopedia del Hospital Infantil Bambin Gesù de la ciudad.

  • “Sin embargo, para usar el andador correctamente, es fundamental ajustar la altura de la braga para que no solo la punta del pie descanse en el suelo, sino toda la planta y el talón.
  • Y, por supuesto, ¡asegúrate de que el bebé no encuentre ningún peligro en su camino!

    También podría estar interesado en:



    El andador para el bebé: sí o no

    Primeros pasos: el niño empieza a caminar

    Gatear: cómo ayudar al bebé

    Noveno mes: los pasos para empezar a caminar

    DESDE EL FORO: andador si, andador no

    TAG:
    • andador
    • pros y contras
    • primeros pasos
    • recién nacido 9-12 meses
  • Añade un comentario de Andador para bebés: pros y contras
    ¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.