Así nace la vida: cómo se produce la concepción

Quien soy
Marie-Ange Demory
@marie-angedemory
Autor y referencias

La concepción realmente tiene algo mágico y milagroso al respecto. Es un proceso complejo, en el que necesariamente todo debe ocurrir en secuencias muy precisas y con mecanismos tan perfectos que parece increíble que pueda ocurrir en el cuerpo de toda mujer. Y en cambio sucede, como explica Stefano Bianchi, jefe de obstetricia y ginecología del Hospital San Giuseppe de nuestra ciudad y profesor asociado de la Universidad de nuestra ciudad.



13 FOTOS

Así nace la vida - FOTO

ir a la galeria

La concepción realmente tiene algo mágico al respecto. Es un proceso complejo, en el que todo debe ocurrir en secuencias precisas y con mecanismos perfectos. Parece mentira que todo esto pueda...



La 'selección' de los espermatozoides

Durante las relaciones sexuales, entre 200 y 500 millones de espermatozoides ingresan a la vagina con la eyaculación. Aquí se produce una selección natural muy dura, ya que el hábitat en la vagina es desfavorable y sólo una parte de los espermatozoides podrá continuar el viaje.



Las 'supervivientes' llegan al cuello uterino, donde encuentran otro obstáculo, constituido por el moco cervical, que tiene características diferentes según el período del ciclo: si el período no es el 'adecuado', el moco cervical erige un barrera infranqueable y allí termina el viaje de todo espermatozoide; si en cambio la mujer está en fase de ovulación, el cuello uterino segrega una mucosidad filamentosa y líquida por donde los espermatozoides son capaces de pasar y sobrevivir sin problemas durante tres o cuatro días. Descubre tus días fértiles

De camino al óvulo

Habiendo atravesado también esta barrera, una cantidad de espermatozoides diezmados gradualmente por la 'fatiga del viaje' continúan su viaje dentro de la cavidad uterina y luego cada vez más arriba hasta la tuba y la ampolla tubárica, que es la parte más cercana al ovario donde se produjo el óvulo. VER TAMBIÉN EL VIDEO DESDE LA CONCEPCIÓN HASTA EL PARTO



Habiendo llegado finalmente a la 'línea de meta', gracias a una reacción química particular, solo uno de los espermatozoides, que no sorprende que se defina como ganador, logra deslizarse en el óvulo y fertilizarlo. El juego está hecho: una vez que se ha producido la fecundación, la membrana del ovocito se vuelve impenetrable y ¡ningún otro espermatozoide podrá invadir el campo! Lea también la guía de fertilidad y concepción

De dos gametos a un cigoto: el bebé ya está todo ahí

Así se produce la unión de dos células, llamadas gametos. Estas son células especiales porque, a diferencia de todas las células del cuerpo, que llevan un par de cromosomas, cada gameto lleva un solo cromosoma. Y es sólo gracias al encuentro que la pareja se vuelve a unir, dando vida a un macho, si la unión es entre el cromosoma X y el cromosoma Y, o a una hembra, si ambos son cromosomas X.

La célula fecundada, que recibe el nombre de cigoto, no contiene sólo el sexo del niño, sino todo su ADN: características genéticas, color de los ojos, piel, cabello... todo en una sola célula minúscula.

De cigoto a mórula tres días después de la fecundación

Apenas 30 horas después de la fecundación, cuando todavía está en la ampolla tubárica, la nueva unidad biológica comienza a segmentarse en dos, y luego en cuatro, en ocho... y mientras tanto comienza a moverse para hacer un viaje de regreso hacia el útero, donde llega unos 3 días después de la fecundación: de cigoto ahora se ha convertido en mórula, que es una aglomeración de 12-14 células similar a una pequeña mora.

La implantación en el útero

Una vez que la mórula ha entrado en el útero, la actividad replicativa continúa sin cesar y de forma cada vez más compleja: a partir de la mórula, la aglomeración de células se define como blastocisto y siete días después de la fecundación, ya se pueden distinguir dos tipos de células: las trofoblásticas, que dará lugar al trofoblasto (primer borrador de la placenta) ya la membrana amniótica, y al embrioblástico, que dará lugar al embrión.

 

Este es el momento en el que se produce la llamada invasión trofoblástica: las células trofoblásticas trabajan intensamente para entrar en contacto con las células del endometrio -o más bien de la decidua, como se llamará a partir de ahora- que revisten el interior mucosa del 'útero', le piden 'permiso' para unirse y establecer relaciones de vascularización, para formar una red vascular tan densa que a lo largo de los meses permitirá el paso de alimento y oxígeno del organismo materno al fetal. Tras la invasión, finaliza el proceso de implantación del embrión.

 

Estamos apenas 13 días después de la concepción, la mujer probablemente aún no ha notado nada y está esperando su período, y en cambio su 'proyecto de bebé' ya se ha instalado definitivamente en el útero, listo para crecer.

 

Servicios de MyModernParents para sobrellevar bien el embarazo:

- Calcula tu semana de embarazo y lee los consejos semana a semana

- Calcular la fecha estimada de entrega en línea

- Suscríbete al boletín de embarazo.

- Calcular la longitud del feto.

- Blog de Mammenellarete: aquí puedes leer muchas historias sobre el embarazo

Quizás te interesen otros artículos en la sección de embarazo

Actualizado el 17.05.2022

TAG:
  • semanas 1-13
Añade un comentario de Así nace la vida: cómo se produce la concepción
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.