Autoestima en los niños: por qué es importante fortalecerla (y no darles fracasos)

Quien soy
Philippe Gloaguen
@philippegloaguen
Autor y referencias
Fuente: Pixabay

Las críticas excesivas y las palabras duras pueden socavar la autoestima. Cuando no hay diálogo entre padres e hijos y aumentan los malentendidos, el riesgo es el desarrollo de sentimientos de mortificación e incapacidad que también pueden llevar a consecuencias extremas.



Fortalecer la autoestima de los niños. desde una edad temprana y mantener un diálogo abierto es la clave para aumentar la seguridad en sus capacidades y en sí mismos, como nos explica la Dra. Lavinia Barone, psicóloga y psicoterapeuta, profesora de la Universidad de Pavía y responsable del Laboratorio de Apego y LAG Parenting (www.lag.unipv.com) y el programa DBT (Terapia Dialéctica Conductual, www.dbtpavia.com).



Cuando la autoestima comienza a desarrollarse

La autoestima comienza a formarse desde el nacimiento y adquiere diferentes significados según la edad. Con menos de dos años hablamos de cuidado amoroso, es decir, el sentimiento por el pequeño de que alguien está cuidando de sus necesidades.

A partir de los 2 años, la forma de sentir cambia y prevalece el sentido de dominio de los objetos, de los movimientos y de ser eficaz: todo lo que da sentido a la propia fuerza, incluso física, es un componente que se une al desarrollado con anterioridad y que forma el base de la autoestima.



LEE TAMBIÉN: Cómo criar niños autónomos y seguros con educación emocional

-.



enseñanza

La influencia de los padres.

Cuanto más pequeño es el niño, más influye el padre en el desarrollo de su autoestima. Es necesario brindar el apoyo adecuado y criar a tu hijo con la certeza de poder enfrentar pequeños y grandes obstáculos.

«El padre no debe excederse en la crítica, porque el riesgo es hacer que el niño experimente la sensación de no poder hacer las cosas y de mermar sus capacidades. Sin embargo, también debemos prestar atención a la protección excesiva, un padre sobreprotector que interviene en lugar del niño, le devuelve la idea de que no es lo suficientemente capaz y bueno”.

La ayuda de los padres, por lo tanto, no debe ser un movimiento directo, sino solo un apoyo.

Ayuda más encontrar un espacio para el diálogo y animar al niño a abrirse y luego encontrar sus propias soluciones, en lugar de intervenir u oponerse directamente.

Preadolescencia y adolescencia: momentos de desarrollo potencialmente críticos

Alrededor de los 12 años, los niños dejan de ser niños y muestran una mayor sensibilidad al juicio de los demás, especialmente al de sus compañeros. Comienzan varios intentos de autonomía, que hoy se ven acelerados por las nuevas tecnologías. “Es un momento delicado, los padres muchas veces ya no reconocen a ese niño que criaron de niño. Los cambios de actitud, el comportamiento rebelde, sin embargo, esconden un pedido de conexión y de ser comprendido».

PARA LEER MÁS: Cómo ayudar a los niños a lidiar con el fracaso

En esta etapa, los padres pueden volverse hipercríticos y los niños comienzan a acumular una serie de fracasos, generalmente en la escuela. Los adultos no reconocen el punto de vista de su hijo, la crítica es inconsistente y se vuelve difícil de entender para el niño, con un fuerte impacto en su autoestima.

Falta de escucha y baja autoestima: cuáles pueden ser las consecuencias

No son solo las críticas las que crean situaciones potencialmente extremas. Cuando los padres no están en la misma sintonía, cuando uno es hipercrítico y el otro demasiado protector, o no interviene, el niño está convencido de tener que crear alianzas especiales para poder gestionar la relación con los padres.


“Tiene que haber referentes aún cuando hay diversidad de opiniones, los niños necesitan un ejemplo, una guía, para saber que hay un verdadero espacio de escucha. Está bien mantener reglas y valores, pero no debe haber un "no" a priori». Si falta esta forma de comunicación, los adolescentes buscarán vías de escape, la vergüenza se volverá predominante y la autoestima disminuirá, sintiendo sólo una gran sensación de fracaso. Todos elementos que pueden llevar a los niños a gestos trágicos no solo hacia los demás, sino también hacia ellos mismos, como autolesiones o problemas de alimentación.

Ejercicios o actividades para aumentar la autoestima: no hay una regla general

No existe una actividad específica para aumentar la autoestima. Desde deportes, hasta música, teatro, dibujo y escritura, todas las actividades pueden ayudar.

«Lo importante siempre es la relación con los demás y no existe una fórmula única, sino que cada uno debe encontrar la actividad adecuada que le ayude a desarrollar un sentido de satisfacción y le lleve a realizarse. El chico debe sentirse satisfecho en una actividad en la que se siente capaz».

Actualizado el 16.02.2022

TAG:
  • estima
  • Los padres
  • adolescentes
  • 1-2 niños años
Añade un comentario de Autoestima en los niños: por qué es importante fortalecerla (y no darles fracasos)
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.