Body shaming: cómo defender a los niños

Body shaming: cómo defender a los niños
Fuente: Shutterstock

Body shaming, una forma de bullying

Cada vez escuchamos más sobre vergüenza corporal, un peligro especialmente para los adolescentes. Pero, ¿qué es exactamente y cómo pueden los padres intentar defender a sus hijos? Le preguntamos al Psicoterapeuta Alberto Rossetti e Cristina Maggioni, Jurista especializada en derecho de menores y Presidenta de laAsociación para la Prevención del Ciberacoso.





En este articulo

¿Qué es la vergüenza corporal?

UNA FORMA DE ACOSO.

«Body shaming - explica Cristina Maggioni - es un acto de burla de la apariencia física de una persona. Cualquier característica física puede convertirse en objeto de body shaming: delgadez, sobrepeso, altura, baja estatura, corte o color de cabello, presencia de tatuajes o piercings, arrugas, tamaño de piernas y senos, etc. Este fenómeno puede afectar a cualquiera: estrellas y gente común, adultos y jóvenes, hombres y mujeres (aunque algunos estudios realizados en EE.UU. indican que las víctimas son principalmente mujeres)». En resumen, es una forma de Bullying o ciberbullying dependiendo de si la ofensa ocurre fuera de línea (en la escuela, por ejemplo) o en línea, tal vez publicada como un comentario en una red social.



VERGÜENZA CORPORAL DE CHI PRÁTICA.

«Frases como “¡¿Cuánto comes?!”, “¡Estás tan delgada!” son perfectos ejemplos de body shaming, pero a menudo los acosadores y los "keyboard lions" (aquellos que esperan quedar impunes porque están ocultos detrás de su perfil virtual) que los pronuncian -especialmente si son menores de edad- tienden en cambio a subestimar las consecuencias del crimen y el dolor que causan a las víctimas”.

Lea también: 5 respuestas concretas contra el bullying

Lo que dice la ley sobre el body shaming

EL DELITO DE DIFAMACIÓN.

“La Corte de Casación, en varias ocasiones, ha señalado que publicar en las redes sociales comentarios y fotografías que atenten contra la dignidad de los demás representa una forma de difamación de conformidad con el art. 595 pc El delito de difamación puede ejecutarse por cualquier medio (palabras, escritos, dibujos) y se produce cuando el delito se dirige a una persona identificable y se comunica a un mínimo de dos personas, incluso en momentos distintos”. Por ejemplo, un comentario debajo de una fotografía en una red social se entiende dirigido al sujeto de la foto, aunque no contenga el nombre y apellidos del destinatario del comentario.



AUN MAS GRAVE EN LAS REDES SOCIALES.

«El uso de una red social. (por ejemplo, Facebook o Instagram) como medio de comunicación del delito, según el Tribunal, constituye una circunstancia agravante ya que son medios capaces de llegar a un número muy elevado de personas. En materia de daños causados ​​por difamación, la jurisprudencia destaca parámetros que deben ser tomados en consideración al momento de cuantificar a) la difusión del escrito; b) la trascendencia del delito; c) la posición social de la víctima'.

Lea también: Bullying, consejos para padres

Los riesgos de la vergüenza corporal en los adolescentes

LA IDENTIDAD PASA DEL ASPECTO FÍSICO.

«En la adolescencia -explica Alberto Rossetti- los jóvenes comienzan a construir su propia identidad: este proceso pasa en primer lugar desde su corporeidad y su propia imagen, pero también desde el juicio de los demás, que es la primera referencia de quiénes y cómo son. . Es por eso que los adolescentes son particularmente vulnerables a la vergüenza corporal: se balancean constantemente entre el miedo a los malos comentarios y a sentirse "equivocado" y la necesidad en lugar de recibir una confirmación positiva sobre sí mismos y su apariencia física, por lo que nunca dejan de exponerse a tales juicios. Incluso si, entre tantos comentarios, basta un solo negativo para ponerlos en crisis». Por eso, como añade Cristina Maggioni, “en Instagram está muy extendido el uso de filtros que camuflan los rasgos faciales, en un intento de ocultar las supuestas imperfecciones”: expresa el deseo de mostrarse, pero minimizando los riesgos de efectos negativos.

LA WEB, UNA TABLA DE SONIDO.

«Redes sociales amplían mucho la audiencia de personas que pueden tener que ver con cuerpos de niños - Continúa Rossetti - Sin pensar en los muchos extraños, antes de Instagram y Facebook, por ejemplo, era difícil para un niño ver a su compañero de clase incluso disfrazado. La red luego magnifica incluso la vergüenza corporal menos evidente. y más sutiles, como un juicio negativo sobre un simple cambio de look ("Te veías mejor con el pelo largo"; "Te ves mal con ese nuevo piercing"). Comentarios que incomodan sobre todo porque no se quedan en el pequeño grupo: si hubieran sido simples consejos estéticos entre amigas, se habrían quedado en el ámbito personal».

Lea también: ¿TikTok es peligroso? Una guía para que los padres entiendan esta red social

Cómo ayudar a sus hijos a protegerse del body shaming: prevención

PARA NO SUFRIR VERGÜENZA CORPORAL.

Es importante que los padres ayuden a sus hijos adolescentes a encontrar un limitar el uso de las redes sociales y a su propia exposición: el objetivo, dice Rossetti, es que los niños "aprendan a contener las imágenes que publican en las redes sociales, pero también a no buscar ahí las confirmaciones que necesitan, porque es peligroso porque pueden llegar golpes".

NO PRACTICAR LA VERGÜENZA CORPORAL.

Sin embargo, nuestros hijos también pueden ser los que practican el body shaming sobre otros: "En este caso, hay que hacerles reflexionar sobre la forma en que interactúan en la web y lo que no les gustaría sufrir primero: por ejemplo, Si no conoces bien a una persona, ¿por qué decirle lo que sientes por ella? Públicamente, en las redes sociales, es difícil mantener una dimensión crítica y, de hecho, el comentario negativo de uno corre el riesgo de desencadenar una ola de insultos incontrolables y cada vez más violentos. Entonces, mejor evita o interactúa con esa persona en privado”.

ESCUELAS Y FAMILIAS JUNTAS.

La buena prevención también debe pasar por las instituciones que giran en torno a la familia, subraya Maggioni: «Debe pasar por campañas de sensibilización en línea, para hacer lugares de medios sociales para mensajes positivos e informativos. Las escuelas y las familias deben cooperar, junto con las asociaciones presentes en la zona, para crear juntos talleres en colegios en el que involucrar a alumnos, profesores y padres de familia”.

Cómo defender a nuestros niños afectados por el body shaming

NO LOS CULPE. Es importante saber cómo proceder legalmente para defender a tus hijos del body shaming. Sin embargo, advierte Rossetti, recordemos que el bienestar del niño debe estar siempre en el centro: «Escuchar su sufrimiento y su malestar, sin culpabilizarlo con frases como “Mira lo que publicaste…”. Entonces entiendes cómo preservarlo de inmediato: ¿es suficiente una ruptura con las redes sociales o las ofensas también lo alcanzarán en Whatsapp y en el salón de clases?".

QUÉ HACER EN EL PLAN RELACIONAL. "No minimices las ofensas sufridas (no basta con decir 'no es cierto que no eres hermosa', etc.), sino fortalecer la autoestima de tu hijo y en el valor que tiene más allá del aspecto físico, hablando de sus cualidades en 360 grados: el objetivo es acompañar sus pensamientos hacia un redimensionamiento de lo sucedido en términos de repercusiones sobre sí mismo. Apóyalo "de cerca", asegúrate de que no desarrolle hábitos alimenticios poco saludables». Incluso la intervención obediente y necesaria hacia sus detractores debe darse en primer lugar a nivel relacional, apoyado en lo posible por otros padres o por la escuela: "Recuerda siempre que en las relaciones y situaciones se encontrará a sí mismo, así que no tomes iniciativas ( incluso de tipo legal) sin pactarlas con él. Excluirlo de estas decisiones que le conciernen le haría sentirse totalmente débil, indefenso e incapaz de reaccionar».

QUÉ HACER EN UN PLAN LEGAL. «En el caso de que hayas sido víctima de body shaming -explica Cristina Maggioni- hay que llevarlo inmediatamente queja ante las autoridades competentes (Policía Postal o Carabinieri). La publicación, comentario, vídeo o foto ofensivo deberá ser denunciado a la plataforma social (Facebook, Instagram o TikTok) para que se bloquee su difusión a la mayor brevedad, eliminando el contenido nocivo. También es posible denunciar episodios en la web o en las redes sociales y solicitar la intervención del Garante para la protección de datos personales a través del correo electrónico cyberbullismo@gpdp.com».

los entrevistados

Alberto Rosseti es Psicoterapeuta y autora del libro "Los jóvenes no son una amenaza. Aunque hagan todo lo posible por parecerlo" (Città Nuova, 2022)

cristina maggioni Es abogada especialista en derecho de menores y Presidenta de la Asociación para la Prevención del Ciberbullying.

TAG:
  • Bullying
  • ciberbullying
Añade un comentario de Body shaming: cómo defender a los niños
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.