Candida, cómo se reconoce y cómo se trata

Quien soy
Philippe Gloaguen
@philippegloaguen
Autor y referencias
Fuente: Shutterstock

Candida, cómo se reconoce y cómo se trata

La candidiasis es un trastorno que afecta a un gran porcentaje de mujeres en edad fértil pero esto no quiere decir que el tratamiento que le ha funcionado a una amiga o colega también vaya a ser efectivo para nosotras.





Muy a menudo tendemos a subestimar el picor íntimo, confiando en que una cuidadosa higiene local o un producto calmante genérico puedan solucionar el problema. Y es solo cuando ningún remedio casero parece haber funcionado que, habiendo desistido, recurrimos al especialista.

El 70% de las mujeres en edad fértil ha tenido que lidiar con vulvovaginitis por cándida al menos una vez en su vida, uno de los trastornos vaginales más comunes y al mismo tiempo insidiosos. La terapia dirigida es prerrogativa del especialista capaz de diagnosticar la forma exacta de la candidiasis: recurrir al hágalo usted mismo, por lo tanto, puede resultar en varias situaciones dañinas, así como inútiles. Lo hablamos con Veronica Boero, especialista en ginecología y obstetricia de la del Irccs Ospedale Maggiore Policlinico de nuestra ciudad y referente de la clínica de patología vulvovaginal.

En este articulo

  • ¿Qué es Cándida?
  • Síntomas de la candidiasis
  • tratamiento de la candidiasis
  • Candidiasis y vida sexual
  • Candidiasis y dieta.

¿Qué es Cándida?

Cándida es un hongo comensal saprofito que reside en nuestro tracto gastrointestinal, genital y cavidad oral -presionó el ginecólogo-. Este organismo vive en estrecha relación con el cuerpo humano y se beneficia de él sin perjudicarnos. Existen varias especies y la más frecuente asociada a vulvovaginitis es Candida Albicans, presente en el 70-90% de los casos. Algunos de los otros tipos menos comunes se llaman Candida Glabrata, Candida Parapsilosis y Candida Tropicalis.



Para comprender en qué ambiente se presenta la candidiasis, es necesario saber cómo se microbiota intestinal, ese es el conjunto de todas las bacterias, virus, protozoos, hongos que cohabitan con nosotros. Estos son microorganismos que son esenciales para el equilibrio del sistema inmunológico. En las mujeres, la microbiota vaginal está representada en un 90% por lactobacilos, buenos microorganismos productores de ácido láctico que protegen de posibles patógenos, infecciones externas.

La candida albicans está presente en la microbiota vaginal en un 10-20% de mujeres en edad reproductiva mientras que está menos presente en mujeres en la menopausia y en mujeres prepúberes en una proporción del 6%. 

El sistema inmunitario controla la proliferación de candida, pero algunas situaciones pueden alterar este equilibrio y permitir que se haga cargo:

  • Inmunodepresión

  • Pacientes con diabetes mellitus

  • Pacientes que han usado antibióticos durante mucho tiempo.

  • Estados emocionales relacionados con el estrés

En estas situaciones puede ocurrir que el hongo candida toma el control generando los síntomas de vulvovaginitis, es decir, inflamación e infección de la vulva y la vagina.

Lea también: Candida en el embarazo

Síntomas de la candidiasis

Los más comunes son:



  • picor intimo

  • Ardor e irritación de los genitales internos y externos

  • Presencia de secreción blanquecina grumosa

  • Dolor al orinar y durante las relaciones sexuales

  • Grietas y lesiones externas provocadas por el roce

“Estos síntomas pueden empeorar en el período premenstrual debido a las variaciones hormonales. El examen ginecológico es fundamental para investigar la especificidad del trastorno e identificar las terapias más adecuadas y despejar el campo de los frecuentes errores que las mujeres pueden cometer con el autodiagnóstico, especialmente porque no todas las molestias vulvovaginales se llaman cándida. Por lo general, el examen ginecológico y una recopilación precisa de la anamnesis del paciente son suficientes para hacer un diagnóstico, pero puede ser necesaria una investigación adicional por medio de hisopo vaginal y posible antimicograma para identificar el patógeno específico especialmente cuando tratamos casos de candidiasis recidivante. Las candidias pueden ser de 2 tipos, las "sin complicaciones" y lo "complicado": una mujer en vida en el 75% de los casos encuentra Candida, de estos, el 50% tienen un segundo episodio y sólo el 10% manifiestan síntomas de candidiasis recurrente, es decir, al menos 15, 3 episodios en un año. 

  • En candidiasis no complicada i los síntomas son leves o moderados, no hay comorbilidades como la diabetes y habitualmente la cepa afectada es la candida albicans.

  • Nellen candidiasis complicada los síntomas son intensos, existen comorbilidades como diabetes mellitus o inmunosupresión, la cepa puede ser diferente. Los solicitantes sinceros también caen en esta serie. 

En casos de candidiasis recurrente y recidivante, la mujer también debe restablecer el equilibrio de la microbiota vaginal y cambiar algunos aspectos de su estilo de vida. No tratar bien la candidiasis recurrente podría en algunos casos estar asociado con la aparición de una enfermedad potencial como la vulvodinia”.

Lea también: ¿Las infecciones genitales dificultan la concepción?

tratamiento de la cándida

“La terapia para la vulvovaginitis por cándida varía según sea la forma complicada o no complicada -explica el Dr. Boero-: una terapia local de corta duración resuelve el 90% de los casos no complicados. Alternativamente, una dosis de antifúngico oral puede tener los mismos efectos que el antifúngico tópico. Es necesaria la evaluación de un especialista para identificar un tratamiento específico y las candidiasis complicadas requieren terapias personalizadas más prolongadas. El uso de probióticos es importante restaurar la flora lactobacilar y consejos de estilo de vida puede prevenir nuevos episodios del trastorno".

"Los malos hábitos son los responsables de las formas complicadas de candidiasis. Una higiene íntima excesiva o, por el contrario, deficiente altera la cantidad de lactobacilos protectores y se vuelve más fácil ser atacado por candida. Incluso el detergente que no respeta el pH genital (alrededor de 4, 4.5) o el uso de desinfectantes acaban con los microorganismos de la microbiota. Algunos estudios también han encontrado que las mujeres que se limpian a la inversa, desde el ano hasta la vagina, facilitan la aparición de la cándida. Aún, no se recomienda el uso de protegeslips porque no transpira y crea un ambiente cálido compatible con la proliferación del hongo candida. los prenda sintética y ajustada a su vez pueden irritar las zonas íntimas. Se deben evitar los remedios caseros: aunque tengan una base racional, no están indicados”. 

Lea también: El hisopado vaginal en el embarazo

Cándida y vida sexual

“La cándida no se reconoce como una enfermedad de transmisión sexual -aclara la especialista de -, pero si una mujer tiene relaciones sexuales en esta fase, además de aumentar la inflamación por el roce, puede pasar que la pareja este infectada. Cada caso debe evaluarse en función del tipo de cándida y la posibilidad de que la pareja sea un individuo sintomático o asintomático. En el primer caso también es posible tratar al compañero".

Cándida y dieta

"Incluso si no hay evidencia científica de asociación entre ciertas dietas y la candidiasis hasta la fecha, sabemos que los azúcares pueden desempeñar un papel facilitador en las infecciones recurrentes por cándida", agrega el Dr. Boero. "La presencia de niveles elevados de azúcar en la sangre se correlaciona con el mayor riesgo de desarrollar una infección por cándida. El azúcar ayudaría a la cándida a sobrevivir bien y ser más agresiva. Por ello, en quienes padecen candidiasis complicada se recomienda preferir ingredientes con bajo índice glucémico. La suplementación con probióticos como los lactobacilos (contenidos en suplementos o en alimentos como el yogur) se asocia a la reducción de recaídas, acompañada de terapia antifúngica. Tomar probióticos influye en la acción sobre la microbiota intestinal y, en consecuencia, cura también la microbiota vaginal. Los prebióticos también ayudan a los probióticos y, a menudo, se prescriben juntos: algunos alimentos como achicoria, plátano, alcachofas, espárragos contienen una buena cantidad de prebióticos y tomar estos alimentos ayuda a estimular el probiótico que actúa tanto para restaurar la flora, como para fortalecerla y prevenir infecciones en casos complicados. Los alimentos ricos en vitamina C juegan un papel en el buen funcionamiento del sistema inmunológico: las fresas son excelentes, por ejemplo, porque no elevan el azúcar en sangre”. 

El entrevistado

Verónica Boero es especialista en ginecología y obstetricia de la del Irccs Ospedale Maggiore Policlinico de nuestra ciudad y referente de la clínica de patología vulvovaginal.

TAG:
  • candidiasis embarazo
  • infecciones vaginales
Añade un comentario de Candida, cómo se reconoce y cómo se trata
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.