Cómo acostumbrar a los niños a usar anteojos

Quien soy
Philippe Gloaguen
@philippegloaguen
Autor y referencias
Fuente: Alamy

Cada vez más niños y jóvenes están siendo diagnosticados problemas de visión y a quién el uso de gafas. Algunos reciben la noticia con entusiasmo, también porque con el tiempo las gafas se han convertido en un objeto de moda; otros, en cambio, tienen algunas dificultades, principalmente por motivos estéticos.



Lea también: Protege la vista de tu hijo

“Se puede decir que los niños más pequeños viven esta condición de manera positiva, porque gracias a las gafas ven mejor. Cuando crecen, sin embargo, pueden surgir dificultades, principalmente relacionadas con la apariencia externa, que pueden desalentar su uso”, explica Mariapia Manitto, oftalmóloga también activa en el Policlínico Pediátrico de nuestra ciudad.



Trucos para que los niños usen gafas

Aquí hay algunos consejos para facilitar el uso de anteojos a los niños que los necesitan.



1. Involúcrelos en la elección

«Deja que tus hijos elijan gafas, siempre y en todo caso déjate guiar por la experiencia del óptico. De esta forma tomarán posesión de este objeto y estarán más tentados a lucirlos».



2. Satisfacer sus gustos estéticos

«Hay monturas con formas y colores diseñadas específicamente para captar el gusto de los más pequeños. Algunos, pues, tienen la posibilidad de cambiar las varillas. De esta forma, los más pequeños tendrán más posibilidades y siempre tendrán unas gafas “nuevas” para lucir».

3. Confía en él

“Es fácil que los niños estén felices de ponerse anteojos y ver bien. Pero también puede ocurrir que desarrollen una aversión, quizás porque se burlan de ellos en la escuela. En estos casos, es importante infundirles confianza, hacerles entender que estás feliz de que lleve gafas y que el cambio de aspecto no afecte a tu relación, ni a la de sus amigos".

Lea también: "Papá tiene anteojos"

4. Ir paso a paso (cuando sea posible)

«La colocación de gafas nunca debe ser vivida por el pequeño paciente como una imposición, sino como un componente de su vida cotidiana. Lo importante, sin embargo, es transmitir el mensaje de que llevarlos es fundamental para su bienestar y para evitar que la situación empeore. Después de los 10 años de vida, cuando se completa el período de desarrollo visual y no hay riesgo de “ojo vago”, en casos seleccionados y la consulta de un especialista, se puede proceder paso a paso”.

5. Liderar con el ejemplo

“Si los padres llevan gafas, sin duda es más fácil hacerles entender a los pequeños que es una herramienta importante. Si no, puedes usar ejemplos de dibujos animados o personajes famosos que los tengan. Si es un ídolo suyo, se podría disparar el espíritu de emulación».

Las características de las gafas.

Hoy en día existen muchos tipos de monturas y muchas son específicas para niños: «lo importante es elegir una modelo práctico y seguro, que permanece en la posición correcta durante el uso. Para ello puede ser útil que estén equipados con dispositivos específicos que eviten las caídas accidentales, por ejemplo lanyards o terminales de silicona para gafas para aplicar a las varillas».

Una previsión es la de evitar que el marco sea demasiado grande o demasiado pequeño: los niños deben poder mirar en cualquier dirección, pero sin "mirar" fuera de las lentes. Para ser preferido entonces, especialmente para los más pequeños, materiales suaves y flexibles, pero al mismo tiempo resistente, hipoalergénico, luz e marcado CE.


Cómo enseñar a cuidar las gafas

«Los niños que llevan gafas suelen olvidar que las llevan puestas incluso cuando juegan o practican deporte. Así que es fácil que se rompan antes de tiempo. Por eso es muy importante que los padres eduquen a sus hijos en el uso correcto de este objeto, haciéndolos responsables del cuidado”.

  • Enséñale siempre a quitarse las gafas con las dos manos.
  • Explíqueles que no deben colocarlos sobre una superficie con las lentes mirando hacia la superficie.
  • Es importante que los guarden correctamente en el estuche cuando no estén en uso.
  • Recuérdales que tienen que quitárselos cuando jueguen o practiquen deportes.
  • Enséñeles a limpiar las lentes con el paño para lentes y, cuando estén muy sucias, lávelas primero con agua fría y un detergente suave y luego séquelas con un paño suave.

Cuidado con las lentes de contacto


“Cuando crecen, los niños pueden desarrollar cierta incomodidad con las gafas y pedir a los padres que utilicen lentillas -explica la experta-. Sin embargo, no debemos olvidar que se trata de "cuerpos extraños", cuyo uso debe ser cuidadosamente evaluado junto con el oftalmólogo. Luego, las lentes deben manejarse de manera responsable y no deben ser solo un medio para superar un problema estético.

TAG:
  • gafas
  • oftalmólogo
  • ojos
  • 3-5 niños años
Añade un comentario de Cómo acostumbrar a los niños a usar anteojos
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.