Cómo recuperarse después de un parto natural

Quien soy
Philippe Gloaguen
@philippegloaguen
Autor y referencias
Fuente: Shutterstock

¿Cómo recuperarse después de un parto natural? La fase de recuperación después de un parto vaginal, también llamada "recuperación posparto", lleva tiempo. Algunas mujeres ya no sienten lo que eran antes del embarazo durante unos meses, mientras que otras se recuperan y se recuperan después de 6-8 semanas.



La mayoría de los bebés vienen al mundo con un parto vaginal. El parto puede durar dos horas o dos días: en ambos casos probablemente la nueva madre tendrá que permanecer en el hospital durante unas 48 horas, dependiendo de lo que usted y su médico decidan. Después de regresar a casa, el cuerpo necesitará algunas semanas para recuperarse por completo.



Aquí hay información útil para todas las mujeres que han pasado por un parto natural y que necesitan recuperar una buena forma física. 

En este articulo

  • Síntomas y quejas que siguen a un parto natural
  • Síntomas posparto: ¿cuándo debo llamar al médico?
  • ¿Cómo recuperar el bienestar psicofísico tras un parto natural? 

Síntomas y trastornos posparto naturales

Aquí está todo lo que puede esperar después de un parto natural.



1) dolor 

Durante el trabajo de parto, el perineo, que corresponde al área entre la vagina y el recto, puede estirarse y desgarrarse. El dolor posparto puede empeorar si ha tenido una episiotomía. En este último caso, el médico hizo un pequeño corte para ensanchar la vagina y ayudar a que el bebé saliera.

Es posible que usted tenga puntos insertados para cerrar heridas o cortes en el perineo. La curación en este caso toma hasta 6 semanas. El cuerpo eventualmente absorberá los puntos. Mientras tanto, nunca los toque y avise a su médico si se vuelven más dolorosos o si sangran.

Para aliviar el dolor en casa:

  • Coloque una bolsa de hielo o una compresa fría en el área para aliviar el dolor y la hinchazón.
  • Siéntese en un cojín, no en una superficie dura.

Use una botella de spray con agua caliente para mantener el área limpia mientras orina. Presione suavemente un paño contra el área adolorida y limpie de adelante hacia atrás. Esto aliviará el dolor y le ayudará a evitar infecciones.

2) Flujo vaginal

Es común tener sangrado vaginal y secreción durante varias semanas después del parto. Así es como el cuerpo se deshace del tejido y la sangre -ahora en exceso- que alimentó al bebé en el útero durante el embarazo.

En los primeros días verá sangre de color rojo brillante que disminuirá gradualmente, pasando de rosa a marrón, luego a amarillo antes de desaparecer. La descarga puede ser más abundante en los primeros 10 días. Es posible que tenga coágulos y esto es más común en la primera semana después del nacimiento. Llame a su médico si los coágulos son excesivos. En general, el flujo se convierte gradualmente en un sangrado leve y generalmente se detiene aproximadamente 6 semanas después del parto.



Use toallas sanitarias, no tampones, mientras tenga flujo vaginal. Los tampones pueden introducir bacterias en la vagina que pueden causar infecciones.

3) Calambres / espasmos

Las contracciones durante unos días después del parto son normales. Pueden manifestarse como los calambres menstruales. Suceden porque el útero se está encogiendo. Es posible que notes más estos dolores mientras estás amamantando a tu bebé., ya que la lactancia libera sustancias químicas en el cuerpo que hacen que el útero se contraiga. Puede preguntarle a su médico si está bien tomar un analgésico de venta libre.

4) Estreñimiento

Es posible que tenga problemas para ir al baño después de dar a luz. Este suele ser un efecto secundario de los analgésicos recibidos durante el parto. Si le han practicado una episiotomía, es posible que también le preocupe que forzar los intestinos dañe los puntos.

Para aliviar el estreñimiento, beba mucha agua y coma alimentos ricos en fibra. Pregúntele a su médico si necesita probar un ablandador de heces. Si tiene hemorroides (venas hinchadas en el trasero) después de dar a luz, intente aplicar hamamelis para aliviar el dolor y la picazón.

5) Diarrea

Los músculos y tejidos del recto pueden estirarse o desgarrarse durante el parto, por lo que es posible que tenga diarrea o escapes de gases. Por lo general, la situación mejora después de unos meses después del nacimiento.

Dependiendo de la causa, su médico puede recetarle medicamentos para controlar la diarrea o los gases. Tenga cuidado con lo que come: los productos lácteos, el gluten, los alimentos grasos y los edulcorantes artificiales pueden causar diarrea en algunas personas. Los ejercicios de Kegel, en los que contraes los músculos pélvicos como si fueras a dejar de orinar en medio del flujo, también pueden ayudar.

6) Dificultad para orinar

El parto vaginal estira la vejiga y puede causar daño a los nervios y músculos por un corto tiempo. Esto puede hacer que sea difícil ir al baño incluso cuando sienta la necesidad. Intente verter agua en sus genitales mientras está sentado en el inodoro para reducir la sensación de ardor al orinar.

También puede notar que pierde un poco de orina cada vez que tose o se ríe; esto debería mejorar gradualmente. Puedes acelerar tu recuperación con ejercicios de Kegel. Intenta apretar los músculos durante 5 segundos, cinco veces seguidas. Trabaja hasta 10 veces seguidas, hasta que hagas al menos tres series de 10 repeticiones por día.

7) Dolor o hinchazón de los senos 

En los primeros 3-4 días después del parto, los senos producen calostro, una sustancia rica en nutrientes que ayuda a fortalecer el sistema inmunológico de tu bebé. Después, tus pechos se hincharán y se llenarán de leche.

La lactancia materna alivia la hinchazón. También colóquese toallitas frías en los senos entre tomas.

Si no está amamantando, use un sostén sólido y de apoyo. Evite frotar los senos, de lo contrario producirán más leche.

8) Sentirse triste o deprimido

Después de traer al bebé a casa, es posible que experimente una montaña rusa de emociones (que incluyen preocupación, ansiedad y fatiga) en los primeros días de la maternidad. Se llama "baby blues" y es causado por cambios hormonales.

Sin embargo, si se siente así durante más de un par de semanas, llame a su médico. Puedes estar sufriendo de depresión posparto, una afección más grave que necesita tratamiento.

Lea también: Depresión posparto: qué es, cómo reconocerla, cómo superarla

Síntomas naturales del posparto, ¿cuándo debo llamar al médico?

Por lo general, después de un parto natural. se comprueba a las 6 semanas. El ginecólogo comprobará el estado de la vagina, el cuello uterino y el útero, así como el peso y la tensión arterial.

Una vez que obtenga la luz verde de su médico, también puede comenzar a tener relaciones sexuales nuevamente y volver a una rutina de ejercicios de mantenimiento de la condición física.

Sin embargo, informe a su médico inmediatamente. si tiene los siguientes síntomas.

  • Sangrado abundante de la vagina que constantemente te obliga a cambiar el tampón.
  • Un dolor de cabeza intenso que no desaparece.
  • Dolor en las piernas, junto con enrojecimiento o hinchazón.
  • Dolor en los senos, hinchazón, calor y enrojecimiento.
  • Escalofríos o fiebre alta.
  • Desmayos o mareos.
  • Cambios en la visión.
  • Dolor u otros problemas al orinar.
  • Flujo vaginal de olor fuerte.
  • Palpitaciones del corazón, dolor en el pecho o dificultad para respirar.
  • Él vomitó.
  • Dolor de vientre que empeora o se presenta por primera vez.
Lee también: Los 40 días posteriores al parto, cómo afrontar el puerperio

¿Cómo recuperar el bienestar psicofísico tras un parto natural?

Rossana, ginecóloga de la Universidad de Génova, dijo que el período del puerperio se puede vivir de manera muy variada. «Para condicionar el bienestar psicofísico está en primer lugar el transcurso del embarazo y la experiencia del parto, y luego influye el peso acumulado, los cuidados que nos hemos dado, el resto que somos capaces de concedernos.

La depresión posparto ciertamente tiene su génesis en las variaciones hormonales, pero también depende de nuestra actitud habitual ante las dificultades de la vida, el cansancio y la forma física. Lo cierto es que el recién nacido absorbe mucho del bienestar de la madre: por experiencia, las madres felices y tranquilas -aunque estén cansadas- tienen bebés tranquilos que suelen comer y dormir sin mayores problemas.

Por esto a las nuevas madres Recomiendo una semana en casa para organizarse y recuperar fuerzas, tal vez ayudados por abuelas y esposos, pero luego les sugiero que vuelvan a las relaciones sociales normales lo antes posible, ¡esteticista y peluquero incluidos! - dejar el bebé en casa a quienes se ofrecen, sin culpa, porque la mujer necesita recuperarse del parto, incluso psicológicamente.

Seguro que las que ya han tenido un hijo recuperan más rápido su bienestar sobre todo porque tienen muchos menos problemas. No obstante, si es el primer hijo, busquemos entre nuestros conocidos quién haya pasado recientemente por esta experiencia, escuchémoslo y luego tomemos algunas ideas que nos hagan sentir bien. Y finalmente recordamos que te conviertes en padres poco a poco, que no hay padres perfectos y que hacer algo mal sin duda nos hace más… ¡simpáticos!».

Lea también: Depresión: cuando afecta a las madres inmediatamente después de dar a luz

Fuentes para este artículo: 

Www.webmd.com

www.msdmanuals.com

TAG:
  • Parto natural
  • después del parto
  • el dolor del parto
  • recuperación posparto
Añade un comentario de Cómo recuperarse después de un parto natural
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.