Cómo regañar al niño y hacerlo sentir amado

Quien soy
Marie-Ange Demory
@marie-angedemory
Autor y referencias

Fuente: Shutterstock

¿Existe una forma efectiva de regañar a un niño y cambiar su actitud mientras le da la seguridad de sentirse amado? Sí, y fue desarrollado por el psiquiatra infantil estadounidense Gerard E. Nelson, quien logró darle al reproche toda la dignidad de un método.



Se llama La regañina de un minuto, y ha demostrado ser válida en la familia y en la escuela con los "matones" de la clase para mejorar drásticamente las relaciones entre niños y adultos.

Lea también Las ocho reglas para un regaño efectivo

Cómo regañar al niño sin hacerle dudar de nuestro amor

Está científicamente comprobado que la capacidad de atención de un niño es muy corta y que necesita estimulación constante para renovarse. Sin sermones, chantajes, acusaciones o castigos.



El regaño "funciona" si es corto

  • La regañina debe ser apretada, no más de un minuto, reloj en mano. La capacidad de atención de un niño es muy corta y necesita estimulación constante para renovarse.
  • Como explica Nelson, “después de un rato el bebé apaga el sonido y se vuelve insensible a cualquier mensaje”. Es por esto que las largas explicaciones y los sermones son completamente inútiles y contraproducentes.

    El regaño "funciona" si... es inmediato

  • La regañina debe hacerse en el momento, tan pronto como haya ocurrido el hecho. El niño vive en un presente eterno y es incapaz de proyectarse hacia el futuro o volver al pasado.
  • Frases como "Ya verás cuando venga papá" o "No dulce esta noche" no tienen ningún sentido para él. No puede entender que estemos enfadados con él por un hecho que ya ha desaparecido con el tiempo. Así como le resulta inconcebible ser castigado en forma diferida, cuando el padre regresa a casa y el ambiente es tranquilo, por algo que ya casi no recuerda.

    El regaño "funciona" si... se limita a un solo episodio

    Sepultado por una avalancha de fechorías, el niño se siente impotente: “No se contenta con nada”, piensa, “Es inútil esforzarse”. Y no solo. Si la regañina se divide en diferentes reproches, acabamos enviando muchos mensajes, todos débiles. Obligándonos a no exceder de un minuto, nos veremos obligados a centrarnos en un único objetivo, con el resultado de ser claros y efectivos.


    El regaño "funciona" si... sucede en la intimidad

  • Culpar a un niño frente a amigos o extraños es muy desalentador y debilita su frágil sentido de competencia. Si tenemos que reprocharle, llevémosle aparte: nos agradecerá que le hayamos ahorrado una humillación. En muchos casos, también estará más dispuesto a aceptar comentarios que, si se hicieran frente a otras personas, serían rechazados.
  • Esta es la razón por la cual muchos niños, cuando son filmados frente a extraños, niegan descaradamente para no causar una mala impresión.
  • A menudo, para "vengarse" de la humillación, se vuelven deliberadamente transgresores y arrogantes.

    El regaño "funciona" si... es tranquilizador

    Todo el mundo sabe que enojarse con sus hijos no significa que haya dejado de amarlos. Todo lo contrario es cierto: nos enojamos precisamente porque los amamos. El niño, sin embargo, no lo sabe. Por eso, junto con la severidad, es importante demostrar amor, estima y confianza al mismo tiempo.


    Usted podría ser de su interés:

    Cómo enseñar el respeto a las reglas

    Y ahora tratemos de aplicar las 9 reglas para regañar de manera efectiva

    1. Describir los hechos separados de las emociones.
    2. Describir lo que sentimos
    3. Dile que entendemos lo que siente
    4. Explicar la regla rota
    5. Presentar las desventajas de su comportamiento.
    6. Tomar un descanso
    7. Enfatiza lo que puede hacer
    8. Proponer una alternativa
    9. Dile que confiamos en él

    1. Describe los hechos separados de las emociones.

  • Describimos explícitamente cuál de sus acciones es objeto del reproche: "Empujaste a tu amigo y se cayó".
  • Parece una tontería, pero es una aclaración necesaria porque puede que el niño ni siquiera entienda los motivos del reproche. Para él es instintivo y natural dar un empujón a quienes lo hicieron enojar.

    2. Describir cómo nos sentimos

  • Vamos a explicarle lo que sentimos acerca de su comportamiento:
  • "Cuando te veo golpeando a otros, realmente me haces enojar".

    3. Dile que entendemos lo que siente

    "Entiendo que querías subirte al tobogán de inmediato". De esta manera el niño se da cuenta de que no estamos "en contra", sino "con" él. No es él quien es malo, solo su comportamiento, y eso es lo que pedimos cambiar.

    3. Explique la regla incumplida

  • "Ya te dije que no golpeas a los demás".
  • Aunque se lo hayamos repetido mil veces, no nos cansemos de reiterarlo: las reglas no forman parte de los comportamientos innatos, sino que son objetos de aprendizaje, como lo son para nosotros las normas gramaticales de una lengua extranjera. Recordemos no usar palabras que le nieguen la capacidad de cambiar y mejorar: “nunca eres…” “siempre eres…”, “todas las veces…” “lo de siempre”…

    4. Presentar las desventajas de su comportamiento

    Para que el niño comprenda completamente el mensaje, es importante presentar las bromas como un comportamiento desventajoso para él antes que para nosotros: "Si sigues golpeando a otros niños, entonces ya no querrán jugar contigo".

    Sólo así podrá comprender que sus acciones tienen consecuencias precisas.

    Lea también Castigos, mejor enseñar autodisciplina

    SIGUE LEYENDO 9 reglas para un regaño efectivo

    Actualizado el 15.03.2022

    TAG:
    • reglas de los niños
    • educación infantil
    • 3-5 niños años
  • Añade un comentario de Cómo regañar al niño y hacerlo sentir amado
    ¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.