Decimocuarta semana de embarazo

Quien soy
Philippe Gloaguen
@philippegloaguen
Autor y referencias
Fuente: Shutterstock

En este articulo

  • Decimocuarta semana de embarazo
  • Síntomas de la decimocuarta semana de embarazo.
  • Consejos de salud en la decimocuarta semana de embarazo
  • Qué hacer en la decimocuarta semana de embarazo
  • La toxoplasmosis
  • Sexo en el embarazo: ¿se puede hacer?
  • El feto en la decimocuarta semana de embarazo

Decimocuarta semana de embarazo

El bebé se alimenta a través de la placenta mientras se levantan los senos y el vientre. Con el asesoramiento científico del ginecólogo Elisabetta Canitano, presidenta de la asociación sin ánimo de lucro Vita di donna, veamos qué pasa con el cuerpo de la mujer y el del bebé durante la decimocuarta semana de embarazo.





Lea también: Decimotercera semana de embarazo

Síntomas de la decimocuarta semana.

Las dolencias y dolencias del primer trimestre ya deberían haber quedado atrás, sin embargo cambios hormonales inevitablemente afectan la vida diaria de una mujer en la decimocuarta semana de embarazo.



Además de la hinchazón y el cansancio acentuado (el niño se vuelve cada vez más voluminoso y pesado), algunos síntomas frecuentes son:

  • dolor de cabeza
  • mareo
  • calambres en las extremidades inferiores
  • secreciones vaginales más intensas
  • Sofocos
  • dolores en los pies
  • hemorragia nasal
  • acidez estomacal

Durante esta fase también es muy importante cuidar de los suyos Cuidado personal y mantener bajo control cualquier síntoma (picor, ardor, etc.) atribuible a infecciones del tracto urinario, como la cistitis.

Sin embargo, a partir del final de la decimotercera semana de embarazo, el riesgo de aborto espontáneo es muy disminuido.

Lea también: Infecciones en el embarazo: cistitis y candidiasis

Consejos de salud en la decimocuarta semana de embarazo

Riesgo de infecciones e intoxicación alimentaria

Algunos alimentos pueden portar microorganismos peligrosos, ya que pueden causar enfermedades directamente, oa través de la producción de toxinas. En el embarazo, algunas de estas infecciones, como toxoplasmosis, listeriosis, salmonelosis, puede afectar el desarrollo fetal o provocar un aborto espontáneo o un parto prematuro.



Consejo: suficiente evitar, evitando los alimentos que conllevan mayores riesgos. Aquí está la lista de alimentos no:

  • Carne cruda o poco cocida, incluidos los fiambres (no al jamón crudo, bresaola, salchichón, coppa, sí al salchichón crudo, pero con moderación, como el jamón cocido, mortadela, cotechino);
  • mariscos crudos (mejillones, ostras);
  • Leche cruda (comprado a granel en el cortijo o en distribuidores);
  • Quesos tiernos elaborados con leche cruda y con moldes (gorgonzola, queso brie, camembert);
  • Huevos crudos o poco cocidos (también preste atención a las cremas dulces, si se preparan con huevos frescos sin pasteurizar);
  • Verduras crudas y fruta fresca si se come fuera de casa. En casa es posible consumirlos después de un lavado a fondo.

peso en el embarazo

Es muy importante durante el embarazo seguir una dieta variada, sana y equilibrada, posiblemente mediterránea. Y no se exceda con el aumento de peso.

Consejo: A modo indicativo, he aquí un pequeño esbozo de la calorías que se pueden introducir en los tres trimestres del embarazo

  • Si ha quedado embarazada bajo peso, todos los días debes tomar de 1900 a 2100 kcal en el primer trimestre, de 2070 a 2370 kcal en el segundo trimestre y de 2300 a 2600 kcal en el tercer trimestre.
  •  Si ha quedado embarazada peso normal, todos los días debes tomar de 1870 a 2070 kcal en el primer trimestre, de 2070 a 2250 kcal en el segundo trimestre y de 2200 a 2500 kcal en el tercer trimestre.
  •  Si está embarazada en sobrepeso, todos los días debes tomar de 1850 a 2150 kcal en el primer trimestre, de 1900 a 2200 kcal en el segundo trimestre y de 1950 a 2250 kcal en el tercer trimestre.
Lea también: Alimentación durante el embarazo, alimentos permitidos y prohibidos

Qué hacer en la decimocuarta semana de embarazo

Prueba de ADN fetal

A partir del final de la décima semana también puede enviar a prueba de detección no invasiva: la prueba de ADN fetal. Este examen se lleva a cabo con una simplificación recogida de sangre y sirve para identificar precozmente el riesgo de que el feto se vea afectado por anomalías cromosómicas como trisomía 21 (síndrome de Down) 13 e 18.

Pruebas de detección no invasivas

Hoy en día hay varias opciones que te permiten hacer uno Detección de riesgo de síndrome de Down. Quiere decir que en este caso no se obtiene un resultado determinado, sino una estimación (en realidad cada vez más exacta y precisa) del riesgo de que el feto se vea afectado. Las posibles opciones incluyen:

  • Translucenza nucal Medición por ultrasonido del grosor de la nuca del feto;
  • Prueba de bit o prueba de dúo. Análisis de sangre materna para medir el nivel de dos sustancias, Beta HCG y PAPP-A, alteradas en bebés afectados por síndrome de Down;
  • Prueba combinada Consiste en una combinación de translucidez mordida y nucal;
  • Prueba de ADN fetal sobre la sangre materna.
Lea también: Exámenes en el embarazo

La toxoplasmosis

La toxoplasmosis es una infección causada por el microorganismo Toxoplasma gondii. En la gran mayoría de los casos se trata de una infección trivial, que muchas veces pasa desapercibida. Sin embargo, si se contrae durante el embarazo, puede causar (aunque no necesariamente) daños muy graves al bebé, incluyendo retraso mental, ceguera, alteraciones neurológicas.

Para probar el riesgo de contraer la infección es posible someterse a la prueba toxico, examen (proporcionado por el Servicio Nacional de Salud para mujeres embarazadas) que le permite verificar si la mujer ya ha estado en contacto con el parásito y, por lo tanto, ha desarrollado anticuerpos contra él. Una vez contraída, de hecho, la infección deja una inmunidad permanente y ya no hay riesgo de enfermarse.

  • Si la prueba es negativa, significa que la mujer nunca ha contraído la enfermedad y por lo tanto podría contraerla durante los nueve meses de gestación, exponiendo a su bebé a todos los riesgos que implica. En caso de una primera prueba negativa, el examen se prescribe varias veces durante el embarazo.
  • Si, por el contrario, la prueba es positiva, hay dos situaciones (que son discriminadas por la propia prueba): la mujer puede haber contraído la infección en el pasado y ya no tiene riesgo de transmitirla al feto, o puede tener una infección en curso. En este caso, existe la posibilidad de que se le pase a su bebé. Sin embargo, hay que decir que el riesgo global de transmitir la enfermedad al niño está entre el 18% y el 44% o: es menor si la madre desarrolla la infección dentro de las 15 semanas de embarazo y mayor si la contrae más tarde. También se sabe, sin embargo, que cuanto más temprano sea el período de embarazo en el que se contrae la infección, mayor será el daño para el bebé.

como prevenirlo

Dado que aún no está claro si las terapias disponibles (que son antibióticos) son realmente efectivas para prevenir la transmisión de la infección al bebé en el útero, es muy importante centrarse en la prevención. Simplemente siga algunas reglas muy simples para reducir significativamente la posibilidad de enfermarse:

  • Lavarse bien las manos antes de preparar la comida
  • Lave las frutas y verduras con sumo cuidado antes de comerlos (si se cocinan no hay problema)
  • Consumir única y exclusivamente carnes y fiambres bien cocidos
  • Usa guantes al tocar el suelo. (por ejemplo, para jardinería)
  • Evite el contacto directo con las heces de los gatos. (pero no con gatos en un sentido absoluto)
Lea también: Gatos y toxoplasmosis: un mito a desmentir

Sexo en el embarazo: ¿se puede hacer?

Si el embarazo es fisiológico, es decir, no hay problemas particulares, actividad sexual puede continuar como antes, aunque sea muy frecuente. De hecho, nunca se ha demostrado que el sexo pueda dañar al bebé de ninguna manera o adelantar la fecha del parto. Sin embargo, en algunos casos se puede desaconsejar la actividad sexual. Por ejemplo, si el embarazo ha comenzado después de abortos espontáneos repetidos anteriores, si se aplicó cerclaje porque el cuello uterino tendía a dilatarse, y, en las ultimas semanas de embarazo, si están esperando gemelos. Sin embargo, depende del medico aconsejar contra las relaciones sexuales o incluso sugerir evitarlas. En la última eventualidad, debe recordarse que la intimidad aún puede ser deseable y atractiva incluso cuando se debe evitar la penetración. Lee también: Sexo en el embarazo

El feto en la decimocuarta semana de embarazo

El niño crece a un ritmo acelerado, ha alcanzado el tamaño de un limón grande (7,5-8 cm), se mueve, tiene el reflejo de succión (la acción de "chuparse el dedo") y de golondrina gracias a lo cual traga hábilmente líquido amniótico. Ahora los genitales son evidentes por lo que durante la ecografía ya puede ser posible identificarlos para saber si es un bebé o una niña.

Además, a partir de la decimocuarta semana ahora ha aparecido el lanugo, una fina capa de cabello que cubre el cuerpo del niño. también cabello e sopracciglia empiezan a hacer su tímida aparición.

Movimientos del feto

¿Se perciben los movimientos del feto en la decimocuarta semana? Depende de embarazo a embarazo. En promedio empezamos a escucharlos alrededor de 20 semanas, pero más en general entre 16 y 24 semanas. Dicho esto, hay madres que a partir de la semana dieciséis tienen la sensación de sentir algo, otras que hasta la semana veinticinco no sienten prácticamente nada. 

¿Qué siente el bebé en la barriga?

Los gustos de la madre se aprenden del líquido amniótico. los Las papilas gustativas en la lengua comienzan a formarse alrededor de las 8 semanas., y continúan su desarrollo hasta el nacimiento. también receptores del olfato comienzan a desarrollarse temprano, alrededor de las 8-9 semanas, cuando comienzan a formarse los nervios y los bulbos olfativos. Sin embargo, no sabemos exactamente cuándo todos estos receptores comienzan a funcionar realmente y, por lo tanto, a partir de qué momento exacto el niño percibe los sabores y los olores”.

Para los demás sentidos, como la vista y el oído, hay que esperar unas 20 semanas.

Edad gestacional: cuatro meses (CÁLCULO DPP - Fecha prevista de entrega)

FONTI: SNS; BabyCenter

38 FOTOS

¿Qué tan grande es tu bebé en el vientre? Tan pequeño como una semilla de amapola o tan grande como una calabaza

ir a la galeria

¿Qué tan grande es tu bebé en el vientre? Desde semillas de amapola, sésamo, hasta lentejas. ¡Luego pasa a limón, manzana, berenjena, coco, piña y calabaza! El sitio web babycenter.com...

Preguntas y respuestas

¿Cuál es el riesgo de aborto espontáneo?

Desde el final de la decimotercera semana, el riesgo de aborto espontáneo casi se evita (excepto en casos especiales).

¿Cuáles son los dolores más comunes durante la semana XNUMX de embarazo?

Dolor de cabeza, acidez estomacal, dolor de pies, calambres.

TAG:
  • 14 semanas de embarazo
  • catorce semanas de embarazo
  • decimocuarta semana de embarazo
  • Settimana 14 28
Añade un comentario de Decimocuarta semana de embarazo
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.