Demasiado ruido es malo para los niños. 6 consejos para prevenir daños por la contaminación acústica

Quien soy
Philippe Gloaguen
@philippegloaguen
Autor y referencias
Fuente: Alamy.com

Tráfico rodado, voces, ruidos, música a todo volumen y el timbre constante de los teléfonos móviles. Vivimos inmersos en demasiado ruido que, como destaca el estudio "Consensus Paper - Coping with noise": esto puede representar una amenaza para nuestra salud.



De hecho, nos expone

casi duplica el riesgo de desarrollar trastornos del estado de ánimo (irritabilidad, nerviosismo, etc.), insomnio, dificultad para concentrarse, dolores de cabeza y puede aumentar la probabilidad de tener un trastorno auditivo en aproximadamente un 30 %

El ruido es un problema para niños y adultos



En las grandes ciudades del mundo, casi un tercio de la población (28%) se ve obligada a vivir con exceso de decibelios y el país destaca en el ranking de los países más ruidosos, segundo después de Estados Unidos.

“Los jóvenes y adolescentes son (además de los mayores) los más susceptibles y vulnerables al ruido”, explica Giancarlo Cianfrone, profesor de audiología y director del Departamento de Órganos de los Sentidos de la Sapienza de la ciudad. “Acostumbrado como estoy a escuchar música a todo volumen”.

“Hoy en día, el 90% de los jóvenes de entre 12 y 19 años, de hecho, escucha música con auriculares y de estos la mitad admite mantenerla a un volumen alto”.

“E incluso las discotecas -añade Roberto Albera, profesor de Otorrinolaringología de la Universidad de Turín- han alcanzado niveles de ruido que pueden dañar la audición de quienes las frecuentan regularmente y durante mucho tiempo”.

80 decibelios, de hecho, es el umbral de ruido límite para evitar el riesgo de daños auditivos: pero los niveles de sonido en los auriculares pueden alcanzar los 120 decibelios y de media en una discoteca oscilan en torno a los 100 decibelios.

Incluso los niños pequeños están expuestos a la contaminación acústica.

Pero incluso los más pequeños están expuestos a la contaminación acústica. Y no sólo al ruido ambiental, sobre todo si viven en zonas especialmente concurridas, o en aeropuertos o zonas industriales. a menudo miran el televisor demasiado alto e incluso los juguetes (incluso los de los bebés) pueden ser demasiado ruidosos.



Bajo acusación, no sólo está el exceso de decibeles que "pueden comprometer el estado de salud de las estructuras auditivas sensoriales y neurales, sino también la exposición continua a niveles de ruido que no son acústicamente dañinos, pero que pueden causar alteraciones tanto a nivel a nivel psicológico, tanto a nivel biológico como social”, especifica Cianfrone.

A costa del bienestar general de los niños que, por ejemplo, pueden estar más irritables y tener dificultades para concentrarse cuando tienen que hacer los deberes, porque están cansados ​​por el constante ruido de fondo.

1 mantener el volumen de la TV y la música bajo

, ambos escuchados con el estéreo de casa y a través de auriculares. En este caso, mejor si los auriculares son de tal calidad que aíslen del ruido exterior, de lo contrario el volumen tiende a subir aún más;



2 evita comprar juguetes que hagan ruidos fuertes y supervisa su uso

: es aconsejable que los niños no los acerquen al oído si tras el entusiasmo inicial por los sonidos que emiten los juegos ruidosos, los niños muestran intolerancia a estos sonidos o voces demasiado altas para hacer un chequeo. Puede ser un signo de hiperacusia;

3 cuando estás en la mesa, es mejor no tener la televisión o la radio encendidas

, para evitar la superposición de sonidos y voces;

4 no llevar a los niños a los centros comerciales durante tardes enteras:

la música de fondo y la superposición de cientos de voces y diferentes ruidos tensan el oído;

5 ventanas dobles para aquellos que viven en áreas muy transitadas y, por lo tanto, ruidosas

para mejorar el aislamiento acústico de su hogar. En caso de ruidos tipo condominio, debido por ejemplo al sistema de calefacción o aireación/acondicionamiento de locales públicos abajo, informar a la administración del edificio para que técnicamente se solucione el problema cumpliendo con las obligaciones legales en la materia .

6 examen audiométrico

a los hijos adolescentes una vez al año;

El Documento de Consenso “Hacer frente al ruido” es el resultado de un trabajo multidisciplinario que evaluó los datos de una encuesta reciente de GfK (sobre 8.800 personas de 11 países) integrándolos con una revisión de la literatura científica reciente sobre el tema.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR EN LA GALERÍA DE FOTOS

10 FOTOS

Música e hijos, 10 consejos para padres para iniciar a sus hijos

ir a la galeria

“Hacer música es mucho más que un pasatiempo: es un elemento fundamental en la educación de tu hijo”. Para apoyarlo está Hugo Pinksterboer, músico y...

Actualizado el 28.08.2022

TAG:
  • volumen
  • demasiado ruido
Añade un comentario de Demasiado ruido es malo para los niños. 6 consejos para prevenir daños por la contaminación acústica
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.