Desodorantes y Bebés: Mi bebé apesta

Quien soy
Marie-Ange Demory
@marie-angedemory
Autor y referencias

Fuente: Shutterstock

Las caderas se redondean gradualmente, comienzan a aparecer los senos y aparece un vello claro en el pubis y las axilas. Señales de que tu hija está creciendo. En su hijo, sin embargo, también aparecen los primeros pelos en la cara, un indicio de la futura barba y bigote. Su voz cambia, se vuelve más grave y aumenta el volumen de los testículos.



Son los típicos cambios físicos los que la marcan. desarrollo puberal: fase de crecimiento que marca la transición de la niñez a la edad adulta.

Niños: cuando cambia el olor corporal

El olor corporal cambia, se vuelve acre y picante. Bienvenida la pubertad. Muchos padres se preguntan si es adecuado el uso de desodorante. Responden Gabriella Pozzobon, endocrinóloga pediatra presidenta de la Sociedad de Medicina del Adolescente Del Paesena (Sima), y Andrea Diociaiuti, jefa de la Unidad de Dermatosis Complejas y Genodermatosis del Hospital Infantil Bambino Gesù de la ciudad.



En este articulo

  • Cambia tu olor corporal
  • Desodorante para niños ¿sí o no?
  • por qué sudamos
  • Qué desodorante elegir
  • significado de hiperhidrosis
  • ¿El desodorante causa alergia?

 



El bebé de repente apesta.

Y ya sea hombre o mujer, de repente el olor corporal también cambia. Porque la pubertad está marcada por una nueva actividad hormonal: en particular, los andrógenos estimulan las glándulas sudoríparas que comienzan a producir un sudor con un olor más acre.



Le glándulas sudoríparas se distribuyen por toda la piel, en la capa profunda: la dermis.

“Es decir, fisiológicamente alrededor de los 9-10 años, los niños y niñas empiezan a oler y es normal: el mal olor del sudor es consecuencia de cambios hormonales fisiológicos”, dice. Gabriela Pozzobon, endocrinólogo pediatra del Hospital San Raffaele de nuestra ciudad y presidente del Sociedad Del Paesena de Medicina del Adolescente (Sima), “pero esto empuja a muchos padres a consultar, preocupados, al endocrinólogo”.

"Si los cambios descritos anteriormente, en particular un aumento de los senos y los testículos, incluida la sudoración, aparecen antes de los 8 años en las niñas y de los 9 años en los niños, puede ser indicativo de una pubertad precoz, entonces puede ser recomendable un examen endocrinológico" explica Pozzobon.

“De lo contrario, en ausencia de signos que puedan sugerir alteraciones del crecimiento, recomiendo una visita de control al endocrinólogo alrededor de los 11-12 años para una valoración adecuada de la estadificación y progresión del desarrollo puberal, es decir, el grado de maduración".

Niños, preadolescentes y desodorantes: sí o no

El consejo fundamental de la endocrinóloga pediatra de San Raffaele es fomentar (si no es ya una práctica habitual en el día a día) el cuidado del cuerpo: en otras palabras, una higiene diaria minuciosa. Pero si el olor a sudor es acre y punzante, y hace que el adolescente se sienta incómodo en casa, "los desodorantes naturales o sin alcohol se pueden usar con moderación".

¿Por qué sudamos?

La transpiración es una función regulada por el sistema nervioso simpático. Un centro de control del sudor está ubicado en elhipotálamo, una estructura situada en la zona central del cerebro y que contiene células nerviosas (neuronas) sensibles a los cambios de temperatura interna y también a los acontecimientos emocionales y que a través de fibras nerviosas simpáticas inervan y se comunican con las glándulas sudoríparas.

L'la actividad de las glándulas sudoríparas no es constante pero varía durante las 24 horas, alcanzando niveles mínimos durante la noche y picos durante el ejercicio físico, estrés psicológico o psicofísico, exposición al calor, etc. En relación a la cantidad de sudor producido, hablamos de transpiración insensible para indicar la transpiración que se produce de forma continua, incluso cuando la piel parece seca, y di transpiración sensible (exceso de sudor) cuando el sudor da lugar a la formación de un velo húmedo, o incluso gotas sobre la superficie de la piel.

La sudoración se considera, en condiciones normales, uno de los mecanismos fundamentales de la termorregulación. El sudor se evapora y absorbe una cantidad considerable de calor (580 kcal por litro) e induce un notable enfriamiento de la superficie del cuerpo
(fuente Hospital Infantil Bambino Gesù de la ciudad)

¿Qué desodorante elegir?

El sudor no desprende mal olor.

Sin embargo, aclaremos que el sudor no desprende mal olor. El olor acre proviene de la flora bacteriana presente en la piel y el cabello (axilas e ingles en particular) que, en contacto con el sudor, emite las sustancias responsables del mal olor.

En definitiva, “durante el desarrollo puberal, debido a las hormonas, cambia la producción de sudor”, apunta la dermatóloga Andrea Diociaiuti, del Hospital Pediátrico Bambino Gesù de la ciudad. «Y el aumento del sudor crea un ambiente cálido y húmedo que favorece la proliferación de gérmenes de los que deriva el mal olor. Para combatir el mal olor puedes usarlo el desodorante o un antitranspirante".

Básicamente diferentes cosméticos que funcionan de diferentes maneras.

Cómo afectan los cosméticos al olor

"El desodorante - explica Diociaiuti - puede actuar contra los gérmenes que causan el mal olor o en virtud de las fragancias que contiene puede tapar el olor desagradable”.

Si tu hijo ha sufrido dermatitis atópica en el pasado, lo mejor es evitar los productos con perfumes (por una posible sensibilización) y alcohol (pueden ser irritantes). Por el contrario, se deben preferir los desodorantes con acción antibacteriana: «que contienen sustancias que reducen la cantidad de gérmenes. Y con menos gérmenes se reduce el mal olor».

En cuanto a las diferentes formulaciones, Diociaiuti recomienda sprays desodorantes para sujetos atópicos. «La formulación roll-on (con la que se esparce una capa de producto sobre la piel) podría ocluir las glándulas sudoríparas creando irritación».

¿Dermatitis atópica? Sin alcohol, sin perfumes, mejor desodorante en spray

Antitranspirantes

Otro producto para contrarrestar el mal olor es elantitranspirante: «Contiene sales de aluminio que reducen la transpiración de las glándulas sudoríparas y reducen la secreción del sudor crea un ambiente menos propicio para la proliferación de gérmenes».

Según la experta del Niño Jesús, este tipo de producto está especialmente indicado para transpiración: porque menos sudor = menos bacterias.

La sudoración excesiva es estimulada por la estimulación hormonal.

hiperhidrosis

La sudoración excesiva tiene un nombre: hiperhidrosis.

La hiperhidrosis puede ser extensa o localizada: palmar, axilar, plantar, facial - craneal o de tronco (pecho, abdomen, espalda).

La hiperhidrosis primaria a menudo está localizada, no ocurre durante el sueño y se agrava con el calor y el estrés emocional. Generalmente aparece en la infancia o la adolescencia. La causa es poco conocida, a menudo relacionada con una actividad excesiva del sistema nervioso simpático.

La hiperhidrosis primaria suele ser leve y se resuelve fácilmente incluso de forma espontánea. En algunos casos, el limpieza diaria, preparaciones antitranspirantes (cremas, sprays...) que pueden reducir la sudoración hasta en un 40-50% y desodorantes cuyo efecto bactericida reduce el mal olor.
(fuente Hospital Infantil Bambino Gesù de la ciudad)

¿Qué pasa si el desodorante causa alergia?

“En caso de manifestaciones alérgicas después del uso de un cosmético, es necesario suspender el producto, usar la crema de cortisona para aliviar la piel y realizar pruebas de alergia (pruebas de parche) para diagnosticar la dermatitis alérgica de contacto. Pero -concluye el dermatólogo Diociaiuti- es realmente difícil que esto suceda con un desodorante sin perfume y sin alcohol».

TAG:
  • adolescentes
  • desodorante
  • 6-14 niños años
Añade un comentario de Desodorantes y Bebés: Mi bebé apesta
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.