Dolor de garganta en niños

Quien soy
Marie-Ange Demory
@marie-angedemory
Autor y referencias
Fuente: Shutterstock

Causas del dolor de garganta

Il dolor de garganta casi siempre lo es causado por virus y pasa por sí solo en pocos días, sin necesidad de medicamentos. Si hay fiebre alta (superior a 38,5°), sin embargo, se pueden administrar paracetamol o ibuprofeno. Medicamentos que se pueden usar incluso si el niño se queja de dolor intenso, porque también tienen un efecto analgésico (sin embargo, se recomienda consultar primero al pediatra). Deben evitarse los antibióticos caseros, que se usan solo si la causa es bacteriana, y no la cortisona, que es necesaria solo en caso de dificultades respiratorias graves, pero no causadas por dolores de garganta comunes.





En alrededor del 70% de los casos el dolor de garganta es de origen viral, en un 30% bacteriano. "La causa más común del dolor de garganta es, de hecho, la faringitis viral, que generalmente se resuelve en 3 a 5 días, mientras que entre las formas bacterianas la faringitis estreptocócica es el más frecuente y típicamente pasa en 5-10 días, pero después de 48 horas de antibioterapia hay un colapso ", señala Alberto Villani, jefe de pediatría general y enfermedades infecciosas del hospital pediátrico Bambino Gesù en la ciudad y presidente de la Sociedad Del Paesena de Pediatría.

11 FOTOS

Influenza: 11 maneras de aliviar los síntomas de su bebé

ir a la galeria

Resfriado, tos, dolor de garganta, dolor de oído y fiebre. O vómitos y diarrea. Durante el invierno, los niños a menudo se enferman de virus de influenza y otros virus. En la mayoría ...



Dolor de garganta en niños

Il el dolor de garganta es una de las dolencias más comunes de la estación fría, aunque no sea tanto el frío el que lo provoque sino los cambios bruscos de temperatura, que provocan una alteración de la mucosa de la boca, favoreciendo la entrada de gérmenes. Por eso, en realidad, incluso en verano, los niños están sujetos a posibles inflamaciones de garganta, debido a los frecuentes pasajes del exterior al interior - con aire acondicionado - que, por tanto, pueden favorecer raucedina o faringitis, con bajada de la voz en el primer caso y, en cambio, dificultad para tragar, enrojecimiento e irritación entre la nariz y la garganta y fiebre, en caso de nasofaringitis.



En este articulo

  • Causas del dolor de garganta
  • Dolor de garganta: ¿siempre es necesaria la visita al pediatra?
  • Cuándo hacer el frotis de garganta
  • Tratamientos y medicamentos para el dolor de garganta, ¿cuáles son?
  • Consejos para evitar el dolor de garganta
  • Nutrición para el dolor de garganta
Lea también: Bronquitis en temporada

Dolor de garganta: ¿siempre es necesaria la visita al pediatra?

La inflamación de las vías respiratorias superiores es una de las causas más frecuentes que inducen a los padres a acudir al pediatra. Pero no siempre y sobre todo no es inmediatamente necesario hacerlo. Esencialmente yo síntomas asociados: extensión y persistencia de la fiebre, dificultad para respirar, presencia de placas.

“En general, por lo tanto, es recomendable acudir al médico si el niño tiene la fiebre alta, está muy abatido (todo niño tiene un umbral de sensibilidad al dolor) y si hay alguna placas blancas en las amígdalas, porque puede ser una faringitis bacteriana y entonces conviene administrar antibióticos”, sugiere Villani.

De lo contrario, en ausencia de síntomas asociados, se debe mantener al niño en casa, en reposo, tratando la fiebre, si está presente y alta, con uno de los dos fármacos indicados - paracetamol (cada 4-6 horas) o ibuprofeno (cada 6 horas). horas) -8 horas) - para ser utilizado si es necesario también para aliviar el dolor del niño. Y solo si la fiebre persiste después de 48 horas a pesar del tratamiento es necesario buscar atención médica.

Gianfranco Trapani, pediatra, director didáctico de la Escuela Superior de Bioterapias SMB Del Paese, y autor de numerosos libros de divulgación, como "El pediatra en el cajón" (Ed. Giunti) afirma:

La presencia de placas no necesariamente significa que haya una infección bacteriana, sino que solo indica maceración de la membrana mucosa de la amígdala, lo que también puede ocurrir con virus.

 

El pediatra te dirá si la causa es viral o bacteriana.

Lea también: El niño está resfriado

¿Covid-19 o dolor de garganta?

Cómo distinguir el dolor de garganta del Covid-19

I síntomas principales de Covid-19 en la población pediátrica son:

  • fiebre
  • Tos seca
  • Dolor de cabeza
  • Dolor de garganta
  • Náuseas vómitos
  • diarrea
  • Dolores musculares
  • Congestión nasal/secreción nasal
  • Dificultades respiratorias

Desafortunadamente, estos son los mismos síntomas que causa la gripe u otras infecciones virales, por lo que es difícil distinguir el coronavirus de estas enfermedades. El único síntoma diferente que se puede manifestar en el caso del coronavirus en comparación con otros síndromes gripales es la pérdida del gusto y del olfato, pero recuerda que el Covid también puede ser totalmente asintomático.

Cuándo hacer el frotis de garganta

“La única forma de faringitis que tiene relevancia clínica real para cualquier consecuencia es la causada por estreptococo beta hemolítico del grupo A: en este caso es necesaria la terapia con antibióticos ". Y para identificarlo es necesario hacer el hisopado de garganta.

“Sin embargo, no tiene sentido hacerle esto a todos los niños que tienen un poco de dolor de garganta sin síntomas asociados. Pero solo si el niño presenta fiebre alta, placas en las amígdalas y ganglios linfáticos inflamados debajo de la garganta o a los lados del cuello”, señala Villani.

“También hay formas virales, como síntoma de mononucleosis, por ejemplo, que provocan la formación de placas en la garganta, pero para las que no tiene sentido dar antibióticos. Lo cual, además de ser inútil, también puede ser molesto: entre un 10-20% de los pacientes con mononucleosis que toman amoxicilina, por ejemplo, sufren reacciones cutáneas en el cuerpo”.

Por lo tanto, el frotis de garganta es una prueba para diagnosticar formas bacterianas de dolor de garganta.

El pediatra puede realizar la "prueba rápida", que permite el diagnóstico en cuestión de minutos. En caso contrario se realiza el hisopado tradicional en los laboratorios de análisis pero para el resultado hay que esperar unos días.

Tratamientos y medicamentos para el dolor de garganta, ¿cuáles son?

  • Si solo hay dolor y no hay fiebre. Si el niño solo tiene dolor de garganta, no es necesario darle nada, posiblemente alguna pastilla emoliente, por ejemplo con eucaliptol, que tiene una acción balsámica en las vías respiratorias, o un spray local, por ejemplo que contenga xibornol, que alivia el dolor. poco. Pero sin la ilusión de que sean determinantes. No obstante, si el niño sufre especialmente, incluso en ausencia de fiebre, se puede administrar paracetamol o ibuprofeno, que también tienen efectos analgésicos.

  • Si el dolor es muy intenso y además aparece fiebre, se puede utilizar un antiinflamatorio, como paracetamol o ibuprofeno. “Ambos tienen acción antiinflamatoria, antipirética y analgésica, aunque predomina el efecto antipirético en el paracetamol y el analgésico en el ibuprofeno”, dice Trapani.
  • Antibiótico: sólo si la causa es bacteriana. El antibiótico solo debe administrarse si el médico determina, con el examen o con un frotis de garganta, que el dolor de garganta es causado por una bacteria, como Streptococcus. Si la causa es viral, el antibiótico es inútil.


  • cortisona: NUNCA solo para el dolor de garganta. "La cortisona es un antiinflamatorio muy potente que se puede utilizar, con indicación médica específica, si el niño tiene sensación de asfixia o dificultad respiratoria grave, causada por ejemplo por una reacción alérgica, pero no tiene nada que ver con el dolor de garganta" continúa Trapani.
Lea también: Fiebre infantil: todo lo que las mamás deben saber

Consejos para evitar el dolor de garganta

El principal truco para evitar el dolor de garganta es bajar la temperatura de los radiadores, tanto en los hogares como en los colegios: 19-20 grados son ideales para proteger la salud, el medio ambiente y ahorrar dinero.

“La casa debe ser relativamente fresca y los niños bien vestidos, para que cuando salgan el paso sea menos brusco. Y luego hay que acostumbrar a los niños a salir, aunque haga frío o esté húmedo: el frío no duele si los niños están bien abrigados, duele más el calor excesivo en ambientes cerrados”, sugiere Trapani.

Sin embargo, tanto en invierno como en verano, es importante evitar los cambios bruscos de temperatura.

"Pero es útil recordar - añade Villani - también la importancia de prevención activa, cuando sea posible y deseable, de infecciones de las vías respiratorias superiores mediante intervenciones de profilaxis primaria tal como vacuna para la gripe en las categorías de pacientes de riesgo y sus familias”.

Nutrición para el dolor de garganta

Cuando el niño tiene dolor de garganta y especialmente en caso de dificultades para tragar, Villani sugiere el consumo de alimentos frescos y blandos, por ejemplo leche o batidos, y aconseja evitar los cítricos o los tomates, porque pueden resultar irritantes y molestos en caso de presencia de aftas bucales en la boca. En caso contrario, un buen zumo de naranja puede ser muy útil para el aporte de vitamina C (posiblemente evaluar con el pediatra la administración de un suplemento multivitamínico). En general, recuerda el pediatra, el consumo de frutas es bueno para el aporte de vitaminas con efectos antivirales. “Es importante -reitera también- que el niño beba mucho porque debe estar bien hidratado”.

Trapani finalmente recuerda los remedios fitoterapéuticos, útiles para estimular las defensas inmunitarias para contrarrestar los gérmenes responsables de los dolores de garganta. Las más adecuadas son el escaramujo, la grosella negra, la vid (Vitis vinifera), el nogal (Juglans regia). Se encuentran en farmacias en diversas formulaciones: macerados de glicerina, extractos de fitoembriones (el acrónimo es FEE), mucho más concentrados, o los más recientes extractos hidroenzimáticos (el acrónimo es EIE), que tienen la ventaja de que los principios activos se extraen con agua. y enzimas, por lo que no contienen alcohol. Dado que se trata de preparaciones diferentes, es necesario consultar al farmacéutico la dosis más adecuada según la edad y el peso del niño.Ligado

Vea el video: resfriados en niños pequeños

TAG:
  • dolor de garganta
  • fiebre
  • frío
  • niños con dolor de garganta
  • 1-2 niños años
Añade un comentario de Dolor de garganta en niños
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.