El niño habla poco y mal, consejos a los padres

El niño habla poco y mal, consejos a los padres
  • El niño aprende de la madre, no de la tele.“El niño necesita estar expuesto a la lengua materna sobre todo en el primer año de vida: el primer factor que predice el desarrollo cuantitativo del lenguaje es la comunicación materna, o en todo caso, de la persona que lo cría” subraya Laura D. 'Odorico. “El pequeño, en efecto, aprende poco del exterior: está mal, por ejemplo, pensar que aprende escuchando la televisión. Además, a medida que se desarrollan las habilidades lingüísticas, el niño ya no aprende asociando la palabra con el objeto correspondiente, sino también en relación con el significado de la oración. Esto sucede por ejemplo para los verbos ".



  • En el nido muy pequeño: la proporción numérica de educadores/niño es importante. “Un ingreso temprano y prolongado a la guardería en los primeros dos años de vida puede ralentizar el ritmo de desarrollo del lenguaje, porque el niño no tendrá una persona sola para él que le hable constantemente. Depende de la proporción numérica de educadores a niños y el entorno externo solo puede ser relevante en el caso de niños que ya son particularmente vulnerables ".



  • ¿Señalar con el dedo? No insista en que hable "El niño que sabe el nombre de las cosas les dice", dice el Prof. D'Odorico. Y no tienes que insistir en hablar. La madre siempre es sabia al interpretar: el riesgo de frustrar al niño es peor que el riesgo de permitir que sea perezoso. El bien supremo, en efecto, es que, de cualquier modo, madre e hijo se comuniquen entre sí”. Luego, cuando el niño salga del nido familiar donde todos conocen “su idioma”, encontrar las palabras para comunicarse con sus compañeros será un nuevo estímulo.

  • Mamá y papá hablan dos idiomas diferentes: que todos usan siempre lo mismo. “Es absolutamente bueno hablar en dos idiomas al niño. Habrá fenómenos de ralentización en el desarrollo pero no se compromete el resultado favorable, siempre que haya consistencia en las situaciones: por ejemplo, mamá siempre habla inglés y papá Del Paeseno”.

  • Primero, segundo, último: nadie es desvalido. “Investigaciones recientes han encontrado que la posición del niño en la familia (primogénito, último nacido, etc...) no afecta la velocidad del desarrollo lingüístico”, subraya el experto. “Las mujeres, en cambio, aprenden en promedio uno o dos meses antes y el ritmo es más rápido en relación a la educación superior de la madre. Sin embargo, no son variables determinantes sobre el resultado final”.

  • Tartamudea o pronuncia mal: consulte con su pediatra. “La tartamudez en edad preescolar es irrelevante desde el punto de vista lingüístico, porque depende de causas afectivo-relacionales”, explica D'Odorico. “Para problemas articulatorios, la intervención del logopeda está indicada no antes de los 4 años de edad. El especialista adoptará un programa de rehabilitación y generalmente se resuelve el defecto fonológico”. Para obtener información sobre el especialista, comuníquese con el pediatra de atención primaria o la ASL.



  • Incluso después del año, habla con el bebé. es más importante preguntar. “No tienes que pedir, tienes que dar. Suele ocurrir que en los primeros 12 meses los padres hablan mucho con el niño, mientras que en los 12 siguientes suelen preguntar: el nombre de los objetos, o de las figuras al hojear los libros. La madre, en cambio, debe seguir hablándole todo el tiempo, porque el niño aprende del modelo verbal del adulto, no del ejercicio de la repetición”.

  • No señalar sus errores, pero dale el tiempo que necesita. “Atormentarlo con preguntas indicando esto o aquello, hablar frente a otros sobre sus posibles dificultades, anticiparse a él, interrumpirlo diciéndole que ya entendió no favorece su posibilidad comunicativa. Cuando falla, en vez de corregirlo, repetir la versión correcta”.

  • Un entorno difícil no impide que el niño aprenda. “El lenguaje es una competencia muy robusta, que se desarrolla incluso en condiciones externas muy negativas”.

Asesoramiento de Laura D'Odorico, Profesora de Psicología del Desarrollo y Trastornos del Lenguaje de la Universidad Bicocca de nuestra ciudad.

(fuente de datos normativos: Primer vocabulario del niño, por M. Cristina Caselli, Patrizia Pasqualetti y Silvia Stefanini, ed. Franco Angeli)

Lea también: Mi hijo habla poco y mal

Usted también puede estar interesado en:

  • Cómo educar a los niños sobre la autonomía



  • Elogie los esfuerzos de su hijo para mejorar su aprendizaje

  • 7 consejos para criar niños inteligentes

  • 12 estrategias para favorecer el desarrollo mental del niño

¡Pídale consejo a su pediatra de MyModernParents u otras mamás en el foro!

TAG:
  • desarrollo del lenguaje
  • dislexia
  • niño bilingüe
  • 1-2 niños años
Añade un comentario de El niño habla poco y mal, consejos a los padres
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.