El niño no quiere comer: 10 consejos

Quien soy
Philippe Gloaguen
@philippegloaguen
Autor y referencias

Fuente: Shutterstock

Si el niño no quiere comer

En lo más alto de la lista de preocupaciones (y angustias) maternas, se reserva un lugar de honor a la alimentación del bebé.



'¡Él no come!', declinado en infinitas variaciones entre 'nada', 'muy poco' y 'no lo suficiente', es una especie de estribillo entre las madres que acompaña (casi) todas las fases del crecimiento del niño.



Generalmente, las primeras dificultades aparecen tras el destete, alcanzando la máxima expresión de la lucha contra la cuchara en el periodo comprendido entre los 2 y 3 años.

'¿Pero por qué hace tanto alboroto ahora?' es una pregunta que ronda a muchas madres y, al final, muchas veces el 'no' del niño en la mesa es tildado como un 'capricho' más. Pero en realidad este no es el caso en absoluto. Esto fue apoyado por Stefania Manetti, pediatra familiar de la Asociación Cultural de Pediatras, Acp.

Lee también: Niño selectivo con la comida, cuándo preocuparse 11 FOTOS

10 reglas para reeducar a los niños quisquillosos en la mesa, en el Hospital Bambin Gesù

ir a la galeria

Muchos niños se niegan a probar nuevos alimentos, siempre quieren las mismas cosas y, a menudo, rechazan casi por completo las verduras. Este comportamiento también se llama selectividad...



En este articulo

 



  • ¿El niño rechaza la comida? es una etapa de crecimiento
  • Durante el destete, está bien dejarlo perder el tiempo
  • Si no quieres probar un alimento nuevo, no insistas pero vuelve a intentarlo
  • Dé un buen ejemplo y sonría. el niño te mira
  • "¡Mira qué hermoso tomate rojo!"
  • ¿Comes poco? No te preocupes
  • El niño es capaz de autorregularse.
  • En la mesa, todos juntos
  • Trucos para conseguir verduras para comer
  • Ten en cuenta las reglas básicas para alimentar a un bebé de 1 a 3 años
  •  

1. ¿El niño rechaza la comida? es una etapa de crecimiento

“El rechazo a la comida está ligado a una fase del crecimiento del niño, los 'terribles dos', como dicen los americanos, que dura hasta unos tres años. En esta franja de edad, el pequeño empieza a percibirse a sí mismo y construye su identidad afirmando su presencia en el mundo también a través de la oposición”, explica la pediatra.

Básicamente, el período del 'no' refleja el proceso gradual (y lento) de desapego de la madre (que comienza alrededor de los 8-9 meses) hacia una autonomía cada vez mayor.

La terquedad, por tanto, no es un capricho sino una señal positiva (y normal) del camino del crecimiento. Por lo tanto, los padres no deben considerar cada reacción y comportamiento del niño como una rabieta irrazonable.

“La nutrición no es algo en sí mismo, es importante que se inserte en el contexto de la relación entre niño y adulto. Ese es el punto clave. En la base de todo, lo que cuenta es la capacidad de respuesta materna, es decir, la capacidad de la madre .para responder a las diferentes necesidades del niño de la mejor manera posible.De esta manera, es una 'madre suficientemente buena', según las teorías del psicoanalista inglés DW Winnicott, - dice el pediatra.

2. Durante el destete, está bien dejarlo perder el tiempo

En el período de destete (a partir de los 6 meses), el pequeño es propenso a probar y descubrir diferentes sabores si el padre introduce los nuevos alimentos correctamente, sin forzarlo y dejar que se ensucie.

“En esta primera fase, es importante proponer todo y si está convencido de que es correcto, en general el pequeño acepta la noticia de buena gana. También es recomendable dejarlo experimentar y tocar la comida”, dice Stefania Manetti Acp. Campania.

“Si la madre lo mima y deja que lo estropee, le facilita ir comprendiendo poco a poco su estado y entender si tiene hambre. Así, se siente autónomo y también siente que el adulto ha reconocido su autonomía.

Con este tipo de abordaje, es difícil que el niño alrededor de los 2 años no coma casi nada”, dice el pediatra.

3. Si no quieres probar un alimento nuevo, no insistas pero vuelve a intentarlo

Es muy importante poner en la mesa una buena variedad de alimentos, invitando al pequeño a descubrir diferentes gustos. "Si se niega y no quiere saberlo realmente en ese momento, es bueno aceptarlo y no insistir.

Pero ojo, antes de decretar, por ejemplo, que no le gustan 'absolutamente' las lentejas, hay que ofrecérselas al menos 10 veces más en las comidas posteriores”, explica Stefania Manetti.

4. Dé un buen ejemplo y sonría. el niño te mira

Le Los hábitos alimenticios dependen, en gran parte, de lo que el niño percibe y ve alrededor de él.

De hecho, 'predicar con el ejemplo' juega un papel central en cada etapa (y aspecto) del crecimiento. Porque en los primeros años de vida, el niño aprende precisamente por imitación y ejemplo.

“Entonces, si el padre sonríe mientras come las verduras y demuestra que las aprecia, el niño también estará más inclinado a saborearlas. En definitiva, no olvidemos que todo está muy ligado a la relación entre adulto y niño”, dice el pediatra.

5. "¡Mira ese hermoso tomate rojo!"

Cuando el niño ve en la mesa a unos padres que aprecian y comen con gusto cierto plato, se siente tentado a probarlo. "No tiene sentido decirle al hijo pequeño: '¡Come esto porque crecerás bien!' - dice el especialista.

Tal declaración no tiene significado para un niño. Lo que funciona en cambio, por ejemplo, es exclamar: '¡Oh, mira ese hermoso tomate, tiene un color rojo realmente hermoso!'

6. ¿Comes poco? No te preocupes

Según el pediatra, se debe superar el miedo a que el niño nunca coma lo suficiente, mientras que lo adecuado sería preocuparse por la cuestión contraria. En resumen, ¡no es bueno para la salud que el niño trague!

“La obesidad infantil está muy extendida, incluso en Italia, y en todos los llamados países industrializados, no es un problema a subestimar”.

7. El niño es capaz de autorregularse

“Una investigación estadounidense ha demostrado que un niño de 2 años y medio frente a una mesa llena de delicias es perfectamente capaz de seleccionar los alimentos que le hacen bien y la cantidad adecuada para él”, explica Stefania Manetti.

Por tanto, si al niño se le deja libre para expresarse, aprende a autorregularse, de lo contrario las presiones del adulto bloquean este proceso normal de autonomía y autorreconocimiento”.

En otras palabras, el niño aprende a distinguir su percepción del hambre si se le permite experimentar sin que el adulto le imponga el ritmo.

8. En la mesa, todos juntos

Il la comida debe ser un momento agradable, tranquilo para toda la familia, incluso cuando el niño es pequeño: una situación de compartir con mamá y papá, en definitiva. Puede parecer un aspecto marginal, pero en cambio es muy importante.

“Comer todos juntos en la mesa, sin prisas, en un ambiente sereno, sin distracciones y con la tele apagada, ayuda al niño a comer bien ya desarrollar una relación tranquila con la comida”, concluye el pediatra.

9. Trucos para conseguir que las verduras coman

Las sales minerales, las vitaminas, la fibra… Las verduras nunca deben faltar en la dieta de un niño pero obligarle a comerlas suele ser una tarea ardua. ¿Cómo convencerlo? Un poco de imaginación es suficiente.

10. Ten en cuenta las reglas básicas para alimentar a tu bebé de 1 a 3 años

La alimentación debe dividirse en cinco momentos durante el día, la dieta debe variar, prefiriendo alimentos frescos de temporada y de cocina sencilla. No a las comidas excesivas y al uso excesivo de azúcar y sal.

Para obtener más información: 

  • La alimentación del bebé después del destete,
  • El niño sano come así,
  • Trucos para hacer que los niños coman verduras

Preguntas y respuestas

El niño rechaza la comida: ¿es esto un signo negativo? 

La obstinación en rechazar la comida no es un capricho sino un signo positivo (y normal) del camino de crecimiento. 

¿Está bien dejar que el bebé pierda el tiempo durante el destete? 

Sí. Durante el período de destete, por lo tanto a partir de los 6 meses, el bebé es propenso a probar y descubrir diferentes sabores si el padre introduce los nuevos alimentos correctamente, sin forzarlo.

¿Deberías preocuparte si tu hijo come poco? 

Según algunos pediatras, se debe superar el miedo a que el niño nunca coma lo suficiente, mientras que lo adecuado sería preocuparse por la cuestión contraria. 

TAG:
  • alimentación y niños
  • consejos de alimentación para niños
  • 1-2 niños años
Añade un comentario de El niño no quiere comer: 10 consejos
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.