El niño siempre dice que no: ¿cómo afrontar la fase oposicional?

Quien soy
Philippe Gloaguen
@philippegloaguen
Autor y referencias
Fuente: Pixabay

"No, no y no". es el aburrido chaflán opuesto de niños donde parece que la única respuesta que saben consta de sólo dos letras. ¿Hay alguna manera de salir ileso de este período? Le preguntamos a Annalisa Carrera, psicóloga y psicoterapeuta familiar de Helping Mama.



FASE DEL NO EN LOS NIÑOS

Empezamos a entender cómo definir esta fase de eternos caprichos: «Es una etapa fundamental en el crecimiento de un niño. Es el momento en que el niño se da cuenta de que es otro que su madre, que es un individuo por derecho propio. Así que esta fase, aunque agotadora, es fundamental para la definición de su identidad: hay que afrontarlo y gestionarlo, no negarlo. No se debe culpar al niño: va marcando su forma de ser, pero hay que encaminarlo a través de una serie de reglas”.



Lee también: Caprichos, cómo entenderlos

LOS DOS TERRIBLES

¿Cuándo comienza y sobre todo cuándo termina? “Por lo general, esta fase se conoce como el "terrible 2" (también conocido como "dos terribles") precisamente porque ocurre alrededor de los 24 meses de vida del niño, e dura alrededor de un año".

Detrás de estos caprichos constantes, hay razones: «El niño vive como un explorador en una tierra desconocida: ve con sus ojos el mundo de los adultos, pero emocional y cognitivamente no lo comprende. Así que se mueve por ensayo y error, explora los límites y ve hasta dónde puede llegar. Siente emociones pero no sabe cuáles son, y trata de expresarlas lo mejor que puede».



Lee también: Caprichos, las principales causas

FASE OPUESTA: QUÉ HACER

Por lo tanto, mamá y papá tendrán mucho trabajo: "Un padre debe actuar como su hijo: vaya por ensayo y error e intente ponerse en el lugar de un niño de dos años, solo trate de pensar lo que significa vivir su vida de niño, todos los días".



Lea también: Niños opositores, qué hacer para manejarlos


«Detrás de los que se definen estados de ánimo a menudo hay más: el intento del niño de definir su propia individualidad, el deseo de expresar su disidencia, la petición de mayor lentitud. A veces el capricho no es más que cansancio, porque, seamos sinceros, crecer es una aventura maravillosa pero también muy agotadora».

Lee también: Caprichos sin control. O la 'rabieta'

MANTENGA LA CALMA

¿Qué hacer entonces? «Nuestra sugerencia es tratar de mantener la calma en la medida de lo posible, no subir el tono de voz a menos que sea estrictamente necesario y de forma muy firme: un “no” bien dicho vale más que mil gritos. Sabemos que todo esto es muy fácil de decir y más complicado de hacer, pero a veces hace falta muy poco para intentar entender y escuchar a nuestro bebé: para, respira y sigue adelante. No hay una respuesta mágica que se ajuste a todo, procedemos por ensayo y error».

Lea también: Berrinches de estrés fuera y dentro del hogar

Veamos algunos ejemplos:

  • ¡No quiero ponerme el abrigo antes de salir!
    «En este caso el padre tiene que explicar la utilidad de la chaqueta y darle a elegir al niño entre dos prendas diferentes. Nunca más de dos porque sino se confunde: para los niños la elección es complicada».
  • ¡No quiero comer!
    “El tema de la comida es un mundo aparte: podría negarse porque no se encuentra bien, tiene fiebre o ha comido demasiado. La negativa podría estar relacionada con el momento de la comida en sí: se puede sortear el obstáculo preparando la comida juntos, poniendo la mesa junto con el niño, proponiendo compartir la comida con un títere (pero la trona no debe estar inundada con juegos)".
  • ¡No quiero ir a dormir!
    «Para hacer frente a este problema, deberíamos crear una rutina y evaluar el momento en el que se produce el rechazo: en septiembre, ¿cuándo reanudan las clases? ¿Con motivo del nacimiento de un hermanito? El padre debe tratar de comprender las razones por las que un niño no quiere dormir y verbalizarlas para él, encontrando también posibles alternativas, como “Hoy, que ha sido un día un poco complicado, podemos leer dos cuentos de hadas en lugar de uno solo”. como siempre"".
Lee también: rabietas por cansancio

Actualizado el 22.10.2022

TAG:
  • psique
  • educación infantil
  • 1-2 niños años
Añade un comentario de El niño siempre dice que no: ¿cómo afrontar la fase oposicional?
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.