Enfermedades infecciosas en el embarazo, cuáles son peligrosas.

Quien soy
Catherine Le Nevez
@catherinelenevez
Autor y referencias

Contenido

  • 1 Enfermedades infecciosas en el embarazo: varicela y sarampión
  • 2 Enfermedades infecciosas en el embarazo: paperas
  • 3 Enfermedades infecciosas en el embarazo: rubéola 
  • 4 Enfermedades infecciosas en el embarazo: la sexta enfermedad
  • 5 Enfermedades infecciosas en el embarazo: Citomegalovirus
  • 6 Enfermedades infecciosas en el embarazo: toxoplasmosis
  • 7 Enfermedades infecciosas en el embarazo: verrugas

El embarazo es una experiencia "mágica" que hay que afrontar y vivir con la mayor serenidad posible. Sin embargo, existen algunas enfermedades infecciosas que no deben subestimarse ya que representan un peligro muy grave para el feto o para la propia mujer embarazada. En estos casos es necesario hacer una correcta prevención y tener diagnósticos oportunos rápidamente. Entonces, ¿cuáles son las enfermedades infecciosas en el embarazo que ponen en riesgo la salud de la madre y el bebé? Hagamos un rápido excursus. 



Enfermedades infecciosas en el embarazo: varicela y sarampión

La varicela y el sarampión, enfermedades típicas de la infancia, rara vez se presentan en adultos. Sin embargo, si se contraen durante el primer trimestre del embarazo, la infección aumenta el riesgo de aborto espontáneo o malformaciones fetales. En el caso de la varicela, si se presenta unos días antes del nacimiento, el bebé puede nacer sano pero puede manifestar la enfermedad de inmediato, incluso en forma grave, precisamente porque recibió el virus de su madre.

Prevenir un posible contagio para las madres no inmunes es fundamental, pero si se produce hay que actuar con antivirales específicos. También en el caso del sarampión (causado por el paramixovirus), si la infección afecta a la mujer poco antes de dar a luz, es posible que el bebé enferme en los primeros días de vida.

Enfermedades infecciosas en el embarazo: paperas

Del mismo modo, es raro contraer las llamadas "paperas" en la edad adulta (paperas, también causadas por el paramixovirus) e incluso en este caso, en el primer trimestre del embarazo, la enfermedad aumentaría el riesgo de aborto.



Enfermedades infecciosas en el embarazo: rubéola 

Continuando con el tema de las enfermedades infecciosas en el embarazo, si la rubéola (también de origen vírico), que generalmente cursa con síntomas leves y no causa daños particulares, se contrae por primera vez durante el primer trimestre, puede ser responsable de lesiones fetales graves. malformaciones: daños al feto - cataratas, glaucoma, sordera, malformaciones cardíacas, posible retraso psicomotor - de hecho son mayores al comienzo del embarazo y disminuyen alrededor de las 17 semanas de embarazo.

Enfermedades infecciosas en el embarazo: la sexta enfermedad

Continuamos la lista de enfermedades infecciosas en el embarazo. La sexta enfermedad, o erupción crítica, es causada en la mayoría de los casos por el virus del herpes 6, con menos frecuencia por el virus del herpes 7 (la misma familia de virus que causa el herpes labial y la varicela). Se enmarca por tanto dentro de las enfermedades exantemáticas, es decir, entre las que cursan con la aparición de una erupción, es decir, manchas rojas o pápulas en la piel, en particular en el cuello, la cara, los brazos y las piernas. No existe una vacuna eficaz.

La sexta enfermedad se presenta con mayor frecuencia en niños entre 6 y 24 meses; en algunos casos, aunque raramente, puede infectar a adultos y mujeres embarazadas. Afortunadamente, no es peligroso ni para la madre ni para el bebé. La sexta enfermedad es bastante contagiosa y se propaga a través de la mucosidad o la saliva del paciente infectado oa través de las gotitas respiratorias al toser, estornudar, reír o hablar.


En el caso de las mujeres embarazadas, la enfermedad también puede transmitirse verticalmente de la madre al feto. El inicio de la enfermedad se produce con fiebre alta: mientras que en los niños la temperatura puede alcanzar incluso los 39° - 41°, en los adultos puede no presentarse en absoluto. La futura madre que contrae la sexta enfermedad puede experimentar dolores musculares y articulares, irritabilidad y nerviosismo, problemas gastrointestinales, ganglios linfáticos inflamados y dolor de garganta.


La única terapia es el antipirético que alivia los síntomas y baja la temperatura corporal. Evidentemente es necesario descansar y tomar baños tibios o esponjas para tratar de mantener la temperatura bajo control. Finalmente, beba mucho y también tome soluciones rehidratantes. Obviamente, debe excluirse el uso de antibióticos que son inútiles frente a una enfermedad causada por un virus y no por una bacteria.

Enfermedades infecciosas en el embarazo: Citomegalovirus

Dentro de las enfermedades infecciosas del embarazo, el cuadro que surge en torno a las infecciones por Citomegalovirus (CMV, un virus aparente a los herpesvirus como el de la varicela, el herpes labial o el virus de la mononucleosis) es diferente, muy frecuente en adultos y casi siempre asintomático. Las personas infectadas eliminan el virus durante mucho tiempo con la saliva y la orina. El virus también puede estar presente en heces, líquido seminal y secreciones cérvico-vaginales.

Durante el embarazo, existe la posibilidad de transmisión de la infección de la madre al feto a través de la sangre placentaria, especialmente si la mujer entra en contacto con el virus por primera vez durante el período de gestación. La infección fetal no suele causar abortos espontáneos o malformaciones, pero puede causar enfermedades graves en los diversos órganos del bebé. Por ejemplo, puede ser la causa del retraso del crecimiento intrauterino del feto, dolor de hígado, microcefalia.


En casos severos, los niños pueden sufrir daños permanentes. 

En mujeres embarazadas es recomendable controlar periódicamente los anticuerpos contra CMV también porque, para este tipo de infección, no existe terapia; incluso la posibilidad de prevención es de hecho muy limitada dada la considerable propagación del virus.

Enfermedades infecciosas en el embarazo: toxoplasmosis

La toxoplasmosis es una enfermedad infecciosa que suele ser asintomática en humanos, pero que si se contrae durante la gestación y se transmite al feto, puede provocar abortos o malformaciones graves. Si la futura madre ya lo ha contraído en el pasado, basta con un análisis de sangre (Toxo test) para saber si ya ha desarrollado anticuerpos y por tanto no corre el riesgo de contraerlo durante los meses de espera.


De no ser así, deberá repetir las pruebas periódicamente para descartar un contagio. Por supuesto, la prevención es importante: de hecho, basta con evitar cualquier contacto con los quistes del protozoo toxoplasma gondii que causan la enfermedad: así que no coma carne cruda o poco hecha, lave bien las verduras, use guantes para las actividades de jardinería y limpieza de la arena de los gatos.

Enfermedades infecciosas en el embarazo: verrugas

Entre las enfermedades infecciosas en el embarazo, tenga cuidado con las verrugas - formaciones similares a verrugas causadas por el virus VPH (virus del papiloma) localizadas a nivel genital y perineal - cuando ocurren durante el embarazo: deben eliminarse mediante diatermocoagulación o vaporización con láser. En casos raros, estas formaciones pueden alcanzar dimensiones tan grandes (condilomatosis gigante) que impiden el parto vaginal (es necesario recurrir a la cesárea). Y si los condilomas están presentes a nivel vaginal y vulvar es posible que el recién nacido se infecte “de paso” durante el parto: en este caso los médicos pueden decidir dar a luz al bebé por cesárea.

Texto actualizado el 11 de agosto de 2022

Compartir Compartir Compartir Compartir
Añade un comentario de Enfermedades infecciosas en el embarazo, cuáles son peligrosas.
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.