Episiotomía: ahí es cuando REALMENTE se necesita

Quien soy
Catherine Le Nevez
@catherinelenevez
Autor y referencias

Fuente: Shutterstock

Todavía demasiadas mujeres en Del Paese se someten a la práctica de la episiotomía por acelerar la entrega incluso cuando no es absolutamente necesario. Hasta hace unos años se consideraba uno práctica de rutina en la sala de partos, mientras que hoy en día las principales autoridades científicas y sanitarias, incluida la Organización Mundial de la Salud, la Asociación de Ginecólogos Estadounidenses y el Instituto Nacional Británico para la Excelencia Clínica, creen que debe ser realizado sólo en muy pocos casos.



En Del Paese no se habla mucho al respecto, pero según los últimos datos disponibles, el 54% de las mujeres que dieron a luz en nuestro país entre 2003 y 2022 se sometieron a una episiotomía. De estos, el 61% declara no haber dado el consentimiento informado para el procedimiento. Fue una investigación de Doxa sobre la violencia obstétrica la que arrojó luz sobre esta práctica que la OMS define como "dañina excepto en casos raros". De las estimaciones realizadas surge también que cerca de un millón de madres del Paesene (21% del total) han sido víctimas de alguna forma de violencia obstétrica (física o psicológica) durante la primera experiencia de maternidad. 



En 2022, el Consejo de Europa pidió a los estados miembros que se aseguraran de que la atención del parto se brindó con respeto a los derechos humanos y la dignidadpero fue gracias al Informe Anual de la Asamblea General de las Naciones Unidas que la violencia obstétrica fue reconocida como una violación de los derechos humanos y como una forma de violencia de género.

Para entender cuándo es realmente necesario este tipo de intervención, hablamos con el Dr., Director de la Escuela de Especialización en Ginecología y Obstetricia de la Universidad de nuestra ciudad.

En este articulo

  • ¿Qué es la episiotomía?
  • Como lo haces
  • Porque se pensó que sería útil.
  • Cuándo podría ser útil
  • Los inconvenientes
  • Episiotomía y relaciones sexuales
  • Cómo evitar la episiotomía

¿Qué es la episiotomía?

"La episiotomía es una incisión que se hace en elárea perineal es decir, en la zona que va desde la abertura de la vagina hasta la zona perianal, y sirve para facilitar la salida del feto en determinadas situaciones". De esta forma se ensancha la abertura vaginal y se acelera la expulsión del bebé. .



Lea también: Episiotomía, qué es y por qué se hace

Como lo haces

“La política de episiotomía ahora generalmente se sugiere solo cuando es estrictamente necesaria. Con el tiempo pasamos por una fase en la que se hacía en todas las partes y luego pasamos a la fase actual, en la que la episiotomía solo se debe hacer cuando es necesario. es necesario y/o realmente útil”.




Hay dos tipos de episiotomía:

  • mediano, que va desde la vulva hacia el ano. Es menos doloroso y provoca menos pérdida de sangre, ya que afecta solo a los tendones, pero puede conllevar un mayor riesgo de laceraciones posteriores.
  • paramediano o mediolateral, que va desde la vulva hacia el glúteo derecho, con un corte oblicuo. También afecta los músculos, por lo que crea una abertura más grande, pero también es más invasivo y doloroso.

“Hubo una etapa en que la episiotomía que se realizaba era la medina, mientras que hoy en día se practica y se recomienda la paramediana, es decir con una inclinación de 40-60°”.

Entre los dos, de hecho, generalmente se recomienda el segundo. La última recomendación autorizada al respecto proviene de la Organización Mundial de la Salud (OMS), con un documento sobre asistencia al parto publicado en febrero de 2022.

Por lo general, uno se hace justo antes de cortar pequeña anestesia local, que además hace más llevadero el siguiente momento, en el que se aplican las suturas, casi siempre reabsorbibles.

Según la OMS, en el caso de una episiotomía, no solo es imprescindible la anestesia, sino también el consentimiento informado de la mujer

Porque se pensó que sería útil.


La primera descripción de esta práctica quirúrgica se remonta a mediados del siglo XVIII, pero fue recién a principios del siglo XX cuando se generalizó realmente, con la idea de que podía facilitar la finalización del período expulsivo del parto, reduciendo el riesgo de lesiones y traumatismos para mamá y bebé.

Los beneficios hipotéticos a corto plazo eran la reducción del riesgo de laceraciones vaginales y perineales también importante y la reducción del dolor posparto. Además, se pensó que a largo plazo favorecía la recuperación de la función del suelo pélvico, con una reducción del riesgo de incontinencia urinaria, fecal y prolapso uterino.

De hecho, el doctor Marconi quiere aclarar que "con los estudios más recientes se ha visto que hacer una episiotomía siempre y en cualquier caso no protege en absoluto de nada, ni de la incontinencia urinaria, ni de las dificultades para tener relaciones sexuales después del parto”.

Para el niño, los beneficios deberían haber sido la prevención del riesgo de asfixia, hemorragia cerebral y distocia de hombros.

El problema es que los datos científicos disponibles para apoyar y justificar el uso rutinario de la episiotomía siempre han sido escasos y de mala calidad. Hasta el punto de que hoy la indicación se invierte: probablemente tenga sentido hacerlo, pero solo en casos seleccionados, de lo contrario se vuelve francamente dañino.

Incluso en una revisión sistemática de la literatura científica sobre el tema publicada en 2022 por la Colaboración Cochrane se afirma que “la lógica utilizada para justificar la episiotomía de rutina -es decir, que reduce el trauma perineal/vaginal- es infundada”.

Según la OMS, sin embargo, no hay muchas certezas ni siquiera sobre la episiotomía en casos seleccionados. El documento, de hecho, especifica que falta evidencia específica sobre la eficacia de la episiotomía "en general".

Cuándo podría ser útil

La práctica de la episiotomía es útil solo en unas pocas y bien definidas situaciones.

“En realidad, cabe señalar que no está definido exactamente cuándo es necesario realizar la episiotomía -explica el doctor Marconi-, pero hay algunas situaciones en las que es realmente útil realizar este corte. Se considera necesario. cuando el parto se produce con la ayuda de la ventosa, por tanto cuando el parto sea vaginal operatorio. Esto se debe a que los estudios han demostrado que uno se encuentra a menudo en mujeres que han dado a luz con la ayuda de la ventosa. interrupción del esfínter anal, en ese sentido la episiotomía es útil para proteger el esfínter de la gestante”.

El Instituto Nacional Inglés para la Excelencia Clínica también cita como casos en los que puede haber necesidad clínica de parto operatorio, con fórceps o ventosa y la sospecha de sufrimiento fetal, si realmente se considera necesario para acelerar el parto.

“Otra ocasión en la que una episiotomía puede ser útil es cuando hay necesidad de acelerar el parto porque quizás el corazón del bebé está teniendo problemas. En este caso, realizar la episiotomía facilita las cosas”.

La decisión de llevarlo a cabo o no no se toma a priori, sino que debe ser evaluado en el lugar.

“Si durante el parto todo va bien y la matrona, que es la reina del perineo, tiene la sensación y la experiencia de entender que el perineo se estira bien y por tanto solo esperar a que el perineo tenga el momento adecuado para relajarse, la episiotomía no se hace". Incluso según un documento de la Asociación de Ginecólogos Estadounidenses, no hay datos sólidos para decir cuándo se recomienda exactamente una episiotomía, por lo que en estos casos debe ser el juicio del clínico, es decir, el médico, para guiar la elección.



En 1985 la OMS indicaba la tasa aceptable de episiotomías para un país en torno al 10%, pero en el nuevo documento escribe que en realidad esa tasa es difícil de determinar. Por ello, insiste en la necesidad de evitar su uso rutinario y generalizado.

Los inconvenientes

"Sin embargo - dice el Dr. Marconi - es generalmente bastante rápido. Una episiotomía se repara en la gran mayoría de los casos con una sutura intradérmica por lo que no hay puntos que quitar y es obvio que la mujer debe cuidarlos sobre todo con el limpieza del área que es fundamental. Pero ya en el momento del alta la herida está prácticamente cicatrizada". Sin embargo, la cicatrización también es muy subjetiva, por lo que no es posible indicar el mismo momento para todas las mujeres.


Como todas las intervenciones quirúrgicas, incluso una episiotomía no deja de tener consecuencias. Los principales inconvenientes que se pueden presentar son:

  • sangrado;
  • dolor de sutura, que dura unos días y en ocasiones impide a la nueva mamá sentarse (e incluso caminar los primeros días). Para aliviar la incomodidad, puede ser útil sentarse en la 'dona'. Para amamantar, es mejor acostarse de lado. Si el dolor es insoportable, puede tomar un analgésico a base de paracetamol, que es seguro incluso si la madre está amamantando;
  • riesgo de que la herida se infecte en los días siguientes, obligando a la madre a regresar al hospital para los medicamentos apropiados (y en algunos casos para una nueva sutura);
  • dolor durante la evacuación. Si en los días posteriores al parto te cuesta ir al cuerpo, es mejor que te ayudes con un óvulo de glicerina o un microenema;
  • reanudación más lenta y dolorosa de las relaciones sexuales, ya que el tejido cicatricial hace que la vagina sea menos elástica.

Episiotomía y relaciones sexuales

Saber cuándo es posible volver a tener relaciones sexuales después de la episiotomía es bueno consulte a su ginecólogo quien podrá examinar el curso de la cicatriz. La cicatrización, como hemos visto, no es igual para todos y si la cicatriz no cicatrizaba por completo, las relaciones íntimas podrían causa dolor. Desafortunadamente, muchas de las mujeres que se han sometido a la episiotomía han experimentado dolor durante las relaciones sexuales incluso unos meses después del parto. En este caso, uno puede ser útil evaluación del suelo pélvico.

Cómo evitar la episiotomía


Algunas condiciones reducen el riesgo de que la mujer se encuentre en situaciones que requieran el "corte". La primera es que puede conducir el parto en la posición que prefiera: en cuclillas, de pie, a cuatro patas, sentada, son posiciones que le permiten aprovechar mejor la fuerza de la gravedad y que la mujer debe poder cambiar a su antojo. acomodar gradualmente los movimientos de descenso del pequeño.

También parece -pero esto no es una prueba definitiva y concluyente- que elaplicación de compresas calientes en la zona perineal EL 'realizando masaje perineal durante el trabajo de parto, la partera puede relajar los músculos vaginales y esto podría reducir el riesgo de tener una episiotomía. Todavía no está claro si este es realmente el caso, pero estas prácticas podrían no obstante ayudar a reducir el dolor durante el parto.

También puede ayudar a llegar a la etapa final del parto aún fuerte. Beber y comer algo ligero durante el trabajo de parto puede ayudar, e incluso quedarse en casa tanto como sea posible, en un ambiente tranquilo y seguro, antes de ir al hospital (por supuesto, a menos que algo ande mal).

Por último, un consejo: infórmese primero sobre el hospital elegido para el parto, para intentar comprender si sigue siendo de aquellos en los que la episiotomía se practica de forma rutinaria o no.

Lea también: Parto minuto a minuto

Otras fuentes para este artículo: articolo Episiotomía durante el parto: no sólo un 'pequeño tijeretazo' en The Conversation; articolo ACOG: Nuevas recomendaciones sobre laceraciones obstétricas en Medscape; Episiotomía y medicación reparadora, aplicación especialista en Medscape; articolo ¿Cómo puedo evitar la episiotomía? en Babycenter.com.

TAG:
  • episiotomía
  • partícipe
  • incisión de nacimiento
  • masaje perneal
  • perineo
  • suelo pélvico
  • área pélvica
Añade un comentario de Episiotomía: ahí es cuando REALMENTE se necesita
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.