Exámenes durante el embarazo

Quien soy
Marie-Ange Demory
@marie-angedemory
Autor y referencias
Fuente: Shutterstock

¿Te acabas de enterar que estás embarazada? ¡Felicidades! Tras las primeras emociones, llega el momento de empezar programar visitas y exámenes, porque aunque el embarazo sea fisiológico (o de bajo riesgo, es decir, no tengas factores de riesgo particulares), es importante realizar algunas Controles que te permiten controlar tu salud y la de tu bebé.



Estos cheques son proporcionados por el Servicio Nacional de Salud y son gratuitos siempre que se realicen en instalaciones públicas o privadas con convenio (incluidos, por supuesto, los centros de asesoramiento familiar). La lista se actualizó en 2022 con la publicación de los llamados nuevas LEA (niveles esenciales de asistencia), pero ojo: no es seguro que todas las Regiones se hayan adaptado ya a lo dispuesto en estas indicaciones oficiales.



Exámenes del primer trimestre (para la semana 13)

La primera visita al ginecólogo (o matrona)

Debería estar hecho a la octava semana, tener la oportunidad de solicitar las primeras informaciones y disipar las primeras dudas sobre el embarazo, pero sobre todo de hacer una anamnesis sobre la salud de la mujer y sobre cualquier patología familiar (diabetes, hipertensión, enfermedades genéticas) y establecer si se trata de un embarazo fisiológico (de bajo riesgo) o patológico (de riesgo). Durante la visita, el médico u obstetra también mide la presión arterial, revisa el peso inicial de la mujer para determinar cuál podría ser el aumento de peso ideal al final del embarazo y establece con la calculadora obstétrica cuál es la fecha prevista de parto.



Los exámenes ginecológicos/obstétricos están sujetos a una tarifa si se realizan de forma privada, gratuitos si acude a un operador que trabaja en instalaciones públicas., como hospitales o clínicas de familia (pero en este último caso no será posible elegir al operador por sí mismo). Si se considera que el embarazo es de riesgo, la mujer será seguida por el ginecólogo.

Lea también: La regla obstétrica: qué es y para qué sirve

Análisis de sangre y orina

Durante la visita, el ginecólogo prescribe los primeros análisis de sangre y orina. Para obtener la exención del ticket proporcionado por el Servicio Nacional de Salud es necesario que sean solicitados por un médico general o por un ginecólogo de un establecimiento público y que en el recetario se indique el código de exención con la semana de gestación. En particular, en el primer trimestre están exentos del billete:



  • Grupo sanguíneo de ambos socios (si no se realiza en la fase previa a la concepción);
  • Hemograma completo (para evaluar si hay anemia o hay infecciones en curso);
  • Pruebas de enfermedades infecciosas: VIH, rubéola, sífilis, toxoplasmosis, hepatitis B y C. Tanto la prueba de rubéola como la de toxoplasmosis se repetirán cada 30-40 días hasta el parto si el resultado es negativo (es decir, no eres inmune).
  • glicemia;
  • Anticuerpos antieritrocitos, es decir, la prueba de Coombs indirecta: en el caso de mujeres con grupo sanguíneo Rh negativo en riesgo de inmunización, la prueba debe repetirse cada mes;
  • Análisis de orina, químico, físico y microscópico. En el caso de que exista una presencia importante de bacterias, signo de infección, el médico también prescribirá un 'cultura Urina, para buscar los microorganismos responsables, además de un antibiograma identificar el antibiótico más efectivo para erradicarlos.
Lea también: Las 40 semanas de embarazo

La prueba de Papanicolaou 

Se utiliza para identificar cualquier lesión celular temprana en el cuello uterino (o cuello del útero), que a la larga podría convertirse en cáncer. Durante el embarazo, la toma de muestras para análisis suele realizarse en la primera visita obstétrica, si no se ha realizado en los tres años anteriores.

La ecografía del primer trimestre

En el primer trimestre, desde la semana 6-7 hasta la 13, se realiza la primera ecografía proporcionada por el SNS (en total ya son dos, aunque algunas regiones todavía ofrecen tres), que sirve para confirmar el presencia de embarazo en el útero, lo correcto citas, la presencia de la latido fetal, el posible tipo de gemelar (monocorial o bicorial) e identificar anomalías evidentes en las estructuras fetales.

Pruebas de tamizaje y diagnóstico prenatal

Durante la visita, el ginecólogo ofrece toda la información para poder elegir conscientemente si realizar pruebas de cribado no invasivas como el bitest (consistente en la ecografía de la translucencia nucal más la dosificación en sangre materna de dos sustancias específicas) o pruebas genéticas invasivas como villocentesis (a realizar entre las 11 y 13 semanas) o amniocentesis (a programar entre las 15 y 17 semanas).

Las nuevas LEA brindan acceso gratuito a la mordida para todas las mujeres, mientras que en lo que respecta al diagnóstico prenatal invasivo, es decir, CVS y amniocentesis, el acceso es gratuito cuando se estima que el feto tiene un riesgo de enfermedad o malformación superior a la media de la población. 

Lea también: Elegir el diagnóstico prenatal: prueba de tamizaje, prueba de ADN fetal o amniocentesis/villocentesis

La prueba de ADN fetal o NIPT

Una novedad importante en los últimos años ha sido la introducción de la prueba de ADN fetal o NIPT (de la expresión inglesa que significa prueba de detección prenatal no invasiva), que se basa en el análisis de fragmentos de ADN fetal que circulan en la sangre materna. Proporciona una muestra de sangre de la mujer que ya tiene alrededor de 10 semanas de embarazo y permite resaltar de manera muy precisa el riesgo de anomalías en el número de cromosomas del feto (aneuploidía: en particular trisomía 21, síndrome de Down, trisomía 13, trisomía 18 y anomalías de los cromosomas sexuales).

En la gran mayoría de los casos sigue siendo un examen a realizar de forma privada, con unos costes que rondan los 400-700 euros, pero a partir de marzo de 2022 en la Toscana se ofrece en copago a razón de 200 euros a las mujeres que en la mordida obtuvieran un riesgo de aneuploidía entre 1/300 y 1/1000. Y una fase piloto ha comenzado en Bolonia desde enero de 2022 de nueve meses que prevé la oferta de la prueba a todas las mujeres que reserven un bocado en un establecimiento público. Al final de este período, la propuesta se extenderá a todos los vecinos de la región Emilia de la ciudad.

Lea también: Leucocitos altos en el embarazo

Visitas y exámenes del segundo trimestre (14 a 28 semanas)

Las visitas ginecológicas

En teoría, de cuatro a seis visitas al ginecólogo o matrona son suficientes durante el embarazo, pero la mayoría de las futuras madres van todos los meses. ¿Qué hace durante las visitas del segundo trimestre? Se verifican los resultados de las pruebas realizadas y se prescriben las terapias (por ejemplo, para contrarrestar una deficiencia de hierro), se discuten los resultados de las pruebas de detección, anotando los resultados en la carpeta que la mujer lleva consigo.

El ginecólogo también mide la presión arterial, para detectar oportunamente si se superan los valores límite que pueden hacer sospechar una preeclampsia.

Análisis de sangre y orina

En el segundo trimestre están exentos del billete:

  • Hemograma completo;
  • Toxotest y rubeotest, si la mujer no está protegida por anticuerpos;
  • Análisis de orina químico, físico y microscópico (repetir mensualmente), más cualquier cultivo de orina
  • Glicemia. De hecho, solía ofrecerse a todas las mujeres en el segundo trimestre el prueba de carga de glucosa para el diagnóstico de una posible diabetes gestacional, pero hoy se propone solo en condiciones particulares. Para una evaluación más temprana del riesgo de diabetes gestacional, confiamos en una prueba de glucosa en sangre ya en el primer trimestre del embarazo, luego se repite a las 24-28 semanas.
Lea también: Azúcar en sangre y curva glucémica en el embarazo

Ultrasonido segundo trimestre (morfológico)

Entre el 19 y el 22 se hace la ecografía morfológica, que analiza de forma certera anatomia fetal.

El tercer trimestre (28 semanas hasta el final)

Las visitas ginecológicas

Como en visitas anteriores, el ginecólogo comprueba los resultados de las pruebas realizadas, valora el aumento de peso, mide la tensión arterial.

A partir de las 32-33 semanas, si el feto presenta presentación de nalgas, se evalúa junto con la pareja si utilizar moxibustión para aumentar la probabilidad de volcar al feto, mientras que a partir de las 36 semanas aproximadamente el médico puede proponer intentar la reversión del feto con externa. maniobras (las llamadas maniobra de giro), que sin embargo debe ser realizado por un especialista en la materia.

Lee también: Posición de nalgas: las dulces estrategias para intentar que el bebé corra

Análisis de sangre y orina

En el tercer trimestre están exentos del billete:

  • CBC, en este punto para hacerse una vez al mes;
  • Prueba de Coombs, a realizar entre las 28 y 32 semanas + 6 días;
  • Toxoplasma, a realizar cada 4-6 semanas si las pruebas anteriores son negativas;
  • Prueba de VIH, prueba de hepatitis B y prueba de sífilis, a realizar entre las 33 y 37 + 6 semanas.
  • Análisis de orina químico, físico y microscópico (repetir mensualmente), más cualquier cultivo de orina

hisopo vaginal 

A realizar entre las 34 y 36 semanas, sirve para descartar la presencia de infección por Estreptococo beta-hemolítico del grupo B o Streptococcus agalactiae.

La ecografía del tercer trimestre

Antes ofrecido de forma rutinaria a todas las mujeres embarazadas, ahora las nuevas LEA lo brindan solo en caso de patología (del feto, la madre o la placenta).

(Artículo original de octubre de 2022)

TAG:
  • exámenes
Añade un comentario de Exámenes durante el embarazo
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.