Fecundación In Vitro - FIV

Fecundación In Vitro - FIV
Fuente: Shutterstock

FIV, que es

FIV: el acrónimo significa "fertilización in vitro con transferencia de embriones": es una tecnica de reproducción asistida que consiste en la unión en laboratorio de óvulos y espermatozoides y la posterior transferencia de los embriones producidos en el útero de la mujer.





La fecundación de los óvulos con los espermatozoides puede realizarse de forma tradicional, es decir poniéndolos en contacto entre sí en recipientes especiales, o mediante ICSI, inyección intracitoplasmática de espermatozoides: en este caso se introduce un único espermatozoide con una pipeta especial en el citoplasma (la sustancia gelatinosa que envuelve el núcleo celular) de un único óvulo, para optimizar las posibilidades de fecundación.

Se calcula que desde 1978 (año en que vino al mundo Louise Brown, la primera niña nacida por fecundación in vitro) hasta la fecha la técnica ha dado vida a más de siete millones de niños en todo el mundo: por su "invención" y afinando al biólogo inglés Robert Edwards ganó el Premio Nobel de Medicina en 2022.

Lea también: Infertilidad, una enfermedad real

cuando puede ayudar

La FIV está indicada cuando la infertilidad está relacionada con:



  • factores tubáricos, por los cuales las trompas de Falopio están completamente bloqueadas;
  • marcada reducción de la reserva ovárica (por lo que el tiempo para obtener una concepción es un factor crítico); por ello, la fecundación in vitro suele proponerse como primera línea de tratamiento en parejas infértiles en las que la mujer tiene más de 40 años;
  • infertilidad masculina severa (si es leve, la inseminación puede ser suficiente)
  • endometriosis
  • infertilidad idiopática, es decir, cuya causa se desconoce, sobre todo tras el fracaso de otras estrategias como la inseminación.

La fecundación in vitro también está indicada cuando la pareja es fértil pero decide tenerla diagnostico de preimplantación genética por el riesgo de enfermedades hereditarias. También es necesario en el caso de fecundación heteróloga.

¿Y en el futuro?


La FIV es la técnica prevista en el caso de donación mitocondrial para la prevención de enfermedades relacionadas con las mitocondrias: hay que decir, sin embargo, que este procedimiento no está autorizado actualmente en nuestro país, mientras que en Gran Bretaña se está llevando a cabo un juicio. Y pasamos de la fecundación in vitro también a la eventual modificacion genetica de embriones, un procedimiento muy controvertido cuyo primer caso fue anunciado -en medio de mil polémicas y disputas- a finales de 2022 por un científico chino.

FIV, las ventajas y posibles desventajas

Entre las ventajas está el hecho de que es una técnica relativamente no invasiva, que no requiere hospitalización y que es esencialmente indolora para la mujer. Sin embargo, hay que decir que algunos de los fármacos utilizados pueden implicar riesgos (por ejemplo, el de hiperestimulación ovárica).



Además, puede haber un ligero aumento de complicaciones para el embarazo y el feto (en términos de parto prematuro, bajo peso al nacer o malformaciones congénitas, particularmente de tipo cardíaco). Sin embargo, hay que decir que la cuestión sigue siendo muy controvertida, y no está claro si estos efectos que a veces se observan son atribuibles al propio procedimiento oa las condiciones de infertilidad que llevaron a su uso.

FIV, el procedimiento

FIV, el procedimiento: así funciona la técnica


Aunque los detalles del método pueden variar de un centro a otro, todos los centros de fertilidad siguen los mismos pasos básicos para la FIV.

1. Estimulación ovárica controlada


Los ovarios son estimulados para desarrollar varios folículos al mismo tiempo (normalmente unos diez). Esto se logra administrando gonadotropinas (FSH) que la propia mujer inyecta bajo la piel con pequeñas jeringas (se puede hacer en casa: el tratamiento suele durar 10-15 días). En algunos casos, esta administración puede estar precedida por la de otros fármacos (como los agonistas de Gnrh) que ayudan a sincronizar el crecimiento de los folículos y evitan la ovulación espontánea.

Durante el período de estimulación, se realizan publicaciones periódicas. controles de ultrasonido (para evaluar la respuesta de los ovarios al tratamiento) y hormonal (análisis de sangre para la dosificación de estradiol) que permiten entender en qué punto el maduración de los folículos.

Cuando al menos dos/tres folículos han alcanzado cierto tamaño (16-20 mm de diámetro), se induce su maduración final con una inyección de la hormona hCG (gonadotropina coriónica humana).

Este procedimiento puede conllevar el raro riesgo de estimulación excesiva de los ovarios, lo que lleva a la llamada síndrome de hiperestimulación ovárica. Es un síndrome potencialmente peligroso, que puede implicar problemas renales, de coagulación, respiratorios, pero que cada vez es más raro gracias a la optimización del uso de fármacos y métodos de control.

Lee también: Fertilidad, cómo funciona la fecundación natural

2. Recogida del ovocito (pick up) y preparación de los espermatozoides


Los óvulos se recolectan 34 a 38 horas después de la inyección de hCH, justo antes de la ovulación. La recogida de células se lleva a cabo para vía vaginal, bajo control ecográfico, utilizando una aguja larga y hueca para puncionar el folículo. Es el pick up: un procedimiento realizado en quirófano que implica la sedación del paciente, que por tanto no siente ningún dolor.

Mientras tanto, el semen de la pareja, a través de la eyaculación (esto obviamente a menos que se trate de una fecundación heteróloga con donación de semen).


El líquido recolectado se analiza para seleccionar los espermatozoides que tienen una mayor calidad morfológica y una mejor motilidad.

3. Fertilización in vitro


En este punto, los ovocitos recogidos y los espermatozoides seleccionados del líquido seminal se mezclan en un recipiente con un medio de cultivo adecuado.

Si hay uno ICSI en cambio, se introduce un solo espermatozoide vivo en el óvulo con una aguja.

4. Transferencia de embriones


Los embriones obtenidos mediante el procedimiento de fecundación asistida se analizan en el laboratorio para identificar aquellos con mejores características morfológicas. En algunos casos, por ejemplo, si los padres son portadores de una enfermedad genética hereditaria, es posible proceder con la diagnostico de preimplantación genética.

Algunos centros empiezan a proponer uno tamizaje genetico una alfombra de embriones producidos, independientemente del riesgo de enfermedades genéticas, pero la práctica sigue siendo controvertida en la actualidad.

Generalmente, se transfiere uno o dos de los embriones que se consideran aptos para la implantación, con el fin de evitar el riesgo de embarazos múltiples, que tienen un riesgo mayor que los embarazos únicos. complicaciones obstétricas y de salud fetal.

La transferencia suele ocurrir tres días después de la fecundación, pero también puede ocurrir cinco días después, en la etapa de blastocisto. En la práctica, el embrión se aspira a través de un pequeño catéter del recipiente en el que se encuentra y se transfiere directamente al útero de la mujer con un procedimiento ambulatorio, sin necesidad de sedación.

A menudo, para apoyar la fase de implantación del embrión y su posterior desarrollo, se aconseja a las mujeres que se sometan a terapia progesterona.

5. Criopreservación de embriones


Si tras la transferencia quedan embriones de buena calidad, se someten a congelación (generalmente la técnica utilizada se denomina di vitrificación), para poder utilizarlos, en caso de ser necesario, en ciclos posteriores de fecundación asistida sin volver a empezar con la estimulación ovárica.

Lea también: criopreservación de ovocitos

FIV, tasa de éxito de la técnica

Unas dos semanas después de la transferir (el momento exacto puede variar según los centros) se le pide a la mujer que realice una dosificación de gonadotropina coriónica (hCG) en sangre: de esta manera se sabrá si el embarazo ha comenzado o no.

Si el test de hCG es positivo, se realiza una primera ecografía aproximadamente a las cuatro semanas de la recogida (la edad gestacional sería entonces de aproximadamente seis semanas), para valorar la presencia y viabilidad del embrión. En este momento, de hecho, el latido fetal.

La tasa de éxito de la técnica también varía mucho según las condiciones que llevaron a su uso: en general, por ejemplo, funciona mejor para mujeres más jóvenes que aún tienen una reserva ovárica adecuada.

Solo para tener algunos datos de referencia, el Registro Nacional de PMA del Instituto Superior de Salud reporta, para el año 2022, un 27,2% de embarazos obtenidos con FIV (considerando solo ciclos frescos, es decir con ovocitos y espermatozoides recién tomados y no previamente). congelado). Y considerando todo el Fivet + ICSI tanto de material fresco como de material congelado, los nacimientos fueron el 74,8% del total de embarazos iniciados.

Fuentes de este artículo: Artículo sobre fertilización in vitro de Up to Date, una base de datos digital de información especializada para médicos.

Lea también los testimonios de madres que han recurrido a la FIV. Aquí están sus historias.

TAG:
  • fertilización asistida
  • esterilidad
Añade un comentario de Fecundación In Vitro - FIV
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.