Gonadotropina coriónica y beta hCG: seis cosas que (quizás) no sabías

Quien soy
Philippe Gloaguen
@philippegloaguen
Autor y referencias

Fuente: Shutterstock

En este articulo

La gonadotropina coriónica humana (hCG), después de la implantación delhuevo fertilizado en el útero, es producido por aquellas células que luego darán origen a la placenta. La detección de la beta-hCG se realiza para estar seguro de uno embarazo.



Aquí hay seis cosas que (quizás) no conoces beta-hCG.

En este articulo

  • Qué es realmente la beta-hCG
  • hCG y prueba de embarazo casera
  • Beta-hCG en la sangre: cuándo puede ser útil
  • Una tijera muy ancha
  • Beta-hCG y gemelos
  • ¿Náusea? Tal vez sea su culpa

1. Qué es realmente la beta-hCG


Beta-hCG es una fracción de una hormona, la gonadotropina coriónica humana, que es producido por un primer boceto de la placenta a partir del momento en que el embrión anida en el útero, que se produce a los pocos días de la concepción.



Apoya la supervivencia y la actividad del cuerpo lúteo, incitándolo a producir progesterona que, por su acción sobre el revestimiento endometrial del útero, es esencial para apoyar y mantener las primeras etapas del embarazo.

Escucha el nuestro también Podcast sobre la gonadrotopina coriónica.

Lee también: Fertilización natural, ¿qué sucede durante el ciclo menstrual y la menstruación?

2. hCG y prueba de embarazo casera


¿Conoces las clásicas pruebas de embarazo caseras en orina y que se pueden comprar en farmacias o en el supermercado? Pues bien: se basan precisamente en la valoración de la presencia o ausencia de gonadotropina coriónica en la orina. Si lo hay, la prueba lo ve y le permite saber que está embarazada. Si el test no lo detecta, significa que lo más probable es que no estés embarazada (o que te hayas hecho el test demasiado pronto: si no te llega la regla puedes intentar hacértelo de nuevo pasados ​​unos días).



Lea también: Llega la primera prueba de embarazo súper precoz, para hacerse en sangre en casa

(En casos muy raros, la prueba puede ser positiva incluso si no hay embarazo, debido a la presencia de enfermedades particulares que pueden conducir a una producción anormal de hCG).



3. Beta-hCG en sangre: cuándo puede ser útil


Además de en la orina, la beta-hCG está presente en el torrente sanguíneo y un simple análisis de sangre realizado en el laboratorio permite no solo revelar su presencia o ausencia sino también cuantificar sus niveles. Este examen se puede utilizar como prueba de embarazo muy temprana, ya que la concentración de beta-hCG en la sangre se puede medir entre 7 y 10 días después de la concepción.

En el pasado también se usó para evaluar el progreso del embarazo, porque en las primeras semanas de embarazo los niveles de beta-hCG en la sangre tienden a duplicarse cada dos o tres días.

Hoy, sin embargo, no se puede recomendar para este propósito: para saber cómo va el embarazo, solo espere la primera ecografía (que generalmente se realizará al menos seis / siete semanas).

El examen, sin embargo, sigue siendo útil en algunas circunstancias y es cuando la primera ecografía es dudosa, quizás porque el embarazo está pero está más atrás de lo esperado, cuando el embarazo estaba pero hubo un aborto muy temprano y cuando el embarazo es extrauterino. En estos casos es necesario hacer dos o tres dosis separadas un par de días entre sí.

4. Una tijera muy ancha


Los niveles de beta-hCG en sangre aumentan progresivamente durante las primeras 8 a 10 semanas, luego comienzan a disminuir y se estabilizan alrededor de las 20 semanas hasta el parto. Los valores de referencia proporcionados por los laboratorios de análisis proporcionan siempre un rango muy amplio. Aún no está claro a qué se debe esta variabilidad: quizás podría depender de factores como el peso corporal de la mujer.

5. Beta-hCG y gemelos


¿Has hecho las betas y están súper altas? No necesariamente estás esperando gemelos. Es cierto que un valor beta muy alto puede indicar un embarazo gemelar pero solo no es suficiente para estar seguro: también en este caso se necesita una ecografía. Las betas altas también pueden depender de otros factores.

6. ¿Náuseas? Tal vez sea su culpa


Aún no se comprende por completo por qué algunas mujeres experimentan náuseas durante el embarazo. Una de las hipótesis más acreditadas es que la fuerte aumento de algunas hormonas que se produce en el primer trimestre del embarazo: estrógenos, progesterona y sobre todo ella, labeta hCG, gonadotropina coriónica. Pero también puede haber otros mecanismos en juego.

Lea también: Los valores de Beta-hCG

TAG:
  • gonadotropina corionica
  • hormona del embarazo
  • beta-hcg
  • prueba de embarazo
  • náuseas del embarazo
  • semanas 1-13
Añade un comentario de Gonadotropina coriónica y beta hCG: seis cosas que (quizás) no sabías
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.