Infertilidad masculina: por qué y cuándo hacer espermiocultivo

Quien soy
Catherine Le Nevez
@catherinelenevez
Autor y referencias
Fuente: Shutterstock

Espermiocultivo: cuándo se hace, cómo funciona y para qué sirve

Cuando es difícil concebir, es común investigar la causa, asumiendo infertilidad masculina, femenina o ambas. Pero los problemas que impiden la concepción no siempre son irreversibles. Para ello es imprescindible la realización de una serie de exámenes, entre los cuales uno de los más importantes para el ser humano es sin duda el cultivo de esperma





En este articulo

  • ¿Qué es el espermiocultivo?
  • Cuando se requiere espermiocultivo
  • Cómo se lleva a cabo el espermiocultivo
  • ¿Qué pasa si el cultivo de esperma es positivo?
  • Qué infecciones se detectan con el espermiocultivo

¿Qué es el espermiocultivo?

La cultivo de esperma es una prueba a la que se someten los hombres. Se puede hacer si se quejan de dolencias como ardor, sangre en los espermatozoides o dolor, pero más a menudo se prescribe a parejas que luchan por concebir a pesar de algún período de relaciones sexuales dirigidas. Esta es una prueba que comprueba la presencia de microorganismos patógenos en los espermatozoides, al igual que cuando se realiza un urocultivo: el objetivo es identificar cualquier infección que afecte a los órganos genitales masculinos y en particular próstata, vesículas seminales, epidídimo y uretra. 



Cuando se requiere espermiocultivo

Muy a menudo, los médicos prescriben uno cultivo de esperma a los hombres que, en pareja, son incapaces de concebir. Mientras la mujer se somete a otras pruebas, el hombre debe comprobar que no existen problemas que afecten a su sistema genital y en particular al esperma, que como sabemos es fundamental para fecundar un ovocito. Suele solicitarse junto con otras pruebas, como el seminograma, la prueba de fragmentación y la prueba de capacitancia, que sin embargo evalúan diferentes aspectos como la cantidad y calidad de los espermatozoides con capacidad o no de fecundar. 



Lea también: Pruebas diagnósticas para descubrir las causas de la infertilidad

Cómo se lleva a cabo el espermiocultivo

Hay dos fases que caracterizan la cultivo de esperma: uno es la colección, el otro el análisis.

Para la colección de un muestra de semen se aplican las mismas reglas que para el espermiograma

  • use un recipiente grande y estéril
  • lávese bien las manos y evite cualquier contacto con los bordes del recipiente
  • abstenerse de tener relaciones sexuales durante 3-5 días antes del examen 
  • no orinar durante 2-3 horas antes de la recolección
  • evitar el uso de antibióticos, lo que podría afectar los resultados 

Una vez que se recolecta el esperma, deberá entregarse de inmediato o almacenarse adecuadamente hasta el momento de la entrega (generalmente en el refrigerador). En este punto, el líquido se inocula en diferentes medios de cultura, dependiendo de cual las bacterias Estás buscando. 

¿Qué pasa si el cultivo de esperma es positivo?

Hablamos de lo positivo cuando el espermiocultivo detecta la presencia de uno o más microbios patógenos En este caso, se realizan otras pruebas comparando los microorganismos con algunos antibióticos para entender si responden o no. Esta prueba se llama antibiograma y permite evaluar la terapia antibiótica más adecuada para el tratamiento de bacterias. 

De hecho, si se encuentran microorganismos patógenos en los espermatozoides, no se preocupe: es una infección que, como tal, debe por tanto ser tratada con tratamiento antibiótico. 

Qué infecciones se detectan con el espermiocultivo

Como hemos dicho, el espermiocultivo se utiliza para identificar infecciones que afectan el tracto urogenital, especialmente próstata y vesículas seminales. Se realiza como un examen para comprender las causas de infertilidad en los hombres que luchan por concebir a pesar relaciones dirigidas. También existen otras razones por las que un hombre puede necesitar un espermiocultivo: en el caso de que se queje de dolor o ardor u otros problemas urológicos, las técnicas avanzadas son capaces de buscar e identificar enfermedades como la clamidia, la gonorrea o incluso el virus del papiloma. 

El espermiocultivo es un examen no invasivo que consiste en poner un cultivo de una muestra de semen con el fin de detectar microorganismos patógenos que hayan causado una infección. Se utiliza para diagnosticar diversas enfermedades pero particularmente en casos de infertilidad masculina.

FUENTES

Prevención, diagnóstico y tratamiento de enfermedades andrológicas

TAG:
  • esterilidad
  • exámenes de infertilidad
Añade un comentario de Infertilidad masculina: por qué y cuándo hacer espermiocultivo
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.