Lactancia materna de riesgo, qué es y cómo aplicar

Quien soy
Philippe Gloaguen
@philippegloaguen
Autor y referencias
Fuente: Shutterstock
Las numerosas ventajas de ofrecer el la leche materna al recién nacido. Sin embargo, también se sabe que la madre que está amamantando naturalmente debe llevar un estilo de vida saludable, para garantizar la buena calidad de la leche y evitar posibles daños al recién nacido. Esto significa que la nueva madre también debe protegerse en el lugar de trabajo, evitando el estrés severo y la exposición a agentes químicos, físicos y biológicos de alto riesgo. Por esta razón, la ley protege a las mujeres que tienen un contrato de trabajo regular con el Decreto Legislativo 26 marzo 2001, n. 151, que también se denomina "Texto refundido de disposiciones legislativas sobre la protección y el apoyo a la maternidad y la paternidad, de conformidad con el artículo 15 de la ley nº 8, de 2000 de marzo de 53". Este decreto requiere que el empleador se asegure de que no existan peligros para la lactancia en el lugar de trabajo o, si los hubiere, que se cambien las funciones de la trabajadora o que se le exima temporalmente del trabajo. Veamos específicamente qué es, a quién va dirigido y cómo obtener la modificación del puesto de trabajo o la abstención laboral por "lactancia materna de riesgo".

En este articulo

  • "Lactancia materna en riesgo", qué es
  • Los principales factores de riesgo 
  • Cómo aplicar 

Lactancia materna en riesgo, ¿qué es?

con la expresión lactancia materna en riesgo nos referimos a la lactancia materna realizada en situaciones laborales que pueden comprometer la salud de la nueva madre y, por tanto, de su leche. En este caso, la nueva madre trabajadora puede pedir hacer un trabajo diferente o, si esto no es posible, quedarse en casa hasta el final del período de interdicción laboral.





En efecto, según el decreto el trabajador está destinado a otras funciones durante el período por el cual se prevé la prohibición o se traslada a otras funciones en los casos en que los servicios de inspección del "Ministerio del Trabajo", de oficio oa petición del trabajador, comprueben que las condiciones de trabajo o ambientales son perjudiciales para la salud de la mujer.

Cuando el trabajador no pueda ser trasladado a otras funciones, el servicio de inspección del Ministerio del Trabajo, competente en el territorio, puede ordenar una prohibición de trabajar.

I sectores de trabajo los más implicados son la restauración y la agricultura (por la posibilidad de asumir posturas obligatorias, de permanecer mucho tiempo en ambientes demasiado calurosos o en contacto con diversos agentes), el sector industrial (por la posible exposición a agentes químicos o biológicos); el sector hotelero o doméstico (por la posibilidad de posturas forzadas o contacto con agentes químicos), el cuidado de la salud; la escuela y trabajos como peluquero o esteticista (debido al posible contacto con productos químicos). 

Lea también: Lactancia materna: sus preguntas y las respuestas de los expertos

Lactancia y trabajo, los principales factores de riesgo

Hay tres factores de riesgo principales para la lactancia materna. Aquí, en concreto, cuáles son. 



1. Agentes físicos: si la nueva mamá está expuesta a radiaciones, a ruidos muy fuertes (superiores a 90 decibelios) oa fuertes tensiones térmicas (calor o frío excesivos), puede estar protegida en los meses posteriores al parto. La nueva madre puede beneficiarse de la lactancia materna de alto riesgo incluso si está sujeta a vibraciones como sucede en los trenes, en los barcos.

2. Agentes biológicos: si la nueva madre trabaja en salas de enfermedades infecciosas, mentales o nerviosas, o si trabaja en granjas ganaderas, tiene la oportunidad de beneficiarse de la lactancia materna de riesgo.

3. Agentes químicos: si la nueva madre está expuesta a agentes químicos, gases, polvos, mercurio y sus derivados, medicamentos antimitóticos, plaguicidas, sustancias tóxicas o nocivas, puede beneficiarse de la protección vinculada a la lactancia materna de riesgo.

En particular, el artículo 7 (Obras Prohibidas) de la referida legislación establece que es está prohibido utilizar trabajadoras (durante la gestación o en la fase de lactancia inmediatamente después del parto) al transporte y levantamiento de pesos, así como al trabajo peligroso, fatigoso e insalubre.

Entre los trabajos peligrosos, agotadores e insalubres también se encuentran:

  • «Los que exponen a silicosis y asbestosis;
  •  trabajos que impliquen exposición a radiaciones ionizantes (a evitar durante la gestación y durante los 7 meses posteriores al parto);
  • trabajo en escaleras móviles y fijas y andamios (a evitar durante la gestación y hasta el final del período de descanso);
  • trabajos pesados ​​(a evitar durante la gestación y hasta el final del período de interdicción);
  • trabajos que impliquen estar de pie durante más de la mitad del tiempo o que requieran una posición especialmente agotadora (a evitar durante la gestación y hasta el final del período de descanso);
  • trabajar con máquina accionada por pedal, o accionada por pedal, cuando el ritmo del movimiento sea frecuente o requiera un esfuerzo considerable (a evitar durante la gestación y hasta el final del período de interdicción del trabajo);
  • trabajar con máquinas sacudidoras o con herramientas que transmitan vibraciones intensas (a evitar durante la gestación y hasta el final del período de interdicción del trabajo);
  • asistencia y cuidado de los enfermos en sanatorios y salas de enfermedades infecciosas y de enfermedades nerviosas y mentales (durante la gestación y durante los 7 meses posteriores al parto);
  • trabajos agrícolas que implican el manejo y uso de sustancias tóxicas o nocivas en la fertilización del suelo y en el cuidado del ganado (a evitar durante la gestación y durante los 7 meses posteriores al parto);
  • trabajos de limpieza y trasplante de arroz (a evitar durante la gestación y hasta el final del período de descanso);
  • trabajos a bordo de barcos, aviones, trenes, autocares y cualquier otro medio de comunicación en movimiento (evitar durante la gestación y hasta el final del período de descanso)".

Para más información, consulte el texto del decreto.



Lee también: Lactancia materna, 10 cosas que debes saber

Cómo aplicar

Si el empleador ha comprobado que existen riesgos para la nueva madre y puede cambiar el puesto de trabajo de la trabajadora, la solicitud debe presentarse ante el Dirección Provincial del Lavoro a través de los formularios de la página web del Ministerio de Trabajo y Políticas Sociales. 

Si no se puede encomendar al trabajador otro puesto de trabajo, éste aún puede solicitar la abstención laboral hasta el séptimo mes, siempre enviando comunicación escrita a la Dirección Provincial del Trabajo. 

En este caso, el salario es siempre del 100 por ciento y lo paga el empleador (reembolsado por el INPS). 

fuentes: 

INPS

Decreto Legislativo n. 26 de 2001 de marzo de 51

Lea también: Lactancia materna: 22 respuestas a las dudas más comunes de las madres

TAG:
  • amamantamiento
  • la leche materna
  • riesgo de producto
  • niños de bonificación
  • problemas de lactancia
Añade un comentario de Lactancia materna de riesgo, qué es y cómo aplicar
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.