Los 10 consejos y remedios de la abuela para las dolencias estacionales

Quien soy
Catherine Le Nevez
@catherinelenevez
Autor y referencias

Un niño enfermo siempre es una preocupación, y verlo con esa cara triste luchando contra la fiebre, la gripe o el dolor de garganta puede hacer que te duela el corazón. Para ayudarlo a curarse más rápido, o al menos para intentar que se sienta mejor mientras espera que la enfermedad siga su curso, el sitio estadounidense WebMD.com ha elaborado un manual de consejos útiles basados ​​en los síntomas de la enfermedad.



1. Nariz que moquea

A menudo, este signo de un resfriado en curso puede continuar durante semanas: la mucosidad, inicialmente clara, luego se vuelve amarillenta.



Para intentar cerrar este molesto “grifo” que gotea, son muy útiles los lavados nasales o el aerosol con solución salina de agua. (ver también El niño tiene un resfriado)

2. Nariz rellena

Un humidificador frío o una ducha caliente con mucho vapor pueden ayudar cuando el bebé tiene la nariz tapada, así como hacerle comer un buen caldo de pollo: el remedio de la abuela realmente funciona. (Lea Cuándo dar antibióticos a los niños)



3. tos

Es una reacción normal cuando algo bloquea la garganta o los pulmones y, por lo general, pasa por sí sola. Y a menos que impida que el bebé duerma o respire bien, no hay necesidad de preocuparse: pasará, aunque los humidificadores y vaporizadores pueden ayudar.



A los niños mayores de un año se les puede dar una cucharadita de miel para calmar la tos, mientras que para cualquier medicamento lo mejor es consultar a su médico. (Tos, estrategias para combatirla)

4. Estornudos y sibilancias

Para ayudar a su bebé a mejorar, es importante escuchar su respiración. El estornudo es un síntoma de un resfriado o gripe, mientras que la respiración silbante indica dificultad para respirar que podría ser causada por asma o bronquitis.

En este caso, además de notar dificultad para respirar o una respiración inusualmente rápida, el bebé debe ser visto por el pediatra lo antes posible.

5. Dolor de garganta

Una de las causas del dolor de garganta puede ser la irritación causada por el goteo de mucosidad que baja por la garganta del bebé.

Incluso sin necesidad de medicación, los remedios caseros pueden hacer que se sienta mucho mejor. Darle una paleta helada es definitivamente una buena idea, al igual que intentar que haga gárgaras con agua salada.

A los niños mayores también se les puede dar un caramelo duro para chupar para aliviar el dolor. (Ver el video: Dolor de garganta en niños)

6. Dolores musculares

Los resfriados y la gripe pueden causar dolores de cabeza y de cuerpo. Para aliviar el dolor, a los niños mayores de 6 meses se les puede dar ibuprofeno o paracetamol, pero se debe consultar al médico sobre la dosis.

Y, a menos que su médico lo recomiende, nunca le dé aspirina a los niños. (Farmacia a domicilio para niños)

7. Dolor de oído

Cuando la flema se acumula a causa de un resfriado o una gripe, puede causar dolores de oído. Cubrir la oreja del bebé con un paño húmedo y tibio puede aliviar el dolor, pero el ibuprofeno y el paracetamol también pueden ayudar. En cambio, evita las gotas.

Sin embargo, en caso de fiebre, dolor intenso o pérdida de líquido, o si el niño tiene menos de dos años, es necesario consultar al médico: si se trata de una infección, de hecho, puede ser necesario intervenir con antibióticos. (Ver el video Otitis en niños, como curarla)

8. Fiebre

Siempre llame a su pediatra si su hijo tiene fiebre alta, tiene menos de seis meses o no ha sido vacunado.

Una vez más, el paracetamol y el ibuprofeno son buenos para los niños, pero la aspirina no lo es. Cuando los bebés tienen fiebre pueden deshidratarse muy rápidamente, por lo que es importante que beban mucho. (Ver el video Fiebre en niños, como curarla)

9. Diarrea o vomito

Los niños con gripe también pueden tener diarrea y vómitos, lo que puede deshidratarlos rápidamente. En este caso hay que intervenir con caldos, agua o zumos de frutas diluidos en agua, comenzando con un par de cucharas cada cinco minutos y, si el pequeño las aguanta sin vomitar, darle el resto.

Si, por el contrario, vomitas constantemente o no orinas con la frecuencia habitual, llama a tu pediatra. (ver también Medicamentos para la diarrea)

Lee también como curar la Gastroenteritis

10. Descanso

Durante la enfermedad, el cuerpo trabaja duro para combatir las infecciones y, por lo tanto, el niño puede parecer muy cansado: asegúrese de que descanse lo suficiente.

Y para mantenerlo bien es bueno involucrarlo en actividades tranquilas y creativas como la lectura, los rompecabezas y las manualidades. Recordando siempre que un niño enfermo puede perder la paciencia muy rápidamente, por lo que se deben evitar actividades demasiado exigentes. (Todo sobre manualidades infantiles)

Ellos pueden estar interesados ​​en:

Gripe: cómo curarla

El niño tiene fiebre, consejos para superarla

Resfriados niños, como curar

Tos, ¿qué medicamentos para combatirla?

Mamá, me duele el oído.

Farmacia a domicilio para niños.

TAG:
  • enfermedad
  • influir
  • tos
  • frío
  • dolor de garganta
  • vómitos
  • diarrea
  • estornudos
  • 3-5 niños años
Audio vídeo Los 10 consejos y remedios de la abuela para las dolencias estacionales
Añade un comentario de Los 10 consejos y remedios de la abuela para las dolencias estacionales
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.