Los 10 mandamientos de un buen padre

Quien soy
Philippe Gloaguen
@philippegloaguen
Autor y referencias

Fuente: Shutterstock

¿Sabes lo que les pasa a los padres que hacen cola en la caja del supermercado? Un niño de tres años quiere este caramelo, esta merienda, este juguete… ¡y lo quiere de inmediato! Todo empieza aquí y se prolonga durante interminables minutos entre lágrimas y berrinches.



Lea también: ¿El niño hace berrinches? Gritar es inútil y Cómo gestionar y prevenir las rabietas


lorenzo steinberg, un conocido psicólogo infantil estadounidense, ha publicado un libro en el que recoge pautas basadas en estudios sociales realizados a lo largo de 75 años.
Si sigue estos principios, dice el autor, puede prevenir cualquier problema relacionado con el comportamiento de los niños.



Después de todo, ¿cuál es el objetivo al relacionarse con los niños? Mostrar quién es el jefe? infundir miedo? ¿O ayudar al niño a convertirse en un ser humano seguro de sí mismo?

La buena crianza ayuda a fomentar la empatía, la honestidad, la autosuficiencia, el autocontrol, la bondad, la cooperación y la alegría., dice Steinberg. También promueve la curiosidad intelectual, la motivación y el deseo de alcanzar. Ayuda a proteger a los niños del desarrollo de ansiedad, depresión, trastornos alimentarios, conductas antisociales y abuso de alcohol y drogas.

Steinberg explica a WebMD cuál es el 10 principios para una buena crianza.

1. Lo que haces importa

"Este es uno de los principios más importantes", dice Steinberg a WebMD. "Tus acciones marcan la diferencia. Tus hijos te están mirando. No se limite a reaccionar de improviso. Pregúntese: "¿Qué quiero lograr y es probable que esto produzca ese resultado?"



2. El amor no puede ser demasiado

"Es simplemente imposible mimar a un niño con amor."escribe Steinberg. Un niño malcriado nunca es el resultado de demasiado amor. Esto suele ser una consecuencia de darle al niño algo más en lugar de amor: cumplimiento, bajas expectativas o posesiones materiales.



3. Involúcrate en la vida de tu hijo

"Sé un padre involucrado toma tiempo y es un trabajo duro; a menudo significa repensar y reorganizar sus prioridades. También significa sacrificar los propios compromisos e intereses. Estar con él tanto físicamente como con el corazón.

4. Adapte sus prácticas de crianza a su hijo

Siga su desarrollo a medida que crece y observe cómo la edad afecta su comportamiento. "Lo mismo deseo de independencia hace que un niño de tres años siempre diga "no" pero también es lo que lo motiva a aprender a usar el baño. El mismo salto cualitativo en el desarrollo intelectual de un niño de XNUMX años le hace mostrar curiosidad e interés en la escuela, pero también empezar a discutir con sus padres en la mesa”.

5. Establece las reglas


"Si no controlas el comportamiento de tu hijo desde la primera infancia, le será difícil aprender a controlarse cuando crezca y no estés cerca de él. En cualquier momento del día o de la noche, deberías poder responde tres preguntas: "¿Dónde está mi hijo?", "¿Quién está con él?", "¿Qué hace mi hijo ahora?Las reglas que su hijo aprenda lo ayudarán a posponer claramente las reglas que se aplicará a sí mismo.

6. Fomenta la independencia de tu hijo

"Establecer límites ayuda al niño a desarrollar un sentido de autocontrol y autorregulación. Para tener éxito en la vida, necesitará ambos".
"La búsqueda de autonomía es normal en los niños"dice Steinberg." Muchos padres equiparan erróneamente la independencia de un niño con la rebelión o la desobediencia. Los niños luchan por la independencia porque parte de la naturaleza humana es el deseo de controlar las cosas por uno mismo en lugar de sentirse controlado por otra persona".

7. Sea consistente

"Si sus reglas varían de manera impredecible de un día a otro o si las hace cumplir solo ocasionalmente, el mal comportamiento de su hijo es culpa suya, no de él. Su herramienta disciplinaria más importante es la coherencia. Identifique sus temas no negociables. . Cuanta más autoridad se base en la sabiduría y no en el poder, menos lo desafiará el niño".
"Muchos padres tienen problemas de consistencia"dice Steinberg." Cuando los padres no son consistentes, los niños se confunden. Tienes que obligarte a ser más constante".

8. Evita la disciplina dura

Los padres nunca deben golpear a un niño, bajo ninguna circunstancia. "Los niños que reciben nalgadas, golpes o bofetadas son más propensos a discutir con otros niños", escribe. "Es más probable que sean acosadores. y es más probable que use la agresión para resolver disputas con otros".
"Hay mucha evidencia de que las nalgadas provocan agresión en los niños, lo que puede conducir a problemas de relación con otros niños", dice Steinberg. "Hay muchas otras formas de educar a un niño, incluido el 'tiempo fuera', que funcionan mejor y no implican agresión".

Lee también: En qué consiste la técnica del tiempo fuera


9. Explicar las reglas y decisiones

“Los buenos padres tienen altas expectativas sobre la vida de sus hijos”. En general, los padres explican demasiado a los niños pequeños y lo explican insuficientemente a los adolescentes. Lo que es obvio para ti puede no serlo tanto para un niño de XNUMX años. No tiene las prioridades, el juicio o la experiencia que tú tienes".


10. Trate a su hijo con respeto

"La mejor manera de hacer que su hijo sea tratado con respeto es tratarlo con respeto", escribe Steinberg. "Debe ser tan cortés con su hijo como lo es con cualquier otra persona.. Habla con él cortésmente. Respeta su opinión. Presta atención cuando te hable. Trátalo con amabilidad. Trata de complacerlo cuando puedas. Los niños se comunican con otras personas al igual que sus padres se comunican con ellos. Su relación con su hijo es la base de su futura relación con otras personas.

Lea también: Niños: cómo enseñar el respeto a las reglas

TAG:
  • educación infantil
  • paternidad
  • Los padres
  • 1-2 niños años
Añade un comentario de Los 10 mandamientos de un buen padre
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.