Masaje para bebés, cómo hacerlo y por qué

Quien soy
Marie-Ange Demory
@marie-angedemory
Autor y referencias

En África y Asia, las madres siempre han practicado el arte del masaje en sus bebés. Una práctica que, por otra parte, se ha perdido en occidente, pero que hay mil buenas razones para redescubrir.



En primer lugar porque permite que el niño tome conciencia de su propio cuerpo, y en segundo lugar porque le alivia cólico y calma el Pianto, disminuye el estrés, mejora la calidad de dormir y ayuda a los más pequeños a sentirse bien consigo mismos.

El masaje, según la kinesioterapeuta Isabelle Gambet-Drago, se puede practicar a partir del día siguiente del parto, de diferentes formas (ilustradas por la experta en la revista Doctissimo) según la edad.


Cómo masajear a bebés de 0 a 18 meses

En el primer mes, el bebé aprecia especialmente el masaje en la espalda, de arriba abajo. Hasta el año de vida, explica la fisioterapeuta, debe ser un masaje envolvente, practicado con toda la palma de las manos y no solo con las yemas de los dedos.


La mano abierta también se puede pasar sobre el torso, los brazos y las piernas. Para los pies, en cambio, hay que utilizar los pulgares, masajeando desde el talón hacia los dedos. Atención, porque a los bebés no les gustan las cosquillas: el toque debe ser dulce pero firme.

Cómo masajear al bebé de 18 meses a 3 años

El masaje se practica en forma de juego, y el niño lo prefiere sentado. Adáptate a su sed de descubrimiento, sugiere Isabelle Gambet-Drago, y aprovecha para masajearlo "dibujando" en su espalda, o con tus dedos simula ser una araña caminando sobre su estómago.


Cómo masajear al niño después de 3 años.

Velas, música, mantas en el suelo… tu hijo estará feliz de imaginarse en un spa. Y a esta edad, aconseja el experto, puedes experimentar con varias técnicas, porque él te dirá lo que le gusta: el "rastrillo", practicado desde los hombros hacia las nalgas con las yemas de los dedos abiertas, o el "masa" (el movimiento es lo mismo que cuando se amasa la pizza), especialmente para la parte superior de la espalda; o incluso las caricias, las palmaditas...

¡Consejos para niños de todas las edades! Puedes verter unas gotas de aceite de almendras dulces en las palmas de las manos antes de comenzar el masaje, para que sea aún más agradable. Los masajes, por otro lado, deben evitarse cuando el niño tiene fiebre o eczema. Finalmente, el masaje no debe practicarse de manera apresurada, quizás entre una llamada telefónica y una cita: para que sea placentero, incluso la madre debe estar relajada.

DESCUBRE TAMBIÉN LA AGENDA INFANTIL DE 0 A 12 MESES

TAG:
  • masaje bebe
  • cólico
  • piangere
  • sueño
  • recién nacido 4-8 meses
Añade un comentario de Masaje para bebés, cómo hacerlo y por qué
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.