Niños hiperactivos: las posibles causas

Niños hiperactivos: las posibles causas
Fuente: Shutterstock

Los niños, como sabemos, son un concentrado de energías. A veces, sin embargo, mirando el comportamiento de los nuestros niños alborotadores hay alguna duda: ¿será todo normal? ¿Puede haber una perturbación? ¿Estamos haciendo algo mal?



Un artículo en el sitio web estadounidense WebMd ha compilado una lista de posibles causas de esta hiperactividad (no patológica), aclarando también cómo posiblemente intervenir.

En este articulo

 



¿Podría ser TDAH?

En primer lugar, el artículo explica, es completamente normal que los niños tengan mucha energía. Los niños en edad preescolar pueden ser muy activos y cambiar constantemente de ocupación. Los niños mayores también son enérgicos y no tienen la misma capacidad de concentración que los adultos.



Lea también: Hiperactividad (TDAH) y niños: demasiados diagnósticos. La denuncia del pediatra Carlos Gonzàles

En cualquier caso, es natural preguntarse si la causa del exceso de energía del niño podría ser el TDAH (trastorno por déficit de atención con hiperactividad). Pero ser hiperactivo no significa necesariamente padecer este trastorno: solo si esta conducta hiperactiva provoca dificultades en el colegio, en la realización de los deberes o si interfiere en las relaciones con otros niños, merece la pena consultar al pediatra.



Estos son los signos a tener en cuenta:

  1. ¿El niño interrumpe con frecuencia?
  2. ¿Tiene problemas para seguir instrucciones y organizar la tarea?
  3. ¿Eres olvidadizo?
  4. ¿Estás impaciente?
  5. ¿Hablas a menudo cuando no es tu turno?

Si realmente es TDAH, estas actitudes se manifiestan durante un largo período de tiempo, tanto en casa como en la escuela.

Y de nuevo: según algunos estudios, el TDAH tiene un componente genético, por lo que se debe prestar más atención si hay otros casos en la familia.

Lea también: TDAH, trastorno por déficit de atención con hiperactividad

Un ambiente ruidoso y desordenado.

A veces, puede ser el entorno lo que hace que el niño se vuelva hiperactivo, impidiéndole concentrarse, especialmente si hay demasiado ruido y demasiada agitación en la casa. Así por ejemplo, demasiados conflictos familiares, discusiones, discusiones, podrían causar estrés, así como horarios caóticos y falta de sueño.

El consejo en estos casos es sencillo: trata de mantener un ambiente tranquilo.

A veces, un niño que actúa como una persona hiperactiva necesita algo de silencio, un momento cerca de mamá o papá. Acurrúcalo en el sofá con una manta y léele un libro para calmarlo.

No haces suficiente ejercicio

Los niños pueden volverse inquietos incluso si no realizan suficiente actividad física, lo cual es esencial para "quemar" la energía. Anímales a moverse: ve al colegio en bici, sal a pasear, llévalos al paco, déjalos que jueguen persiguiéndose.

Lea también: Niños, al menos una hora de deporte al día

El papel de la nutrición y los azúcares

Mucha gente piensa que existe un vínculo entre ser hiperactivo y comer demasiada azúcar, pero en realidad no hay investigaciones que lo confirmen. De hecho: varios estudios han probado el comportamiento y el aprendizaje en niños a los que se les ha dado azúcar, en comparación con otros que han tomado un sustituto del azúcar. Resultado: ninguna diferencia.

Por supuesto, esto no significa que debas dejar que el niño se atiborre de azúcar, sino que eliminarlo de la dieta no soluciona el problema.

¿Qué pasa con los aditivos alimentarios?

OK, entonces el azúcar no es la causa. Pero, ¿podrían ser colorantes artificiales u otros aditivos?

Para la mayoría de los niños, recuerde el sitio WebMD, la respuesta probablemente sea no. Pero algunos estudios han demostrado que un pequeño porcentaje de niños con TDAH pueden ser sensibles a algunos de estos aditivos. Así que valdría la pena intentar eliminar los productos con colorantes y aditivos artificiales -caramelos, bebidas, snacks, snacks envasados- y ver si mejora el comportamiento del bebé.

Lee también: Dieta mediterránea y TDAH: ¿un posible efecto preventivo?

Preguntas y respuestas

¿Cuáles son las causas de la inquietud del niño?

Demasiados conflictos familiares, discusiones y peleas pueden causar estrés al pequeño, así como horarios caóticos y falta de sueño.

¿Existe un vínculo entre ser hiperactivo y comer demasiada azúcar?

No, no hay ninguna investigación que lo confirme.

TAG:
  • hiperactividad
  • TDAH
  • desorden de déficit de atención
  • desorden hiperactivo y deficit de atencion
  • 3-5 niños años
Añade un comentario de Niños hiperactivos: las posibles causas
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.