Parto natural, 10 cosas que debes saber para no tener miedo

Quien soy
Catherine Le Nevez
@catherinelenevez
Autor y referencias

El parto es un momento inolvidable en la vida de una mujer. Y suele ir precedida de mucha, mucha espera, pero sobre todo de muchas dudas e incertidumbres a lo largo del embarazo.

Aquí hay 10 cosas que debe saber sobre el parto natural.

10- ¿Lo lograré? Es una pregunta que toda futura madre se hace ante todo. Pero no hay respuesta. De una forma u otra das a luz y no tienes porque avergonzarte de tus reacciones. Los médicos, matronas, enfermeras están acostumbrados a las "posibles rarezas" de las mujeres embarazadas oa los problemas físicos que pueden presentarse, por lo que ante todo hay que estar relajado y sereno. Confía en que el personal que te atiende te ayudará.



2- ¿Cómo puedo saber si el trabajo de parto ha comenzado? En primer lugar, no es cierto que el parto comience cuando se rompe la fuente. La ruptura del saco puede ocurrir incluso horas antes del inicio de la fase "activa" del trabajo de parto, o incluso puede ser provocada por el ginecólogo, si no ocurre espontáneamente. El inicio del trabajo de parto, en efecto, viene dado por las contracciones que poco a poco se vuelven regulares, más intensas y dolorosas.

3- Es útil hacer un curso de preparación, puede ayudarte a conocer las diversas etapas del parto natural, qué hacer en diferentes situaciones y cómo enfrentar los miedos del momento, así como crear confianza con la pareja que puede participa en las reuniones y aprende cómo ayudarte.

4- Conocer los diferentes momentos del parto natural es positivo, para poder regular también los tiempos. Hay cuatro fases: la prodrómica, una fase preparatoria en la que pueden ocurrir o no contracciones irregulares; la dilatante, en la que las contracciones se vuelven más regulares y comienza la dilatación (esto es trabajo de parto activo). Luego está la fase expulsiva, la de empujar: siempre debe esperar a que la dilatación sea completa antes de comenzar esta fase, bajo la guía de la matrona. Y por último, después del nacimiento del bebé, está la placenta, con la expulsión de la placenta.



5- ¿Qué hacer si estás en casa y hay una rotura de la bolsa? No te apresures: puedes darte una ducha caliente, útil para relajarte, vestirte y arreglarte con tranquilidad y acompañarte al hospital donde el ginecólogo comprobará la dilatación y valorará si es necesaria la hospitalización o si es demasiado pronto. Incluso podría hacer que te vayas a casa. La pérdida del tapón mucoso no requiere que vaya al hospital con urgencia; pueden pasar días hasta que comience el trabajo de parto. 

6 - Muy a menudo las matronas dicen que en el parto solo hay una cosa por la que correr, para las demás el imperativo es la calma. El único caso en el que es necesario acudir al hospital de urgencia es el desprendimiento de placenta, que cursa con abundante pérdida de sangre viva. Una situación muy diferente a las pérdidas que se pueden producir, como las de mucosidad o sangre coagulada.

7- ¿Se puede comer algo durante el parto? Es recomendable beber algo dulce pero no muy pesado. De hecho, algunas mujeres embarazadas sufren náuseas durante el parto y es probable que vomiten. Si tiene ganas de comer, coma refrigerios ligeros, como pan o galletas saladas.

8- ¿Cuánto dura el trabajo de parto? Cuando se trata de dar a luz son muchas las historias que se escuchan sobre partos que duraban incluso días. Sin duda es una experiencia personal y como tal cada uno la vive a su manera. Científicamente, sin embargo, es importante saber que el parto natural en su fase activa no puede durar más de 18 horas.


9- Dolor y parto. Dos elementos íntimamente ligados, pero no es seguro que sea obligatorio sufrir durante todo el parto. Ahora existen varias técnicas o expedientes para ayudar a la mujer embarazada a sentir menos dolor y concentrarse en la experiencia. La más utilizada es la anestesia epidural, que también va acompañada de nuevos métodos, como los gases relajantes, muy utilizados por ejemplo en Gran Bretaña. Otro es dar a luz en el agua, un método que reduce el dolor del parto. Luego están las técnicas para aprender primero, como las relacionadas con el yoga y la meditación, además de la respiración más clásica. La respiración adecuada, combinada con buenas compresiones, realmente puede ayudar a la mujer embarazada.



10- No existe una posición única para dar a luz. En la mayoría de los hospitales, todavía se elige la cama con el reposapiés (la de los exámenes ginecológicos), para acostarse en decúbito supino. En realidad, la posición correcta es la que hace que la mujer se sienta mejor: también es posible dar a luz en cuclillas, a cuatro patas, de pie o recostada sobre un costado con una pierna hacia el pecho.  


Texto actualizado el 15 de septiembre de 2022

Compartir Compartir Compartir Compartir
Añade un comentario de Parto natural, 10 cosas que debes saber para no tener miedo
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.