¿Por qué los bebés tienen que acostarse temprano?

¿Por qué los bebés tienen que acostarse temprano?

El sueño regular y las horas adecuadas de sueño son esenciales para el desarrollo equilibrado y pacífico del niño, ayudan a mantener a raya los problemas de conducta y el sobrepeso. Esto es lo que se desprende de unos estudios recientes publicados en la revista Pediatrics.



Los que duermen poco corren más riesgo de sufrir alteraciones del comportamiento

El primer estudio, realizado en más de 10 3 niños por Yvonne Kelly del University College London, en la revista Pediatrics, muestra que la primera infancia es un período crítico para el desarrollo del cerebro y que el sueño tiene un gran impacto en el desarrollo. "Observamos las horas en que los niños se acostaban en las tres etapas de la infancia, es decir, a los 5, 7 y XNUMX años", explica Kelly, y descubrimos que, en todas estas edades, ir a Dormir en horarios irregulares está relacionado con dificultades de comportamiento.



Hemos visto que estos efectos se suman durante la infancia en el sentido de que los niños que se acuestan a horas desordenadas a los 3, 5 y 7 años tienen peores trastornos de conducta que los niños que sólo tienen ritmos irregulares a los 3 y 5 años o sólo 3 años.

También vemos que estos efectos son reversibles - concluye Kelly - en el sentido de que los niños que pasan de tener un horario irregular a un horario regular muestran mejoras en su comportamiento”.

LEA TAMBIÉN 20 PREGUNTAS Y RESPUESTAS SOBRE EL SUEÑO INFANTIL

¿Cuánto tiempo deben dormir los bebés?

1-2 meses: de 10,5 a 18 horas repartidas en las 24 horas de forma irregular (los periodos de sueño pueden durar unos minutos, como varias horas).



3-11 meses: de 12 a 14 horas al día

A partir de 6 meses: los bebés comienzan a dormir de 9 a 12 horas por noche y toman varias siestas (de 1 a 4) durante el día que pueden durar de 30 minutos a 2 horas. La frecuencia de las siestas diurnas disminuye hacia el año de edad

1-3 años: de 12 a 14 horas durante las 24 horas

A partir de 18 meses la siesta de la tarde es solo una y dura de 1 a 3 horas

3 5 años de 11 a 13 horas al día

A partir de 5 años la mayoría de los niños ya no toman una siesta por la tarde

5-12 años: de 10 a 11 horas la noche

A partir de 12 años: horas 9

Fuentes: Fundación Nacional del Sueño y Società Del Paesena di Pediatria Preventiva e Sociale

Los que no duermen corren más riesgo de tener sobrepeso u obesidad

Otro estudio, realizado por Chantelle Hart del Centro de Investigación y Educación sobre la Obesidad (CORE) de la Universidad de Temple, también publicado en Pediatrics, él es el primero en demostrar directa y concretamente el efecto del sueño en la nutrición, una asociación que se conoce desde hace algún tiempo. De hecho, hay muchos estudios que demuestran que la falta de sueño daña la figura, lleva a comer más y peor, alimentándose deso de hidratos de carbono y comida chatarra. Dado que los niños de hoy, agobiados por mil compromisos incluso después de la escuela y rodeados de computadoras, televisores y teléfonos móviles, tienden a dormir cada vez menos, los pediatras estadounidenses querían ver si existía la posibilidad de lograr una pérdida de peso y una reducción de la ingesta calórica diaria. .manipular las horas de sueño de un grupo de niños durante tres semanas.



Los niños tenían entre 8 y 11 años y el 27% de ellos tenían obesidad o sobrepeso. En la primera semana los niños dormían normalmente según sus hábitos, en la segunda dormían más, en la tercera menos. Pues resultó que en la semana que durmieron más, los niños pesaron como medio kilo menos y comieron una media de 134 calorías menos al día.

En estos días también se dieron a conocer los resultados del Mass General Hospital for Children, en EE.UU., publicados en la revista Pediatrics. Los estudiosos, en una de las mayores investigaciones realizadas sobre el tema del sueño y la obesidad infantil, comprobaron en efecto que los niños que duermen poco desde la primera infancia, ya en edad escolar, comienzan a tener problemas de peso, que luego pueden continuar en la adolescencia. y la edad adulta.

Para llegar a esta conclusión, se analizaron los datos del Proyecto Viva, una investigación a largo plazo sobre la salud durante el embarazo y después del parto dedicada a madres e hijos. El proyecto incluyó entrevistas cara a cara con las madres a los seis meses, tres años y siete años de vida del niño y cuestionarios para ser llenados al año, dos, cuatro, cinco y seis años. Entre las preguntas también se preguntó a algunos sobre cuánto dormían los niños, considerando un rango predeterminado que incluía poco menos de 12 horas de sueño desde los seis meses hasta los dos años de vida, poco menos de 10 entre los tres y los cinco años y unas nueve entre los cinco y los siete años. .

De acuerdo con lo informado por sus madres, a los niños se les asignó un "puntaje de sueño", que estaba relacionado con los resultados de unas pruebas, destinadas a medir el índice de masa corporal (IMC) y la salud cardiometabólica.

Los resultados mostraron que los niños con obesidad y adiposidad localizada especialmente en el abdomen, los más peligrosos para la salud, eran los que menos dormían y esta correlación no era más fuerte en algunas fases particulares del crecimiento, pero era constante, es decir que hay no tiene una edad más crítica que otras pero la falta de sueño siempre pone en riesgo a los más pequeños.

LEA TAMBIÉN 14 CONSEJOS SOBRE QUÉ HACER SI EL NIÑO TIENE SOBREPESO

TAG:
  • sueño
  • efectos beneficiosos del sueño
  • obesidad infantil
  • 3-5 niños años
Añade un comentario de ¿Por qué los bebés tienen que acostarse temprano?
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.