Primeros resfriados, primeras dolencias: cómo descongestionar las vías respiratorias de los niños

Quien soy
Catherine Le Nevez
@catherinelenevez
Autor y referencias
Fuente: Shutterstock

Puntual como un reloj suizo, con los primeros resfriados y por tanto los primeros cambios de temperatura, llegan también los primeros resfriados de los niños u otras dolencias respiratorias, como tos y dolor de garganta. No hay de qué preocuparse: todo es normal y sobre todo si los niños asisten a guarderías y jardines de infancia, lo más probable es que estas dolencias les acompañen durante todo el invierno.



Lee también: ¿Por qué los bebés siempre tienen frío? Los niños en edad preescolar tienen una media de 6 episodios de infecciones de las vías respiratorias al año, y en ocasiones son aún más numerosos (entonces hablamos de infecciones recurrentes)

En la gran mayoría de los casos no son infecciones graves y tienden a resolverse por sí solas en pocos días, pero no cabe duda que esa nariz siempre congestionada y goteando puede crear alguna molestia. Aquí, entonces, hay algunos simples remedio natural para ayudar a descongestionar las vías respiratorias de los niños.



1 lavados nasales

Los lavados nasales pueden brindar al menos un alivio temporal, ya que le permiten eliminar la mucosidad, la flema y las pequeñas costras de la nariz. También ablandan la mucosidad, facilitando una eventual aspiración.

Para hacerlos puedes usar varios líquidos (solución fisiológica, aguas termales, agua de mar esterilizada, etc..), que se pueden encontrar en prácticos viales monodosis o en envases más grandes (y más baratos): en este caso, se deben inyectar en las fosas nasales con una jeringa sin aguja, unos 5-10 ml por fosa nasal.



Advertencia: no todos los niños disfrutan de los lavados nasales. Para algunos, pueden ser traumáticos: en estos casos es mejor evaluar si el juego vale la pena, es decir, si el alivio temporal que resultaría del lavado vale la pena por la incomodidad que le causa al niño lavarlo.

Lea también: Lavados nasales: ¿pueden ser peligrosos? ¿Y cuándo son realmente necesarios?

2 Humedad ambiente

La humedad en el aire puede ayudar. En realidad, muchos lugares en Del Paese ya son "naturalmente" húmedos, pero en algunas situaciones un pequeño humidificador podría ser útil (pero tenga cuidado de no humedecer demasiado, porque de lo contrario facilita el crecimiento de moho que puede empeorar las cosas, por ejemplo el desarrollo de alergias en sujetos predispuestos).



Otra posibilidad es la cuarto de vapor, sobre todo cuando el pequeño está realmente tapado. Simplemente cierre la puerta del baño y deje correr el agua caliente de la ducha para llenar la habitación de vapor, luego lleve al bebé a la habitación durante unos diez minutos.

3 muchos líquidos

Los líquidos ayudan diluir la mucosidad y rehidratar el cuerpo. Así que luz verde para agua, leche, caldo, jugos, tisanas (¡sin azúcar!) y por supuesto todo la leche materna, si estamos hablando de un niño que todavía lo está tomando. En cambio, es mejor limitar los jugos de frutas, incluso aquellos sin azúcares añadidos (sin embargo, aportan demasiada azúcar, en comparación con pocas fibras).

Lea también: Leche para bebés antes de los 12 meses: por qué evitar la vacuna

4 ¡Comida sana!

Además de beber mucho, el pequeño paciente también debe tomar cantidades adecuadas de proteínas y, sobre todo, vitaminas. Asegúrese de que las comidas diarias incluyan siempre frutas y verduras, rico en vitaminas.

5 Cabeza levantada durante el sueño

Descansar bien es muy importante, también porque la falta de sueño debilita el sistema inmunológico. Sin embargo, especialmente durante los episodios de enfriamiento o tos, puede ser difícil descansar bien: en este caso, puede ser útil que mantenga la cabeza ligeramente levantada, por ejemplo, insertando una almohada o una toalla enrollada debajo del colchón.


6 Masajes, quizás con una crema balsámica

Un masaje suave en el pecho es un hermoso momento de mimos, que por sí solos ayudan al pequeño a relajarse. Si lo haces con una crema balsámica, pues, también puede resultar refrescante, dando al bebé un poco de alivio.

Lee también: Masaje para bebés, cómo hacerlo y por qué

7 Cariño, después del año

Sobre todo en caso de tos, después del año de vida una cucharadita de miel puede tener un efecto calmante temporal. No en vano, la miel es el ingrediente principal de muchos productos para la tos para niños. Pero ojo: siempre es mejor cepillarse los dientes después, porque la miel provoca la formación de caries.

8 ¡No fumar!

Fumar no es bueno para nadie y mucho menos para los niños. Si están enfermos, solo empeora la situación, irritando aún más las vías respiratorias y aumentando el riesgo de complicaciones respiratorias.

Lea también: Los peligros del humo de segunda mano

Fuentes de este artículo: Tratamiento de resfriados en niños, artículo informativo en WebMD; Tos y Resfriados: ¿Medicamentos o Remedios Caseros? artículo informativo sobre Healthychildren.org, un sitio para familias de la Asociación Estadounidense de Pediatras

Añade un comentario de Primeros resfriados, primeras dolencias: cómo descongestionar las vías respiratorias de los niños
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.