sal yodada en el embarazo

Quien soy
Marie-Ange Demory
@marie-angedemory
Autor y referencias

Fuente: Shutterstock

Sal de yodo y embarazo.

"Poca sal, pero yodada", esta es la recomendación del Istituto Superiore di Sanità que se repite a menudo. Si bien ahora se sabe que un exceso de sal es perjudicial para la salud, por otro lado siempre debemos recordar la importancia del yodo, especialmente para las futuras mamás.





El yodo, contenido en algunos alimentos y añadido a la sal de mesa, es un mineral esencial para ello. desarrollo cerebral del feto y en caso de deficiencia materna el niño puede presentar alguna déficits cognitivos.

Durante el embarazo, la necesidad de yodo aumenta en un 50% y, dado que no se pueden subestimar los riesgos asociados a una deficiencia de yodo, es importante que la mujer se comprometa a cubrir el requerimiento diario de este mineral, especialmente gracias al uso de yodo. venta iodato.

En este articulo

  • los beneficios de la sal yodada
  • deficiencia de yodo
  • la necesidad de yodo
  • donde se encuentra el yodo
  • poca sal, pero yodada

Sal yodada, una aliada para la salud de la madre y el bebé

Todavía no se habla lo suficiente, pero todos deben saber que la ingesta adecuada de yodo es esencial para salud del organismo. Desafortunadamente, según los datos que surgieron del seguimiento del Istituto Superiore di Sanità, Del Paese toma muy poco.



El tema de la yodoprofilaxis ya había sido abordado hace unos años en el 70º Congreso del Paeseno de Pediatría, donde trascendió que menos de 23% de los médicos recomiendan sal yodada en lugar de sal común para pacientes y mujeres embarazadas. Una cifra poco alentadora, dado que el yodo, contenido en la sal yodada, es fundamental para el correcto funcionamiento de la glándula tiroides materna y para el correcto desarrollo de la tiroides fetal.

Lo yodode hecho, es un componente de las hormonas tiroideas y está involucrado en la formación y desarrollo de varios órganos, incluido el cerebro y los sistemas, pero no solo. Las hormonas tiroideas también están implicadas en la regulación de la temperatura corporal, el metabolismo energético y la mineralización ósea.

Si las futuras madres no toman las dosis adecuadas de yodo, pueden desarrollar una deficiencia de este preciado mineral, lo que aumenta el riesgo de efectos negativos en la salud de su bebé.

Deficiencia de yodo durante el embarazo

Entonces, ¿qué sucede si no se introducen las cantidades correctas de yodo durante el embarazo? Los riesgos pueden ser muchos, pero también depende de la gravedad de la deficiencia de este mineral.



Generalmente, sabemos que una deficiencia de yodo durante el embarazo puede causar una enlentecimiento del desarrollo mental del feto que se prolonga al menos hasta los diez años de vida, tal y como indica este estudio publicado hace unos años en la revista científica The Lancet. De hecho, los investigadores han analizado la orina de más de mil futuras madres, determinando la concentración de yodo y dividiéndolas según las indicaciones de la OMS entre aquellas con un valor óptimo, por encima de 150 microgramos por gramo, y aquellas con deficiencia, por debajo de ese umbral. Los hijos de las mujeres evaluadas se sometieron a una prueba de coeficiente intelectual a los ocho años y a una prueba de lectura a los nueve. "Los niños nacidos de mujeres con deficiencia de yodo -escriben los autores- eran significativamente más propensos que otros a tener puntajes por debajo del promedio, y una vez que se dividió el grupo, encontramos que a menor concentración, menor puntaje promedio obtenido por los niños". .

Para ser más precisos, en una investigación publicada en la revista Pediatric and Perinatal Epidemiology, fue posible estimar un reducción promedio en el coeficiente intelectual (CI) de 12-13,5 puntos en niños cuyas madres tenían deficiencia de yodo.

Pero los problemas, por desgracia, no acaban ahí. Como se señala en las Recomendaciones de la Sociedad de Ginecología y Obstetricia de Del Paesena sobre nutrición en el embarazo, una deficiencia de yodo también podría causar:

  • hipotiroidismo neonatal;
  • cretinismo (déficit de desarrollo mental y físico, afortunadamente muy raro);
  • bocio (agrandamiento de la tiroides);
  • mayor riesgo de anomalías congénitas;
  • retraso del crecimiento.

Y en caso de escasez severa, rara en nuestro país, también aumenta el riesgo de aborto y muerte neonatal.

Por ello es muy importante que todas las mujeres que estén esperando un bebé, o que deseen tenerlo, tomen diariamente la cantidad adecuada de yodo. Veamos en detalle cuáles son las necesidades de las mujeres durante el embarazo.

El requerimiento de yodo para las futuras madres

Durante el embarazo, la necesidad de yodo aumenta de 100 a 150 microgramos por día a aproximadamente 200-250 microgramos. El aumento se debe tanto a una pérdida renal de yodo ligada al aumento de la diuresis, propia del embarazo, como a la necesidad de aumentar la síntesis de hormonas por parte del tiroides de la futura madre, imprescindibles para el desarrollo del feto y la placenta.

La Sociedad de Nutrición Humana Del Paesena, así como la EFSA, recomiendan la introducción de 200 μg/día de yodo para todas las mujeres embarazadas. La Organización Mundial de la Salud y UNICEF, por otro lado, recomiendan la introducción de 250 microgramos por día de yodo para evitar una deficiencia.

Gracias a una dieta variada y equilibrada que incluya pescado, lácteos y sobre todo sal yodada, es posible cubrir las necesidades diarias y evitar el uso de suplementos. En este sentido, un estudio publicado en The Lancet sugiere que las mujeres que esperan un hijo se comprometan a alcanzar la cuota de yodo indicada a través de la alimentación, evitando suplementos que puedan provocar una sobredosis.

Sal marina y sal sin refinar

Tal y como se indica en las directrices del CREA, Consejo para la Investigación Agraria y el Análisis de la Economía Agraria, “la sal yodada no debe confundirse con la “sal marina” o la “sal entera” u otras sales ya que su contenido en yodo es despreciable. La sal yodada no es un producto dietético destinado a categorías particulares de individuos, sino un alimento que debe volverse de uso común para toda la población, recomendado tanto por la Organización Mundial de la Salud como por el Ministerio de Salud”.

¿Dónde está el yodo y cómo obtener suficiente?

Podemos encontrar yodo:

  • en pescado pescado de mar (aún mejor pescado azul) y topos mariscos: 100-300 microgramos de yodo / 100 gramos;
  • en huevos: 8 microgramos cada 100 gramos;
  • nei producto lácteo: 15 microgramos por 100 gramos.

Para conseguir un buen aporte de yodo es importante comer pescado acerca de 2/3 veces por semana, huevos y productos lácteos. El yodo también se encuentra en cereales, frutas y verduras, pero en cantidades muy pequeñas.

En realidad, sin embargo, la ayuda más consistente para satisfacer el requerimiento de yodo es dada por el venta iodato y no de la comida misma. De hecho, incluso en los alimentos mencionados anteriormente, a excepción del pescado y el marisco, las cantidades de yodo son bajas y es por ello que es muy importante tomar diariamente sal yodada. Indicación en la que el Istituto Superiore di Sanità viene insistiendo desde hace años. En el supermercado, por tanto, la mejor elección que puedes hacer es preferir siempre la sal yodada, un precioso aliado para la salud de tu bebé.

Poca sal, pero yodada

Para enfatizar la importancia de yodoprofilassi, una está homologada en nuestro país desde hace más de 15 años ley (Ley n. 55 de 21 de marzo de 2005) que garantiza la presencia de sal yodada en los puntos de venta, distinguible de otros tipos de sal gracias a la presencia de un sello azul.

Las indicaciones sobre el uso de sal yodada no contrastan con las recomendaciones de la OMS sobre la importancia de reducir el consumo de sal (no más de 5 gramos por día para adultos, 2-3 g en niños mayores de un año de edad) para la prevención de algunas enfermedades relacionadas con el consumo excesivo de sal.

Como también destaca la Asociación de Médicos Endocrinólogos Del Paesena, de hecho, cada gramo de sal enriquecida con yodo aporta 30 microgramos de yodo además de la ya presente en los alimentos. De esta forma es posible obtener un aporte adecuado de yodo manteniéndose dentro del límite de los famosos 5 gramos de sal al día.

TAG:
  • sal yodada en el embarazo
  • alimentación del embarazo
  • dieta de embarazo
Añade un comentario de sal yodada en el embarazo
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.