Técnicas de procreación médicamente asistida de primer nivel

Quien soy
Catherine Le Nevez
@catherinelenevez
Autor y referencias
Fuente: Shutterstock

Para algunas parejas, encontrar un hijo puede ser un camino difícil y convertirse en una fuente de estrés y frustración. Si el embarazo que quieres no llega después 12-24 meses las relaciones desprotegidas se conocen como infertilidad. Un problema que según la Organización Mundial de la Salud preocupa a la 15% de las parejas. Cuando la concepción no se produce de forma natural, se puede acudir a un centro de procreación médicamente asistida (PMA) para realizar controles y, en su caso, iniciar un camino de procreación asistida con técnicas de primer nivel. Lo importante es tratar de mantener la calma y no esperar demasiado antes de pedir una consulta médica y hacer todas las investigaciones necesarias.





En este articulo

  • técnicas de procreación médicamente asistida de primer nivel
  • seguimiento de la ovulación
  • inducción de la ovulación
  • inseminación intrauterina
  • lo que dice la ley en Del Paese

Técnicas de procreación médicamente asistida de primer nivel

La procreación médicamente asistida, también comúnmente llamada "fecundación artificial", es el conjunto de técnicas utilizadas para ayudar a la procreación en una pareja en la que la concepción espontánea es difícil o incluso imposible. MAP hace uso de diferentes técnicas que se articulan en varios niveles (1º, 2º y 3º). “En el caso de las técnicas de primer nivel, se trata de metodos simples y poco invasiva, caracterizada por el hecho de que la fecundación tiene lugar en el interior del aparato genital femenino -dice el , Jefe del Centro de Procreación Médicamente Asistida en la Clínica Obstétrica y Ginecológica de la Universidad de Pavía - Soy técnicas intracorpóreas donde se respete la fisiología de la reproducción”.



Antes de emprender un camino de este tipo es necesario seguir una procedimiento de diagnóstico primero evaluando la historia clínica de ambos miembros de la pareja y luego investigando las causas de cualquier infertilidad. En nuestro país, las directrices de la ley 40/2004 contemplan principalmente la utilización de las opciones terapéuticas más sencillas y menos invasivas como son las técnicas MAP de primer nivel que pretenden acercar el espermatozoide y el ovocito in vivo.

Con el término "técnicas de primer nivel" nos referimos a:

  • inseminación intrauterina;
  • seguimiento de la ovulación;
  • inducción de la ovulación con o sin inseminación intrauterina.

Vamos a ver lo que es.

Monitoreo de la ovulación

A medio camino entre el diagnóstico y la terapia, el seguimiento de la ovulación consiste en seguir, a través de ecografías, el crecimiento del folículo, es decir, el pequeño cofre en los ovarios dentro del cual madura cada mes un óvulo que puede ser fecundado. Se utiliza para verificar si se produce o no la ovulación, y también para orientar a la pareja hacia los mejores días (período fértil) para tener relaciones sexuales, aumentando así la probabilidad de concebir un niño.



CÓMO HACERLO

La mujer se somete a ecografías transvaginales con pocos días de diferencia para identificar el folículo dominante, es decir, la que crecerá hasta la ovulación. A continuación, se mide el folículo y, en función del tamaño alcanzado, se puede predecir cuándo se producirá la ovulación y, por tanto, cuándo es preferible tener relaciones sexuales. Además de las ecografías, yo dosis de hormonas, a través de muestras de sangre, para seguir con mayor precisión el desarrollo folicular.

El control de la ovulación también puede ir acompañado de una inducción de la ovulación.

Lea también: Ovulación: qué es

La inducción de la ovulación.

La inducción de la ovulación es una de las técnicas farmacológicas más comunes en el tratamiento de la infertilidad, particularmente en los casos en que la mujer tiene ciclos anovulatorios, es decir, sin ovulación, o con ovulación irregular. Esta práctica se puede considerar solo si no hay problemas relacionados con el cierre de trompas y en ausencia de factores importantes de infertilidad masculina. La inducción de la ovulación permite que los folículos maduren y ovulen regularmente.

CÓMO HACERLO

Se administran al paciente. bajas dosis de drogas como el citrato de clomifeno o las gonadotropinas que estimulan la actividad de los ovarios y la producción de folículos. Los fármacos se seleccionan y dosifican en base a una serie de parámetros y su efecto se controla tanto mediante una serie de ecografías realizadas con pocos días de diferencia entre sí, como con dosificaciones hormonales (estradiol).

Si las dosis son demasiado bajas existe el riesgo de no tener ningún folículo, si son demasiado altas existe el riesgo de embarazos múltiples, por lo que durante el tratamiento se sigue cuidadosamente el crecimiento folicular. “Tratamos de hacer una estimulación lo más cercana posible a lo que normalmente sucede dentro del cuerpo. Entonces esta técnica debe combinarse con relaciones sexuales dirigidas o la inseminación intrauterina en el momento de la ovulación que se induce con un disparador específico”, explica el Prof. Nappi.

Lea también: Superovulación: mamá récord da a luz a mellizos por segunda vez

Inseminación Intrauterina - IUI

La inseminación intrauterina consiste en la introducción de líquido seminal en el interior de la cavidad uterina de la mujer para facilitar el encuentro entre el espermatozoide y el ovocito. De acuerdo con las directrices del Ministerio de Salud, esta práctica está indicada en casos de:

  • mala ovulación (infertilidad endocrinológica);
  • infertilidad inexplicable;
  • fallas repetidas en la inducción del embarazo con estimulación de la ovulación y relaciones sexuales dirigidas;
  • endometriosis leve, es decir, cuando la enfermedad no ha afectado las trompas;
  • problemas durante el paso de los espermatozoides en el moco cervical;
  • prevención del riesgo de transmisión de enfermedades infecciosas (VIH) en parejas serodiscordantes.

La vía de la inseminación también se puede considerar en casos leves. oligoastenospermia (cantidad, motilidad o forma de los espermatozoides por debajo de lo normal) porque antes de la inseminación se trata el líquido seminal para mejorar su calidad.

CÓMO HACERLO

La inseminación intrauterina se puede realizar aprovechando la ovulación espontánea de la mujer o induciendo la ovulación con fármacos para obtener un crecimiento folicular múltiple con el fin de aumentar las posibilidades de concebir un hijo. LOS farmaci los principales que se utilizan son el citrato de clomifeno o las gonadotropinas inyectables y su efecto sobre el crecimiento folicular, como hemos visto antes, debe ser monitorizado a través de una serie de ultrasonidos y con dosis hormonales.

Unas horas antes de la inseminación, el compañero masculino debe proporcionar una muestra de semendespués de un mínimo de dos y un máximo de cinco días de abstinencia sexual. La muestra se recoge en un recipiente estéril y se analiza para garantizar que haya un número adecuado de espermatozoides móviles entre los que seleccionar los mejores. “En este punto, con la ayuda de un pequeño catéter que se introduce dentro del útero, introducimos, gracias a una jeringa, el líquido seminal de la pareja o de una donante”, explica la ginecóloga.

Para la inseminación intrauterina, de hecho, gracias a un revisión de la Ley 40, que regula las prácticas de procreación médicamente asistida en el país, ahora es posible utilizar el líquido seminal de un donante. En este caso hablamos de inseminación heteróloga, a diferencia del homólogo en el que se utiliza una muestra de semen de la pareja.

Después de la inseminación

Una vez que se completa el procedimiento, la mujer puede regresar de manera segura a su rutina habitual al reanudar sus actividades normales. Después de la inseminación intrauterina, puede ocurrir lo siguiente:

  • leucorrea, es decir, la pérdida de secreciones vaginales debido al adelgazamiento del moco cervical;
  • calambres adicionales;
  • manchado o sangrado menor.

Se puede prescribir uno a la mujer en los días siguientes. Terapia hormonal para ayudar a implantar el embrión y dos semanas después de la inseminación intrauterina, se debe realizar una prueba de embarazo. Las tasas de éxito de esta práctica varían mucho.

Le complicaciones son raros, pero no pueden ser completamente excluidos y entre estos encontramos:

  • infección del tracto genital superior;
  • embarazo ectópico;
  • síndrome de hiperestimulación ovárica (en el caso de inducción farmacológica de la ovulación);
  • gestación múltiple.

Las directrices sugieren una máximo de 3/6 ciclos de inseminación intrauterina tras la cual habrá que plantearse una técnica de procreación médicamente asistida de segundo nivel.

Lea también: Inseminación intrauterina IIU: qué es y cómo funciona

Lo que dice la ley en Del Paese

De acuerdo con las directrices de la ley 40/2004, "el uso de técnicas de procreación médicamente asistida solo se permite cuando se determina que es imposible eliminar de otro modo las causas que obstaculizan la procreación y, en cualquier caso, se limita a casos documentados de esterilidad o infertilidad inexplicada". de un documento médico, así como a los casos de esterilidad o infertilidad por causa comprobada y certificada por un documento médico”. Inicialmente, como se ha comentado unas líneas más arriba, la ley prevé la utilización en primera instancia de las opciones terapéuticas más sencillas y menos invasivas como son las técnicas MAP de primer nivel para pasar luego a métodos de segundo o tercer nivel.

Las directrices también prevén que antes de iniciar cualquier tratamiento unhistorial médico preciso y un adecuado examen físico de la pareja infértil/estéril. los relación beneficio-riesgo con especial referencia a las complicaciones obstétricas, las posibles recaídas neonatológicas y los posibles riesgos para la salud de la mujer.

Finalmente, desde 2022 se han realizado algunas revisiones a la ley de MAP y el Tribunal Constitucional ha revocado la prohibición de fertilización heteróloga, es decir, la fecundación en la que uno o ambos gametos proceden de un donante ajeno a la pareja.

Aquí está la lista de todos los centros autorizados que aplican técnicas MAP divididos por región.

Para concluir, como insiste el Prof. Nappi, "es importante no tener miedo y no pensar "me harán un bebé probeta" porque a veces los tratamientos adecuados son suficientes para resolver algunos problemas relacionados con la fertilidad". .

Lea también: Fecundación heteróloga: para ser padre no cuentan los genes, sino el amor y la cercanía

Fuentes utilizadas:

  • Consejos del Director del Centro de Procreación Médicamente Asistida de la Clínica Obstétrica y Ginecológica de la Universidad de Pavía
  • Ministerio de Salud, Directrices que contienen las indicaciones de procedimientos y técnicas de procreación médicamente asistida, 2022
  • Ministerio de Salud, Reglamento sobre procreación médicamente asistida (Ley 19 febrero 2004, n.40) TAG:
Añade un comentario de Técnicas de procreación médicamente asistida de primer nivel
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.