Trabajo de parto: cuándo se inicia y cómo manejarlo

Quien soy
Philippe Gloaguen
@philippegloaguen
Autor y referencias

Contenido

  • 1 ¿Qué es el parto en el parto?
  • 2 Las etapas del parto 
  • 3 ¿Cuánto dura el trabajo de parto?
  • 4 Trabajo de parto y analgesia epidural 
  • 5 Trabajo de nacimiento de agua 
  • 6 Cómo respirar durante el parto 
  • 7 Qué posiciones tomar en el trabajo de parto  
  • 8 Comer y beber durante el trabajo de parto
  • 9 Rol de la pareja en el parto 
  • 10 Cómo iniciar el trabajo de parto de forma natural 

El embarazo es un camino soportado por muchas preguntas, especialmente para aquellas que están en la primera. Y si hay un aspecto que preocupa a todas las futuras mamás es el parto. ¿Podré saber si ha comenzado? Cómo se ve? ¿Cuándo debo ir al hospital? ¿Cómo sé si son las contracciones correctas o no? Estas son algunas de las tantas preguntas que cada una de nosotras nos hacemos pensando en cuál será el plato fuerte de las 40 semanas de embarazo. 



Por supuesto, hacer un curso pre-bebé es una excelente forma de calmarse un poco y, en especial, de saber en detalle qué sucederá durante el parto. Llegar preparado significa afrontar esta experiencia tan fuerte de una forma más consciente, sabiendo qué hacer y qué esperar. Así que vamos a ver los aspectos más importantes a saber. 

que es el trabajo de parto

Sencillamente, el trabajo de parto es el tiempo antes del parto. Se compone de varias etapas que conducen al nacimiento del bebé. Los síntomas y la intensidad del parto son muy subjetivos y las cosas pueden cambiar si la madre es primeriza (es decir, en el primer parto) o si ya ha tenido otros (pluripara).

Hablamos de trabajo de parto activo cuando entramos en la llamada fase dilatante, es decir, aquella en la que se produce una dilatación completa del cuello uterino hasta 10 centímetros. En ese momento el bebé está listo para salir. Convencionalmente, el trabajo de parto se considera activo después de 4 centímetros de dilatación. 



Las etapas del parto 

Fase prodrómica 

Es un período de preparación del cuerpo para el parto, caracterizado por algunos síntomas que no necesariamente todas las mujeres experimentan. Uno de ellos, por ejemplo, es la pérdida del tapón mucoso, es decir, la mucosidad que cierra el cuello uterino. Es una sustancia gelatinosa, puede estar manchada de sangre, pero no necesariamente significa que se pierda antes de dar a luz. Durante la fase prodrómica se sienten las primeras contracciones, pero son irregulares y no especialmente dolorosas. Sobre este tema también te puede interesar Contracciones, cómo reconocer las "reales" del parto. Gradualmente, el útero comienza a suavizarse para el parto. 

fase dilatante 

Como se mencionó, aquí comienza el trabajo de parto activo, que terminará con el nacimiento. Y, seamos realistas, este es el momento más temido. Como dice el propio término, en esta etapa el cuello uterino se dilata para permitir que el bebé pase por el canal del parto. ¿Cómo se reconoce? Las contracciones se vuelven regulares, aumentan en intensidad y duración, son más seguidas. Si aún estás en casa y las contracciones ocurren cada 3-5 minutos, acude al hospital o al menos contacta a tu ginecólogo o matrona. A menudo (pero no siempre) la ruptura de la membrana ocurre durante la fase de dilatación. Esto también es una indicación para ir al lugar elegido para dar a luz. 

Fase expulsiva 

En algún momento del parto, percibirás una necesidad urgente, que es pujar. Es el llamado premito. Nunca se debe empezar a pujar si la dilatación no es completa (los famosos 10 centímetros de los que hablábamos más arriba) porque el riesgo es provocar laceraciones en el perineo. Cuando la matrona te dé el visto bueno, prepárate con los empujones. Te resultará muy natural hacerlo: es como si tuvieras que evacuar, ni más ni menos. Toma la posición que prefieras. Hoy en día en casi ningún hospital se obliga a la mujer a permanecer en posición de litotomía, es decir, boca abajo acostada sobre la mesa de ginecología. Posiciones para el parto hay muchos: solo elige el que te haga sentir mejor.



Fase de la placenta 

Después del parto, el útero se contraerá unas cuantas veces más para ayudar a expulsar la placenta. Es la placenta que suele ocurrir 15-20 minutos después del parto. Sin embargo, si no sucede nada dentro de una hora, es posible que deba extirparse quirúrgicamente. 

cuanto dura el trabajo de parto

A todo el mundo le gustaría saber con certeza matemática. Desafortunadamente, es imposible de predecir. Lo que parece probable es que en las mujeres en el segundo parto o posteriores, el trabajo de parto sea más corto, pero incluso esto no es una regla absoluta. Cuando escuche las historias de aquellos que ya han estado allí, tómelas siempre con pinzas. Hemos visto que el trabajo de parto real, el activo, coincide con la fase de dilatación. Por lo tanto, el trabajo de 24 horas es imposible. 

Según las directrices del Instituto Nacional Británico para la Excelencia en Salud y Atención (NICE), para las mujeres con su primer hijo, la fase de dilatación suele durar unas 8 horas y rara vez supera las 18. Para las mujeres multíparas oscila entre 5 y 12. superfluo decir que se trata de estimaciones y por supuesto estamos hablando de un parto completamente natural: un parto inducido puede cambiar significativamente estos tiempos. 

Trabajo de parto y analgesia epidural 

La introducción de la analgesia del parto supuso una auténtica revolución en la forma de dar a luz. La posibilidad de reducir considerablemente los dolores del parto es un gran estímulo para las mujeres que lo utilizan cada vez más. La analgesia epidural es la administración de fármacos analgésicos a través de un pequeño catéter insertado en la espalda. 


¿Cuándo se puede hacer? En cualquier momento del parto. Anteriormente había una tendencia a tener una epidural solo en una etapa avanzada, pero ahora ya no es así. De hecho, es posible administrar dosis adicionales del fármaco si el efecto se agota o disminuye. Pídelo cuando sientas la necesidad.


Trabajo de nacimiento de agua 

Esta es una buena solución para reducir el dolor de las contracciones: hacer trabajo de agua. Cada vez son más las estructuras que se equipan para dar esta posibilidad y crece también en Del Paese el número de mujeres que la aprovechan. En el agua puede ser parte del parto o permanecer sumergida hasta el parto. Es una elección en la que te guiará la matrona o el ginecólogo. 

Los beneficios del agua son muchos, pero uno es muy importante durante el parto: la reducción del dolor. Claramente las contracciones no desaparecen (no deben cesar, sino el parto se aleja y hay que proceder con otros métodos, por ejemplo la administración de oxitocina), pero el calor del agua (unos 37 grados) las ablanda. Como resultado, se vuelven más llevaderos y manejables y, a menudo, la madre puede relajarse entre las contracciones. 

Sin embargo, no siempre es posible elegir esta técnica. Por ejemplo, si la madre tiene alguna patología (gestosis, hipertensión, diabetes gestacional) o si hay sufrimiento fetal o latido irregular del corazón del bebé. En estos casos, se requiere un control más cuidadoso y es posible que no se recomiende la tina. Confíe siempre en los consejos de quienes le rodean en la sala de partos. 

Cómo respirar durante el trabajo de parto 

Este aspecto es fundamental y ocupa una parte sustancial de prácticamente todos los cursos preparatorios. La respiración debe acompañar las contracciones y ser profunda, mientras la madre se concentra. Se llama respiración diafragmática y es un poco diferente de la respiración espontánea cotidiana. En resumen, necesitas entrenar durante el embarazo. Una clase de yoga podría ser de gran ayuda.

En el curso prenatal de MyModernsParents hay un módulo completo dedicado a cómo respirar durante el trabajo de parto y el parto. Te recomendamos que eches un vistazo y, a medida que se acerque el parto, refresques un poco la memoria probando los ejercicios que te propone nuestra matrona. 

Qué posiciones tomar en el trabajo de parto  

Las indicaciones de la Organización Mundial de la Salud son claras: a la mujer en trabajo de parto se le debe dejar libre para permanecer en la posición que la haga sentir mejor. De pie, en cuclillas, tumbado de lado, a cuatro patas, sentado sobre una pelota, pero también caminando. Todos deben poder experimentar lo que los hace sentir más cómodos. Claramente con respecto a otras futuras madres en trabajo de parto como ella.

Desafortunadamente, todo esto puede no suceder si, por alguna razón, la madre tiene que estar conectada al rastreador. Una especie de cinturón rodea el abdomen y se aplican dos sondas: una detecta los latidos del corazón fetal, la otra las contracciones. En algunos casos puede ser necesario revisar estos parámetros durante el trabajo de parto y, llegados a ese punto, solo queda permanecer estirada. 

Comer y beber durante el trabajo de parto

También en este caso fue la OMS la que dio su muy autorizada opinión: si lo desea y lo siente, una mujer en trabajo de parto puede comer y beber. Evidentemente esto no significa llevar cerveza y lasaña a la sala de partos, sino tener agua, té y algo energético para llevar para abastecerse de energía. 

Para algunos es el menor de sus pensamientos. La intensidad de las contracciones puede provocar náuseas o vómitos, por lo que la comida está absolutamente descartada. Otros pueden desear tomar una copa o comer algo. ¿Por qué a veces se desaconseja? Para evitar vómitos por el dolor y porque nunca se puede descartar que el parto acabe en quirófano, por tanto con una anestesia que implica ayuno. El consejo es llevar algo ligero contigo (galletas saladas, caramelos, terrones de azúcar) y en cualquier caso preguntar en el establecimiento donde darás a luz. 

Rol de la pareja durante el trabajo de parto 

Quien está cerca de una mujer en el parto tiene una tarea muy delicada. Ya sea la pareja, la madre, la hermana, no importa: es mejor saber qué hacer y cómo hacerlo. ¡Al menos para evitar un insulto! Puede suceder que, tomada como está por el momento, por el dolor, por las emociones, la madre esté muy tensa y nerviosa. El sentido común diría que nos mantengamos alejados de ellos, pero claramente este no es el caso. Y la matrona podrá ayudar en cualquier circunstancia. 

Entonces, ¿qué hacer para no molestar, sino para aliviar un poco la tensión? Depende. La pareja (o quien sea para él) puede hacer un masaje en la parte lumbar de la espalda cuando llega la contracción o sostener a la parturienta si está de pie. Dependiendo de la situación, puede tratar de distraerla con una broma, simplemente tomar su mano suavemente y animarla o recordarle técnicas de respiración. 

Queridos papás, no os preocupéis si ella se enfadará con vosotros, si os dirá -en medio del parto- que todo es culpa vuestra y que os condena a la castidad eterna. Estas son declaraciones impulsadas por el trabajo, ella no está realmente enojada contigo. En cualquier caso, trate de complacerla, incluso quedándose en un rincón si eso es lo que ella quiere: dar a luz a un niño es una empresa muy exigente y reacciones extremadamente subjetivas. 

Para que sea realmente útil en la sala de partos, se recomienda que los futuros papás participen en el curso de pre-parto. Es justo que ellos también sepan cómo moverse, cómo comportarse y sobre todo lo que le sucede al cuerpo de su pareja. Es posible que a algunos no les apetezca entrar en la sala de partos, pero no es necesario que lo tome y no es necesario que los fuerce. El parto es cosa de estómagos fuertes, por lo que puede no ser para todos. Seguramente encontrarás un sustituto digno y, tan pronto como el bebé haya emitido su primer llanto, hasta el padre estará listo para recibirlo en sus brazos. 

Cómo iniciar el trabajo de parto de forma natural 

Hacia el final del embarazo, especialmente tan pronto como termina el tercer trimestre, sucede una cosa particular: por un lado aumenta el miedo, por otro lado la emoción y la impaciencia por ver finalmente la cara de su bebé en vivo. Y por eso nos gustaría dar a luz lo antes posible, a pesar de la ansiedad normal y comprensible. Entonces, ¿cómo estimular el parto de forma natural? Hablamos de ello en profundidad. AQUÍ. Descubra lo que puede ser realmente eficaz. 

Compartir Compartir Compartir Compartir
Añade un comentario de Trabajo de parto: cuándo se inicia y cómo manejarlo
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.