Vacunas para niños ¿sí o no? Carta a los padres de un investigador estadounidense

Quien soy
Catherine Le Nevez
@catherinelenevez
Autor y referencias

La cuestión vacunasyo no sigue estando en el centro de un acalorado (e infinito) debate entre a favor y en contra. Más específicamente, la matriz antivacunas, extendida en casi todas partes, teme los efectos secundarios. En Del Paese, según una encuesta reciente realizada por el Observatorio Nacional de Salud del Niño y del Adolescente (Paidòss), 4 de cada 10 padres tienen este miedo.



 

A las familias se dirige -con el ánimo de arrojar algo de luz- a una investigador de la Universidad de Texas, Jennifer Raff, biólogo, especializado en genética (autor de numerosos artículos científicos también para el Huffington Post).



 

Su 'Carta a los padres', publicada en su blog -donde habla sobre temas científicos y clichés- ha desatado polémica en EE.UU. y sigue siendo recogida en internet.

 

La intervención de Jennifer Raff, que cree firmemente en la divulgación científica, ha dado la vuelta a la web porque presenta i puntos clave en apoyo de las vacunas trayendo de vuelta el Estudios científicos (en inglés) sobre el tema.

 

Ecco 10 de los conceptos principales explica la investigadora en su carta, donde inmediatamente invita a los padres a darse cuenta de cómo mienten quienes minimizan el riesgo de ciertas enfermedades (por ejemplo, sarampión, tos ferina, varicela).

 

1. Los números La matriz antivacunas afirma que las vacunas no son tan efectivas para prevenir enfermedades, pero cada año las vacunas salvan la vida de 3 millones de niños, y 2 millones de niños mueren cada año a causa de enfermedades prevenibles con vacunas.

 

2. Pruebas rigurosas Las vacunas están sujetas al más alto nivel de escrutinio que cualquier otro fármaco. Un estudio reciente, por ejemplo, probó la seguridad y eficacia de la vacuna neumocócica en más de 37.868 niños.

 

3. collaterali effetti Los efectos secundarios ahora se conocen y son bastante leves, aparte de algunos casos raros.

 

4. Vacunas y autismo La vacuna MMR no causa autismo: el tema ha sido ampliamente estudiado por numerosas investigaciones, todos los estudios confirman que no existe una correlación. Tampoco es cierto que el timerosal en las vacunas provoque autismo. Sin embargo, no ha estado presente en la mayoría de las vacunas desde 2001.


 

5. El aluminio no es dañino El aluminio en las vacunas (un adyuvante o un componente de la vacuna diseñado para mejorar la respuesta inmunitaria del cuerpo) no es perjudicial para los niños, como afirman los activistas contra las vacunas.


 

A través de la leche materna, los bebés en realidad consumen más aluminio que con las vacunas y, en cualquier caso, se necesitan niveles muy altos para que cause daño.

 

6. La vacuna hace efecto si todos los niños están vacunados Entre los que se oponen a las vacunas, hay quienes argumentan que es inútil dársela a sus hijos, porque han vacunado a tantos otros niños. Esta posición no tiene base científica.

 

En primer lugar, las vacunas no siempre son 100% efectivas, explica Jennifer Raff en su carta, por lo que es posible que un niño vacunado se infecte. Además, hay algunas personas que no pueden vacunarse porque son inmunodeficientes o alérgicas a algún componente. En este caso, su salud depende de la comunidad que los rodea.

 

Las familias que deciden no vacunar a sus hijos contra las enfermedades infecciosas están poniendo en riesgo no solo a sus propios hijos sino también a los de los demás.

 

7. Un gran éxito de la ciencia. Las vacunas son uno de los mayores éxitos de la salud pública. Según el autor, los activistas antivacunas no pueden oponer argumentos válidos a la abrumadora evidencia científica. En cuanto a ella, está lista para ser acusada de trabajar para compañías farmacéuticas (y nunca lo hizo) y de no ser científica.


 

8. perca¿Hay mucha desinformación sobre las vacunas? Según el autor, la información incorrecta sobre las vacunas también está en parte ligada al negocio de los remedios alternativos que genera miedo (y desconfianza) hacia la medicina de base científica.

 

Por otro lado, el investigador es consciente de que dentro del movimiento antivacunas hay exponentes con buenas intenciones. Lástima que esto no evita que los microbios se propaguen con consecuencias desastrosas.


 

9. Comprender lo que dice la comunidada científico Para el investigador estadounidense, es realmente fundamental 'educarse' y comprender lo que dice la comunidad científica sobre los temas más debatidos en torno al tema de las vacunas.

 

Sería importante, por ejemplo, averiguar cómo funciona el sistema inmunitario y cómo se desarrollan las vacunas. Igualmente imprescindible es conseguir la mejor información sobre la figura de Andrew Wakefield -inhabilitado del orden médico- y sus tesis sobre el vínculo entre la vacuna MMR y el autismo sin fundamento.

 

10. Con un poco de compromiso, puedes acceder a más informaciónù correcto Los artículos científicos parecen complicados para los no expertos, pero Jennifer Raff está convencida de que todos pueden entenderlos con un poco de práctica y compromiso. En particular, el investigador recomienda utilizar este gran recurso para evaluar la información médica en línea.

 

Para simplificar las cosas, también escribió una guía para no científicos sobre cómo hacer malabarismos con la información científica. Investigar a fondo el problema es de vital importancia para todos, desde el punto de vista del investigador, y es bueno confrontar y hablar con los pediatras ante la duda en lugar de depender únicamente de Internet.

 

Mire también el video Vacunas para niños: tiempos y posibles reacciones

 

 

TAG:
  • vacunas para niños
Añade un comentario de Vacunas para niños ¿sí o no? Carta a los padres de un investigador estadounidense
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.