Ve a dormir sin lágrimas: cómo hacer que tu bebé se duerma sin hacerlo llorar

Quien soy
Marie-Ange Demory
@marie-angedemory
Autor y referencias
Fuente: Shutterstock

Es una experiencia muy habitual que une la vida de muchos padres primerizos (con aires de zombi) luchando con el bebé que (casi nunca) cierra un ojo.



En definitiva, la falta de sueño es una de las principales dificultades que provoca la llegada del bebé y hay quien pagaría oro por encontrar una solución después de probarlas todas.

Entre un sinfín de estrategias y trucos, un enfoque dulce y flexible es el de la consejera familiar Elizabeth Pantley descrita en su libro Hacer dormir sin lágrimas (Piemme), un éxito internacional.



Residencia enobservación del niño y en respeto de sus necesidades, el método de la autora (madre de 4 hijos) propone una serie de trucos e ideas acostumbrarlo, gradualmente, al momento del sueño.

Al contrario de las técnicas que dejan al pequeño llorar hasta el final amargo hasta que se duerme exhausto, Elizabeth Pantley enfatiza, en cambio, la importancia de la amabilidad, la calma y la paciencia.

Lee también: 12 ideas para acompañar al bebé a la cama de 0 a 4 meses

En este articulo

 



  • ¿El bebé no duerme por la noche? En el primer año es una cuestión fisiológica.
  • El primer paso: mantener el patrón de sueño de un bebé
  • Los requisitos previos para elaborar un 'programa personal' para acostumbrar al niño a dormir

     

Lee también: 10 ideas para acostumbrar a los niños de 4 meses a 2 años a dormir

¿El bebé no duerme por la noche? En el primer año es una cuestión fisiológica.

Antes de desesperarse por los despertares nocturnos pensando que las noches de insomnio nunca terminarán, según el autor, es fundamental tener un par de principios clave sobre dormir algunos niños.



La 'esperanza', por ejemplo, de que un bebé duerma toda la noche no es realista porque su Reloj biológico funciona de manera diferente a la de un adulto.

"Un bebé no nace con el ritmo circadiano de un adulto. Inicialmente, los ritmos de vigilia y sueño de un recién nacido continúan durante el día y la noche sin distinción, y luego se organizan en una serie de siestas durante el día y una noche de sueño más larga", explica Elizabeth Pantley.

A medida que el niño crece, también se desarrolla su alternancia de sueño y vigilia: alcanzar la madurez incluso en el sueño es un proceso biológico".

En el primer año de vida, por tanto, es normal que un niño se despierte a menudo por la noche: para la autora, es fundamental ser consciente de que no es un trastorno (¡o capricho!) sino de un hecho enteramente fisiológico.

El primer paso: mantener el patrón de sueño de un bebé

Para ayudar al bebé a dormir, una condición indispensable es tener una idea precisa de cómo duerme: el autor invita a observarlo por un dia y una noche tenencia tres registros precisa de la situación.

Una vez que se ha identificado una especie de 'patrón' en los hábitos del bebé (día y noche), es posible elegir las mejores ideas, Los más adecuado para él, y ponerlos en práctica.

Según el autor, “dado que el tiempo que se dedica a dormir durante el día tiene una profunda influencia en el sueño nocturno, este dato será fundamental para comprender cómo mejorar los hábitos”.

El primer paso es el registro de siesta, según el siguiente modelo.

- Registro de siesta de XXX (XX meses)

  • Hora en que se durmió
  • como se durmió
  • donde se durmió
  • donde dormía
  • Cuánto tiempo 

(De Sueño sin lágrimas)

El mismo día que complete el registro de siestas (ver arriba), su consejero le recomienda que también anote información sobre lo que sucede antes de acostarse. Esto ayuda a comprender si las acciones que preceden al sueño ayudan al niño a prepararse para ese momento o no.

Es necesario registrar lo que hace el bebé unas 2 horas antes de acostarse.

Ver todo en blanco y negro ayuda a ser más consciente de lo que puede no ser lo ideal para tranquilizar y calmar al bebé de cara a la hora de dormir. Si, por ejemplo, a las 21.00:15 horas, el niño jugaba al avión con su papá (¡actividad súper intensa!), emocionándose mucho, ¡seguro que será más complicado convencerlo de que se duerma en XNUMX minutos!

Aquí está el modelo (para completar) propuesto por el autor para escribir los hábitos nocturnos (o la rutina si los padres la siguen).

  • tiempo
  • Servicios
  • Nivel de actividad
  • Nivel de ruido
  • Nivel de luz

* Leyenda

Actividad: acción intensa, moderada o tranquila

Ruido: alto, moderado o silencioso

Luz: brillo fuerte, tenue u oscuro

(De Sueño sin lágrimas)

El último registro se refiere a la despertares nocturnos: Elizabeth Pantley sugiere tener papel y lápiz, junto con un reloj a mano para tomar nota de la información más destacada, copiando, entonces, todo el día siguiente en el registro.

  • tiempo
  • Cómo me despertó el bebé
  • ¿Cuánto tiempo permaneció despierto; ocupaciones
  • Momento en que se durmió de nuevo
  • Cómo se volvió a dormir
  • ¿Cuánto tiempo durmió sin interrupción?

(De Sueño sin lágrimas)

Los requisitos previos para elaborar un 'programa personal' para acostumbrar al niño a dormir

El autor sugiere una conjunto de ideas (divididas en la franja de 0-4 meses y de 4 meses a 2 años. Las de niños mayores también se pueden adaptar a las necesidades de un recién nacido) recomendando elegir las que parezcan más adecuadas para el niño y la familia.

"Cada niño es único, cada madre es diferente a las demás, y cada familia es única", dice la consejera estadounidense. Desde su punto de vista, solo el padre puede decidir realmente cuál es la respuesta correcta para la situación.

Una vez que haya elegido una lista de sugerencias favoritas de las propuestas en el libro, debe organizar una programa (y tal vez colgarlo en el espejo del baño o en el refrigerador) y seguirlo al pie de la letra durante al menos 2 3 semanas antes de que veamos cambios.

Además, es esencial poner el sueño del bebé en la cima de las prioridades familiares. por un mes o dos para que se consoliden los nuevos ritmos. Después de 10 días, (especialmente con bebés mayores de 4 meses) es importante analizar los resultados ajustando el tiro con cualquier cambio, si es necesario.

"El objetivo no es un camino recto y sencillo, aunque el programa esté perfectamente implementado. Al contrario, se parece más a un ballet: dos pasos hacia adelante, uno hacia atrás e incluso, de vez en cuando, algunos pasos laterales", explica Elizabeth. Pantley.

(Artículo original de marzo de 2022)

Lea también: Trastornos del sueño infantil, 20 preguntas y respuestas

Una consideración general sobre los métodos para dormir

El presentado en este artículo es uno de los muchos enfoques o métodos propuestos por expertos, madres, niñeras, etc. para "ayudar" al bebé a dormir. Los consejos sobre el tema -sin duda uno de los más candentes para mamás y papás- son prácticamente infinitos, pero vale la pena hacer algunas consideraciones generales. 

 

Para empezar, hay que tener en cuenta que los despertares nocturnos de los niños son fisiológicos hasta los 3-5 años. Por supuesto, hay alguien que desde temprana edad casi nunca se despierta durante la noche pero es bastante "normal" que otros tarden más en regularizar su sueño. En segundo lugar, hay que decir que generalmente estos métodos no tienen una base científica sólida, en el sentido de que no han sido sometidos a estudios rigurosos que puedan confirmar o no su eficacia y seguridad. Además, algunos pueden ser una fuente de gran estrés para los niños o los padres. Y si son métodos de "talla única", claramente no respetan la individualidad ni de los niños ni de los adultos. 

 

¿Qué hacer entonces? En primer lugar, intentad tener más confianza en vuestras propias capacidades como padres y, si queréis, apostar por un método no porque lo diga un amigo o porque esté de moda, sino porque la familia ha valorado que, dadas las características de un niño y los padres, podría ser un buen intento de mejorar la calidad del sueño de todos.

 

Como señaló *Franco Panizon, maestro de pediatría de Del Paesena, "Siempre les he dicho a las madres que me pregunten que no hay evidencia ni a favor ni en contra de un método sobre otro. Todos están al menos autorizados para ir a donde los lleve". corazón: preguntarse (y no una ciencia de la conducta) cómo comportarse, sin arrepentimiento y sin miedo a la condena (* del Libro de la cama de A. Ferrando, LSWR Ediciones 2022)

texto de Valentina Murelli

Preguntas y respuestas

¿Es realista esperar que un bebé duerma toda la noche?

La 'esperanza' de que un bebé duerma toda la noche no es realista porque su reloj biológico funciona de manera diferente al de un adulto. Un bebé no nace con el ritmo circadiano de un adulto. Inicialmente, los ritmos de vigilia y sueño de un recién nacido continúan durante el día y la noche sin distinción, y luego se organizan en una serie de siestas diurnas y una noche de sueño más prolongada.

TAG:
  • primer año
  • sueño
Añade un comentario de Ve a dormir sin lágrimas: cómo hacer que tu bebé se duerma sin hacerlo llorar
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.